El portal educativo del Estado argentino

 
 

Alicia Genovese: Azar y necesidad del benteveo

Azar%20y%20necesidad.jpg
Autor: Alicia Genovese, il. Martín Mykietiw
Editorial: Mágicas naranjas
Año de edición: 2011
ISBN: 987-27396-0-7
Cant. de páginas: 20
logoeduc.gif



Por Mónika Klibanski

Alicia Genovese cuenta al comienzo de este libro a sus potenciales lectores: "Empecé a escribir cuando me sentaba a la hora de la siesta entre las plantas que cuidaba mi madre y aunque hayan cambiado el lugar y muchas circunstancias, creo que sigo escribiendo desde allí."

Su extenso poema Azar y necesidad del benteveo fue publicado originalmente en Química diurna (Alición, 2004). En esta edición, que la novel editorial Mágicas naranjas decidió destinar al público infantil, se tomó un fragmento del texto para que fuera ilustrado por Martín Mykietiw. El poema completo -como en el resto de los títulos de la serie- se reproduce al final del libro. ¿Por qué en este caso se eligió ilustrar solamente una parte del poema? Quizás se deba al formato fijo de la serie. Todos los títulos constan de veinte páginas. Una uniformidad y un límite que tal vez choca con la diversidad textos literarios disponibles.

En una entrevista realizada por Osvaldo Bossi, la poeta Alicia Genovese explica que muchos de los poemas reunidos en Química diurna surgieron alrededor del motivo del viaje, la travesía por lugares de México, de Brasil, de Estados Unidos, de la Patagonia, y muy especialmente a partir del paisaje del Delta. Mykietiw, el ilustrador de esta nueva publicación, recrea la naturaleza que sobrevuela el benteveo del poema, y para ello utiliza colores plenos -verdes, ocres, rojos y amarillos- que podrían estar representando diversos momentos del día, con sus respectivos cambios de la luz. El estilo de las profusas ilustraciones, a página completa, tienden hacia lo figurativo, y funcionan como un complemento gráfico, soporte del texto poético. Mykietiw crea imágenes visuales que siguen el sentido más lineal del poema.

Las transformaciones del paisaje, el devenir de las estaciones, los procesos de la naturaleza y los seres que la habitan, son tópicos que pueden leerse en estos versos. Si bien se trata de motivos muy frecuentes de la lírica destinada a la infancia, sobre todo en su vertiente más escolarizada, vale destacar que los versos de Genovese proceden de otra tradición, de otro lugar y responden a una concepción de la poesía y de su función en la sociedad contemporánea claramente distinta. Poco tienen que ver con el lenguaje poético simplón, paternalista y contaminado de pedagogismos que caracteriza los poemas ad hoc típicos, deliberadamente escritos para conmemorar las efemérides del calendario escolar. Los versos de Genovese van en otra dirección y están cargados de ambigüedad, porque para la autora la poesía se caracteriza por su opacidad.

En su más reciente libro de ensayos, Leer poesía: Lo leve, lo grave, lo opaco (FCE, 2011) dice Genovese acerca de las particulares características del discurso poético: "Descolocada frente a las exigencias de la comunicación inmediata donde el lenguaje es instrumento para algo que sucede fuera, la lengua poética, la poesía misma, adquiere apariencia de distracción, de ineficacia. Despreocupada de las preguntas básicas, pero obvias como preguntas, a las que responden los mensajes transmisores de información, la poesía enmudece, apenas responde. Frente a la eficiencia y a la locuacidad de otros lenguajes, la poesía es un zapping hacia otro canal, un corte de ruta frente a una economía comunicacional que exige ciertas reglas de exposición, una dispositio fuera de cuya retórica acosa el fantasma del exilio".

Y más adelante, en este mismo libro, la autora plantea : "Escribir poesía es negar el lenguaje como maquinaria que se coloca en piloto automático e impide acercarse a la compleja singularidad que plantea la experiencia con lo real. El lugar común, la metáfora congelada por el uso, el formato estrictamente codificado producen un borramiento de lo singular que tiende a tranquilizar la percepción en una secuencia repetitiva. La poesía desecha, o trabaja como inversión irónica, aquello que actúa normativizando la realidad dentro de casilleros donde el mundo es apenas algo más que lo de siempre. Lo poético exige como registro el descondicionamiento del lenguaje de los usos instrumentales habituales en la comunicación". Todo lo expresado se aplica también a la lectura de poesía; sobre todo a la clase de voces que Mágicas naranjas parece querer darles lugar.

Azar y necesidad del benteveo forma parte de una colección de libros de este nuevo sello editorial. Se trata de un audaz emprendimiento de un grupo de personas ligadas a la poesía que se propusieron como objetivo una interesante tarea de rescate editorial para crear libros cuidadosamente diseñados e ilustrados para pequeños o grandes lectores de poesía. Se destaca el criterio de selección porque en este catálogo aparecen textos de autores, en su mayoría, poco frecuentados en la lírica destinada a los niños. La serie pretende reunir textos que la crítica o la tradición literaria atribuyen al "canon adulto", para volver a presentarlos bajo otras condiciones de lectura: ilustrados especialmente por distintos artistas.

Los primeros textos elegidos pertenecen a la obra previa de destacados poetas nacionales como: Diana Bellessi, Arnaldo Calveyra y Alicia Genovese. Luego, los responsables del nuevo sello planean continuar con textos de Osvaldo Bossi, Walter Cassara, Hugo Padeletti, Juana Bignozzi, Irene Gruss, María Teresa Andruetto. Así se irá construyendo la primera serie que constará de diez libros. Cada libro despliega un único texto que se va enlazando con ilustraciones de un estilo diferente en cada caso. El proyecto apunta a reunir textos sin edad.

customLogo.gif.jpg

Participan de este emprendimiento: Hilda Fernandez Oreiro (idea original, coordinación, selección de textos); Gustavo Gottfried (producción, comunicación); Osvaldo Bossi (asesoramiento general); María Valeria Chinnici (diseño gráfico).

Entre los fundamentos de la iniciativa Hilda Fernández Oreiro declara en la contratapa: "Porque poesía e infancia habitan un mismo territorio, queremos recrear en cada libro ese universo mágico y lúdico, donde las palabras se encuentren con las imágenes y los nuevos lectores con los grandes poetas".

Ojalá este proyecto editorial prospere y el grado de experimentalidad y de riesgo integral de los libros por venir alcance la misma la altura de los nombres y voces de la poesía convocados.

Presentación de Mágicas naranjas Ediciones


Otros títulos publicados: Variaciones de la luz, de Diana Bellessi, ilustrado por Pablo Ramírez Arnol; Cartas para que la alegría, de Arnaldo Calveyra, ilustrado por Martina Fraguela.

Los interesados en conocer estos libros pueden visitar su página web haciendo click aquí. También pueden encontrar sus libros en Librería Norte, Fedro libros, La Nube -todas ellas en ciudad de Buenos Aires- y en la librería Pedro Guardia (Ramos Mejía, Prov. de Buenos Aires). En Rosario (Santa Fe) pueden buscarlos en la librería Homosapiens. En Paraná (Entre Ríos) los hallarán en la librería Del Ateneo.

Asímismo se pueden seguir las novedades de Mágicas naranjas en Facebook.

PARA SEGUIR LEYENDO

Entrevista a Alicia Genovese, por Osvaldo Bossi. En: Revista Hablar de poesía nº11 (junio de 2004).

La vitalidad de los poemas, por Carolina Esses. En: Clarín, 19-09-11.

SOBRE LOS AUTORES

Alicia%20Genovese%20y%20Martin%20Mykietiw.jpg

Alicia Genovese nació en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, en 1953. Integró el taller literario Mario Jorge De Lellis y comenzó a publicar a fines de los años 70. Egresó como Profesora en Letras de la Universidad de Buenos Aires y viajó a Estados Unidos, donde vivió durante cinco años, en Boston y en Gainesville, Florida. Obtuvo el título de Master of Arts y se doctoró en Literatura Latinoamericana en la Universidad de Florida.

Trabajó como docente y periodista. Durante varios años fue asidua colaboradora de los suplementos culturales de los diarios Clarín y El Cronista Comercial, con notas y reseñas literarias. Actualmente, dirige el Departamento de Literatura de la Universidad Kennedy. Coordina talleres de escritura y supervisa proyectos individuales especializados en poesía, desde principios de los 90.

Obtuvo la beca a la creación otorgada por el Fondo Nacional de las Artes, en 1999 y en el 2002 recibió la beca John S.Guggenheim. Sus libros de poesía son: El cielo posible (El Escarabajo de Oro, 1977); El mundo encima (Rayuela, 1982); Anónima (Último Reino, 1992); El borde es un río (Libros de Tierra Firme, 1997); Puentes (Libros de Tierra Firme, 2000); La ville des ponts/ La ciudad de los puentes (Écrits des Forges, 2001); Química diurna (Alción, 2004). Sus obras de ensayo son: La doble voz. Poetas argentinas contemporáneas (Biblos, 1998) y Leer poesía. Lo leve, lo grave, lo opaco (Fondo de Cultura Económica, 2011).


Martín Mykietiw es músico, artista plástico y docente de pintura. En este blog pueden verse algunos de sus trabajos.