El portal educativo del Estado argentino

 
 

Construir con otros: proyectos colaborativos para todos los gustos

Las nuevas tecnologías son un terreno fecundo para la construcción del aprendizaje, ya que potencian las posibilidades de comunicación y de trabajo entre individuos que se encuentran incluso a gran distancia.

En este sentido, sin duda los proyectos colaborativos son una alternativa interesante, en tanto se caracterizan por su gran potencial para crear redes humanas, favorecer el intercambio de información y fomentar la enseñanza y el aprendizaje.

Encarar el trabajo colaborativo implica –tanto para los docentes como para los estudiantes- un desafío. Por medio de este tipo de trabajos los estudiantes se acercan a otras culturas, aprenden sobre experiencias de vida diferentes de las propias y valoran la diversidad.

En los proyectos colaborativos se conforma una comunidad de aprendizaje virtual, integrada por la red de personas que forman parte del proyecto en el que se busca aprender en un contexto de colaboración. En ellos el docente funciona como facilitador de experiencias de aprendizaje y se utiliza internet como canal de comunicación.

Participar de proyectos colaborativos: ¿cómo?, ¿para qué?

Participar en un proyecto colaborativo implica el trabajo interdisciplinario, en tanto el trabajo por proyectos plantea una organización diferente de los contenidos escolares. En general, no es desde una materia y sus determinados contenidos curriculares que se organiza la tarea, sino que el proyecto proporciona el contexto a partir del cual aparece la necesidad de las disciplinas y una organización en función del proyecto. La estructura organizativa de las escuelas no suele estar pensada para un trabajo de estas características, por ello es necesario el esfuerzo y la motivación de docentes y directivos para trabajar -como se propone a los alumnos- grupal y colaborativamente.

Por otra parte, la participación requiere del docente incluir en el currículo escolar las tareas del proyecto. Por eso es importante que los proyectos engendren actividades útiles para la tarea diaria con los alumnos. En algunos casos el vínculo con el currículo está explicitado en la propuesta. Sin embargo, es recomendable que antes de encarar la participación se analicen en profundidad las posibilidades de generar aprendizajes a partir de las tareas que el proyecto propone en relación con los contenidos planificados para el trabajo en clase. Se trata, en este sentido, de abordar los contenidos del currículo a partir del proyecto y no viceversa. Por ello, resulta central encarar la tarea teniendo en cuenta que lograr que la participación en el proyecto no sea una actividad extraescolar que se sume a lo que ya se hace. Eso hará posible la continuidad dentro del proyecto.

No sólo se trata de propiciar la comunicación con niños de otros lugares, sino también de propiciar el aprendizaje cooperativo. Los proyectos de este tipo brindan más o menos propuestas para que la cooperación se lleve a cabo con éxito, pero de ninguna manera la sola participación garantiza aprendizajes. Generar la cooperación entre pares implica mucho trabajo de acompañamiento por parte de los profesores, y que se dé de manera exitosa implica un seguimiento durante todo el proceso.

Por otra parte, el énfasis en las comunicaciones es un elemento vital de los proyectos de este tipo. Si bien en la escuela la interacción utilizando internet no siempre resulta sencilla, el hecho de que exista un objetivo específico impacta positivamente en las posibilidades de éxito.


A partir de estas características distintivas surge el potencial de los proyectos colaborativos para:

• Combinar el trabajo en el aula tradicional con el del aula de informática.
Es posible organizar el trabajo con el docente en la clase y el que se realiza en el aula de informática y poner ambos al servicio de un objetivo común.

• Promover el trabajo cooperativo entre los estudiantes.
Tanto la posibilidad de compartir experiencias con estudiantes de otros colegios y –en ocasiones- de otras regiones y países, así como la organización interna del trabajo del aula en pos de un objetivo común son factores que motivan a los alumnos y que contribuyen al aprendizaje significativo.

• Promover la colaboración entre los docentes.
La posibilidad de integrar en los proyectos telemáticos a docentes de distintas disciplinas, así como el intercambio con docentes de otras instituciones en el marco de los trabajos conjuntos genera vínculos duraderos y bases para el intercambio futuro.

• Colocar a los alumnos en el lugar de productores de información valiosa para una comunidad y con una gran visibilidad (internet), que excede las fronteras de la escuela.
El hecho de producir información y ponerla a disposición de la comunidad escolar y trascender esas fronteras a partir del uso de internet motiva a los alumnos y fomenta la búsqueda crítica de información y la producción de trabajos más documentados y de mayor elaboración.

• Trabajar temas transversales ligados a la educación en valores, la diversidad, etc.
Muchas veces resulta difícil incluir en los currículos temas transversales. Los proyectos telemáticos son espacios fecundos para trabajar estos temas y enriquecerse con los aportes de alumnos y profesores de otras latitudes.

Distintos tipos de proyectos colaborativos

Judi Harris, miembro del Departamento de Currículum e Instrucción de la Universidad de Texas, en Austin, y autora de diversos libros y artículos sobre los proyectos telemáticos, agrupa los proyectos telemáticos educativos en tres grandes categorías: proyectos centrados en los intercambios personales, proyectos centrados en la recopilación de información y proyectos centrados en la resolución colaborativa de problemas.

1. Proyectos centrados en los intercambios personales: se trata de los proyectos en los que el motor principal es la comunicación entre los usuarios.

2. Proyectos centrados en la recopilación de información: el objetivo principal es la búsqueda de información sobre un tema concreto, con todos los aprendizajes transversales que ello implica:

• elaboración de hipótesis, documentación, organización de los recursos informativos

• discriminación de información repetida, innecesaria o inadecuada

• elaboración de conclusiones, etc.


3. Proyectos centrados en la solución colaborativa de problemas: el enriquecimiento del proyecto se basa en la puesta en práctica de la cooperación entre equipos de trabajo.


Aprender a trabajar con otros, conocer dinámicas de resolución de tareas diferentes, conectarse con otras realidades y encarar proyectos basados en la construcción colectiva de saberes requiere entusiasmo, tiempo, dedicación y seguimiento. Los resultados finales suelen ser enriquecedores pero, básicamente, el aprendizaje que se realiza durante el proceso hace que estos proyectos sean una aventura que vale la pena recorrer.


Para leer más sobre proyectos colaborativos:

Aprendizaje basado en proyectos colaborativos en la educación superior

Directorio de proyectos colaborativos de la Red Telemática Educativa Argentina (Telar)

Concurso Aulas Hermanas (Red Latinoamericana de Portales Educativos)


7 Comentarios

  1. Héctor . Octubre 20, 2006 16:00

    Considero que un proyecto colaborativo es el que se propicia a partir de los cursos de informática que se brindan a través de la plataforma virtual la modalidad e-learning que permite unir distancias y conectar docentes de todo el país no importando su lugar geográfico.
    Les comento que he tenido la oportunidad de realizar un curso utilñizado esta nueva modalidad y me pareció excelente y creo que se debería proponer a todas las instituciones educativas del país para permitir un mayor y mejor desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje para nuestroa alumnos y alumnas.
    Carranza Héctor-Villa Regina (R:N)

  2. Marcela Quiroga . Octubre 21, 2006 12:27

    Mi experiencia con los Proyectos colaborativvos está en crecimiento,generan un cambio en el docente que muchas veces como en mi caso me "encerraba" en el aula.Si el docente está dispuesto podrá disfrutar de alumnos motivados en tareas significativas.Mi experiencia comenzó y continúa con la Red Telar y Fundación Evolución.Los proyectos colaborativos nos invitan,en un mundo globalizado a integrar la escuela a la sciedad.
    Marcela Quiroga .Villa Mercedes San Luis.

  3. Fernando OJeda. Octubre 25, 2006 06:56

    Los proyectos colaborativos suponen un paso interesantísimo en la aplicación de las TICs en el aula. En poco tiempo y gracias a las herramientas de la web 2.0 se abrirán nuevas expectativas para los docentes, pero que todavía es necesario evaluar.

    Os invitamos a que echeis un vistazo a nuestra propuesta colaborativa en www.ecourban.org que empezaremos a trabajar en enero.

  4. Julio Ruiz. Octubre 26, 2006 11:52

    Creo que los proyectos colaborativos es un paso muy importante para la Educaciòn en nuestro paìs. Lo unico que se necesita es que los DOCENTES tomen conciencia de que debemos capacitarnos y perder el miedo a todo esto nuevo. Es la forma que los alumnos comiencen nuevamente a tener interes en los contenidos de las distintas materias. Tenemos que tomar conciencia de que todo a evolucionado y nosotros como docentes tambièn debemos hacerlo. DOCENTES EN GENERAL pierdan el miedo y pregunten hay capacitadores en todas las provincias traten de empezar con un proyecto aunque sea entre dos docentes y van a ver que todo se puede, OLVIDEMONOS DE LAS TIZAS. Saludos a todos
    Julio Cèsar Ruiz - Zapala Neuquèn

  5. Ranulfo. Enero 9, 2007 14:05

    Considero que el participar el los trabajos de proyectos colaborativos es una forma completa de dar a conocer los contenidos del programa ya que todas las actividades que se realizan en los proyectos tienen mucha relación con los mismos.
    Se debe de practicar con estos porque se interactúa con alumnos del resto del Pais, las críticas que se reciben de cada responsable de los mismos ayudan a mejorar el trabajo de los alumnos y el maestro adquioere experiencias que le servira´n en el futuro para desarrolar mejor su trabajo.

  6. JORGE LUIS. Febrero 22, 2007 11:55

    Gracias a los cursos de Educ, tuve posibilidad de realizar trabajos colaborativos
    con compañeros distantes a más de 1000 kms. ¡Maravillosa experiencia!. Desde mi domicilio particular.
    Somos conscientes de su importancia. Me atrevería a decir, que hemos perdido el
    miedo a las TIC. Valoro el esfuerzo de la implementación de la plataforma virtual la modalidad e-learning
    La deuda es del Ministerio de Educación, que debería dotar de conexión a Internet a
    las escuelas del país, en especial las rurales. De esa manera podríamos aplicar los conocimientos adquiridos en las capacitaciones, en nuestros lugares de trabajo.

  7. angie mariana ramos. Marzo 16, 2009 13:20

    no sirven para nada