El portal educativo del Estado argentino

 
 

Educación: riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información

Resize of riesgos y promesas TIC.gifrecomendado por Educ.ar

Autor: Nicholas Burbules, Thomas Callister
Editorial: Granica
Año de edición: 2001
ISBN: 8475778607
Cant. de páginas: 304

Por Cecilia Sagol

El texto de Burbules y Callister no es una novedad: fue editado en el año 2000 y traducido en el 2001. ¿Por qué reseñarlo? Se trata sin duda de una de las obras más citadas en los textos de la materia. Es muy difícil encontrar un texto de nuevas tecnologías, comunicación, educación que no lo incorpore en la bibliografía.

Con este dato, la lectura crítica del texto toma una línea específica: qué es lo que hay en este texto que lo está volviendo un clásico.
El índice parece no dar demasiadas pistas, aunque en realidad encierra una de las claves de su “clasicidad”: los temas del libro son el acceso a las tecnologías, la credibilidad, el hipertexto, la lectura crítica de la web, la censura, la confidencialidad, la comercialización y la comunidad informática (resumen temático que realizan los mismos autores en la página 37). Son los conceptos que se manejan habitualmente en cualquier discurso sobre internet o sobre tecnología y educación. Ahora bien, en el libro de Burbules y Callister cada uno de estos temas, que se definen en glosarios, que se utilizan sin mayor problema ocupa un capítulo. En ese capítulo, cada tema está sometido a varias operaciones:

•se analiza en profundidad;
•se trata con una nueva mirada;
•se pone en perspectiva histórica con otros procesos de la historia de la cultura;
•se evalúa explícitamente fuera de las oposiciones bueno o malo;
•se aplica en estudios de caso;
•se rastrea en la bibliografía anterior.

Todas esas operaciones –algunas de las cuales trataremos con más detalle enseguida– se realizan en un lenguaje sencillo, sin jergas tecnicistas ni del campo de la informática ni de las ciencias de la educación, desde un tono que parece del sentido común pero que –––más allá de lo aparente– encierra un análisis lúcido.
Ya podemos ir viendo por qué es un clásico.

La profundidad

El texto logra profundidad de varias maneras.
En primer lugar –los autores lo explicitan en el capítulo 1– se intenta superar la familiaridad que el uso de la tecnología genera sobre estos procesos: “Una de las ideas principales de esta obra es que la familiaridad que tenemos con ciertos objetos, materiales y prácticas vuelve relativamente invisible para nosotros su condición de “tecnologías” (…). La mayoría de las personas no advierten que su empleo implica elecciones deliberadas, elecciones que podrían haber sido otras, elecciones que reflejaron valores y premisas profundos.”
Además, cada caso es examinado en sus mínimos detalles, hasta sus últimos presupuestos. Vale de ejemplo el capítulo 3 sobre el hipertexto –uno de los mejores– donde este formato es examinado en el marco de la historia de la literatura, en relación con el pensamiento, en el marco de los procesos de lectura, con la perspectiva educativa, entre otros abordajes.

La nueva mirada

En relación con lo anterior, muchos de los aportes del libro pasan por aplicar a las nuevas tecnologías esquemas de análisis inesperados que revelan un nuevo matiz de cada concepto. Por ejemplo: la clasificación de tipos del links (enlaces) de acuerdo con las figuras de la retórica que los autores presentan en el capítulo 4. ¿Alguien había pensado que los enlaces pueden clasificarse según sean metafóricos (si el link va a un equivalente), metonímicos (si va a algo continuo), hiperbólicos (si va a un contenido más amplio), antitéticos (si va a uno contrario)? Este gesto ilumina además la potencialidad de la retórica como medio de clasificación.

La historia de la cultura

Un buen análisis en definitiva pasa por determinar variantes e invariantes de un objeto de estudio. La perspectiva histórica trabaja en ese sentido. El capítulo sobre hipertexto comienza con un repaso de formas de escritura, para que nadie se distraiga y piense que la escritura lineal sobre papel es la única posible: “Según señalamos en el capítulo inicial, cuando nos acostumbramos a las tecnologías, estas tienden a volverse invisibles (…) La escritura y lectura lineales son ejemplos de ello. Algunas de las primeras formas de escritura empleaban rollos de hojas de pergamino pegadas una a continuación de otra. Un invento posterior, el libro o códice, se armaba con páginas de papel superpuestas y unidas entres sí con hilos a fin de que se las leyera en orden…”

Más allá del bien y del mal

Este gesto queda bien claro al principio del libro. Es casi una declaración de principios de los autores, que ha sido muy recuperada en textos posteriores de todo de este campo de estudio. El párrafo archicitado es el siguiente:
“Este libro propone una nueva manera de pensar sobre las cuestiones tecnológicas vinculadas con la educación. No se trata de interrogarnos si los ordenadores son buenos para la enseñanza o si la Internet ayuda a los niños a aprender. Pensamos que tales dilemas proceden de un planteo erróneo y representan una forma de concebir las tecnologías que debe ser reconsiderada. A nadie se le ocurriría hoy formular estas otras preguntas: ‘¿Las pizarras son buenas o malas para la enseñanza?’”.

Un texto fundacional

En La semiosis social, Eliseo Verón define un texto fundacional como aquel que tiene gran distancia con los textos que son sus condiciones de producción y una distancia menor con sus receptores, con sus lecturas.
Por las cuestiones mencionadas arriba, Burbules y Callister, está siguiendo ese proceso: se recorta de los textos anteriores como un texto único y diferente. En cuanto a la recepción, basta revisar los textos de hoy para encontrar múltiples lecturas, pero cabe aclarar que el texto mismo es un generador de lectores infinito:

Lectura de iniciación: puede leerlo una persona que no conozca absolutamente nada sobre informática e internet y necesite iniciarse.
Lectura avanzada: puede leerlo alguien con conocimientos o incluso experto y encontrará aportes novedosos sobre los discursos y tecnologías que maneja día a día.

Puede leerlo alguien que busca información en internet, alguien que publica en internet o alguien que usa los instrumentos de comunicación. Todos ellos encontrarán elementos para reflexionar sobre su uso cotidiano y poder saber qué estamos haciendo cuando usamos las tecnologías e internet.

SOBRE LOS AUTORES

Nicholas Burbules es profesor de Estudios de Política Educacional en la Universidad de Illinois.

Thomas Callister es profesor asociado y jefe del departamento de Educación del Withman College en el estado de Washington.

Ambos, juntos e individualmente, han publicado numerosos artículos sobre educación y recursos tecnológicos.


En educ.ar se pueden encontrar los siguientes contenidos:


  • Enseñar con nuevas tecnologías
    Una monografía que aborda distintos aspectos de la enseñanza de la tecnología en la escuela.
  • Asimismo, los invitamos a visitar nuestro weblog de Educación y TIC para informarse y discutir sobre la influencia de la tecnología en la educación.

  • En particular, los siguientes posts:

  • Sobre computadoras y rendimiento escolar

  • ¿Educar para qué tipo de sociedad del conocimiento?

  • M’hijo el dotor... (¿en Artes electrónicas?)

  • La incidencia de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTICs) en la formación y práctica docente.

  • Por otro lado, recomendamos las siguientes entrevistas:

  • Los desafíos y los sinsentidos de las nuevas tecnologías en la educación.
    Entrevista a Edith Litwin.

  • No porque las nuevas tecnologías sean extremadamente poderosas todo se reduce a circular sobre ellas
    Entrevista a Emilia Ferreiro.
  • Espacios de totalidad a partir de una cultura de fragmentos. Primera parte. Entrevista a Ana María Andrada
  • Espacios de totalidad a partir de una cultura de fragmentos. Segunda parte. Entrevista a Ana María Andrada.