El portal educativo del Estado argentino

 
 

El grano de la voz. Entrevistas 1962-1980

Resize of el grano de la voz.jpgrecomendado por Educ.ar

Autor: Roland Barthes
Editorial: Siglo XXI
Año de edición: 2005
ISBN: 987-1220-06-5
Cant. de páginas: 312

Barthes: la máquina de pensar
Por Cecilia Sagol

Lingüistas, críticos literarios, docentes –en especial pero no en forma excluyente profesores de Lengua y Literatura-, profesionales de la comunicación, escritores, filósofos, interesados en las ciencias sociales y las humanidades son algunos de los lectores que pueden sacar provecho de la obra de Roland Barthes, sin duda uno de los pensadores más interesantes y representativos del siglo XX.

Y esta amplitud de destinatarios no tiene que ver con que el de Barthes sea un pensamiento o un lenguaje simple. Por el contrario, son textos a menudo difíciles y bastante crípticos, a punto tal que a veces no se comprenden del todo.

Sin embargo, si hay algo que los caracteriza es presentar conceptos tan originales, profundos y lúcidos que quedan en el acervo de herramientas del lector para pensar los mismos temas de Barthes u otros. Cuando un lector toma contacto con ideas como denotación y connotación, anclaje y relevo, punctum y studium -por señalar sólo algunas- las incorpora inmediatamente a su forma de ver el mundo, a su pensamiento.

Leer a Barthes alimenta nuestra capacidad crítica, nos da elementos para mirar en profundidad lo cotidiano, para pensar todo producto social, y muchas veces para fundamentar o racionalizar nuestros gustos y opiniones. Es en gran medida una lectura útil, una máquina para pensar cuestiones sociales y productos culturales.

Corrían los años 50 y Barthes, un filólogo, se dedica a estudiar el campo de trabajo que a principios del siglo XX Ferdinand de Saussure –el fundador de la Lingüística- había definido como Semiología, y no había desarrollado. Saussure definió la Semiología como la ciencia que estudia los signos en el seno de la vida social y presentó un modelo de signo y código lingüísticos. Con ese modelo -creado para la lengua- Barthes comienza a analizar otras sustancias significativas: el cine, el teatro, el catch, la comida, la publicidad, la moda, la fotografía. Y más adelante, ya desde otros esquemas teóricos, sigue aportando su mirada sobre objetos de estudio como los viajes, el Japón, el amor, la escritura y discursos sociales de variado tipo.

El análisis tenía desde sus orígenes un fin ideológico: en plena expansión de la sociedad de consumo, a fines de la década de 1950, Barthes quiere poner en evidencia el aspecto simbólico de la sociedad burguesa, que esta se empeña en negar, en naturalizar. Barthes les dice a los franceses: “ustedes no compran este automóvil porque es más cómodo o más veloz, no toman este whisky porque tiene mejor sabor, ni utilizan esta ropa por su calidad: en cada caso están consumiendo símbolos. Todo lo que hacen tiene un sentido y podría tener otro, viven en un mundo constituido y posible entre otros, no en el único.” Esto está muy claro en Mitologías, uno de sus primeros libros semiológicos: la Semiología es una crítica destinada a poner en evidencia mitos contemporáneos.

El grano de la voz consiste en un conjunto bastante exhaustivo de las entrevistas que se le hicieron a Barthes desde 1962 hasta 1980, un año antes de su muerte, en los más variados medios. Hay entrevistas realizadas por prestigiosas revistas de cine como Cahiers du cinéma, por revistas académicas de filología, lingüística y literatura, por los más conocidos periódicos franceses destinados al público en general, y hasta por la revista Playboy. Estos datos aparecen un poco desjerarquizados, como una pequeña nota al pie o al principio de cada entrevista. No son, por ejemplo, recuperados en el índice.

Esto es una falencia de la edición del texto, que una reimpresión a casi 25 años de la primera debería haber subsanado. Como también haber trabajado un poco la trascripción de las entrevistas: el paratexto (copete, introducción, etc., en el cual el entrevistador presenta al entrevistado, repite o adelanta algunas de las preguntas) no está separado de ninguna forma. Asimismo, después de tanto tiempo de la primera edición, cuando Barthes ya no es una figura tan actual, hubiera sido un gran aporte un prólogo explicativo.

Las entrevistas vienen ordenadas sólo cronológicamente y este orden no ayuda a ningún recorrido. ¿Por qué sería importante destacar el medio? Para que los lectores puedan seleccionar su lectura, ordenarla, decidir por dónde empezar. El tipo de medio puede anticipar el tema, el nivel de especialización y de dificultad de la entrevista. Así los lectores no especializados en lingüística deberían empezar por las entrevistas que Barthes dio a los periódicos franceses.

Más allá de esto, este libro puede leerse como:

• Una introducción a Barthes;
• un apoyo a los textos de Barthes, dado que se comentan permanentemente sus libros;
• un material para estudiar el pensamiento de Barthes, a través del cual uno puede ver qué opinaba sobre cine en 1960 cuando estaba muy influenciado por el modelo teórico de Saussure, y a fines de los 80;
• un conjunto de conversaciones para leer fragmentariamente, en forma oblicua y casi casual ideas de este notable pensador, que van a ser seguramente disparadoras y provechosas.

Algunos apuntes finales:

Para la práctica docente pueden ser especialmente interesantes las entrevistas tituladas:

La introducción “Del habla a la escritura”, escrita por el propio Barthes.
“Sobre el sistema de la moda y el análisis estructural del relato”.

Placer/escritura/lectura
“El adjetivo es el ‘decir’ del deseo”

Literatura, enseñanza
“Atrevámonos a ser perezosos”

SOBRE EL AUTOR

Roland Barthes es una de las figuras intelectuales más importantes que emergieron en Francia en la posguerra, y sus relevantes escritos son aún objeto de estudio y discusión. En 1977 fue designado titular de la cátedra de semiología literaria del Collège de France que fue creada especialmente para él por consejo de Michel Foucault. Este crítico y ensayista francés, nacido en noviembre de 1915, desarrolló gran parte de su trabajo en un ambiguo espacio entre la lingüística y la poesía. Entre su obra, obtuvieron gran reconocimiento sus estudios semiológicos sobre la imagen, la moda y los mitos contemporáneos.


En educ.ar podemos encontrar los siguientes recursos educativos relacionados con la lingüística:

  • Criptomanías lingüísticas Actividades para desentrañar las reglas de formación de palabras del español y otras "manías" ocultas del idioma. (Actividad para alumnos de Polimodal.)
  • La Argentina: ¿país monolingüe o multilingüe?¿Cuáles son las lenguas que se hablan en nuestro país? ¿Qué lugar ocupan entre ellas las lenguas indígenas? Una monografía muy actualizada que incluye un mapa interactivo.

Recomendamos los siguientes sitios en Internet que tienen información sobre Roland Barthes:

  • Biblioteca de Hipersociología
    La Biblioteca contiene algunos libros de Barthes digitalizados.
  • Infoamérica
    Tiene un perfil biográfico de Barthes junto con su pensamiento, recursos en la red y textos digitalizados.


1 Comentario

  1. Malena Majané. Agosto 5, 2009 13:39

    Hola, me llamo Malena, tengo 17 años por cumplir 18 y me enloquece este fiolósofo.
    Por eso quería participar del concurso La estrella del año y votar por el, y asi ganarme el viaje a París para conocer la casa donde murió.
    Muchas gracias
    Malena Waskerman
    DNI: 34521012