El portal educativo del Estado argentino

 
 

Limites y expectativas sobre la Cumbre de la Sociedad de la Información

Documento del International Symposium on the Information Society, Human Dignity and Human Rights

A principios de noviembre en Ginebra, Suiza, tuvo lugar el International Symposium on the Information Society, Human Dignity and Human Rights, organizado por PDHRE, People’s Movement for Human Rights Education, con apoyo de la Swiss Agency for Development and Cooperation (SDC), la European Commission y el Gobierno de Mali.

A un mes de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, la reunión y el documento que arrojó como resultado tienen un importante significado: vincular necesariamente el tema de la Sociedad de la Información con los derechos humanos.

El año 2003 estuvo repleto de debates y tensiones con respecto a la Cumbre: la representatividad de los asistentes, la posibilidad de participación de todos los sectores sociales, la legitimidad de las entidades organizadoras (sobre todo la inclusión de la UIT, organismo cuestionado ya desde el informe Mc Bride y la marginación por ejemplo de la UNESCO), la agenda de temas y enfoques fueron lo puntos álgidos que generaron documentos y acciones de las entidades mundiales vinculadas a los derechos de la información.

Entre estas iniciativas se destacó la campaña CRIS, instrumentada por una red de organizaciones internacionales, denominada People’s Movement for Human Rights Education. Los objetivos de CRIS son utilizar la oportunidad de la Cumbre para crear un espacio de acción y debate en torno al problema del derecho a la comunicación. Esta iniciativa incluyó la producción documentos y recursos interactivos para Internet, la organización de seminarios para promover la circulación de la información y ejercer presión en la agenda de la cumbre.

El International Symposium on the Information Society de Ginebra fue parte de la campaña y es en este marco donde cobra su verdadero significado el documento final que –en su única versión en inglés- educ.ar pone a disposición de sus usuarios.

El interés de este documento -que parte de la base de la íntima relación entre la Sociedad de la Información y los derechos humanos- reside en tres aspectos:

· el detallado análisis de las múltiples dimensiones del vínculo derechos humanos-información;
· la puesta en evidencia del carácter ambivalente de las nuevas tecnologías en tanto brindan la posibilidad para solucionar problemas y al mismo tiempo que representan un peligro de profundizarlos;
· la apelación a las autoridades, el sector privado y la sociedad civil de los países desarrollados a tomar participación activa en este proceso.

En principio, el documento reconoce la importancia y la necesidad de las nuevas tecnologías como herramientas para promover, difundir e informar sobre todos los derechos humanos en general. La circulación de información que permiten las TICs contribuye a la difusión sustentable, que entre otras cosas hace posible incluso garantizar la seguridad individual de las personas. El documento señala que la Sociedad de la Información y la Comunicación puede otorgar instrumentos para la función crítica, educativa que conlleva toda defensa de los derechos humanos.

Sin embargo, algunos derechos humanos como la libertad de expresión, asociación e información se ven directamente implicados en el desarrollo de la Sociedad de la Información. La relación es más evidente y profunda si tomamos el concepto de sociedad informacional definido por Manuel Castells como una forma especifica de organización social, “en que la generacion, el procesamientro y la transmision de la informacion se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el poder”.

Es en este punto donde las nuevas tecnologías constituyen una posibilidad de crecimiento y desarrollo pero también un peligro en el marco de lo que se ha denominado la brecha digital, título que encierra varios procesos que tienen que ver con la exclusión de la mayoría de las personas que viven en el mundo de los avances y ventajas de la era digital –la circulación de información y conocimiento- y del crecimiento de la concentración de la propiedad de los medios de producción de información.

La brecha digital es a la vez la causa y la consecuencia de la distribución desigual de la riqueza entre los países del mundo. Se abre en este plano un campo de paradojas y tensiones que deben ser consideradas por los líderes que participen de la Cumbre. El déficit de acceso a la tecnología de los países pobres puede constituirse en un cercenamiento de estos derechos humanos, además de crear un círculo vicioso que limite la posibilidad de estos países de dar el salto que esta transformación social y cultural requiere. A la barrera material –que muy de a poco se va superando- se superpone el déficit educativo de los países pobres: el acceso a la información no sólo requiere medios tecnológicos sino la necesaria competencia para buscar, seleccionar y procesar la enorme masa de información circulante.

Otro punto sobre el que se llama la atención en el documento, es el equilibrio necesario entre la protección y el control de la circulación de información y el respeto a la libertad de expresión. Según se señala, la Cumbre debe pronunciarse sobre la necesidad de no censura ni controles arbitarios y la promoción del pluralismo de las fuentes de información. Esto es urgente en el contexto de las políticas de seguridad nacional para combatir el terrorismo vigentes en muchos países, que deben ser limitadas y reguladas por una legislación internacional que revitalice las políticas democráticas y republicanas de protección de la libertad de expresión e información.

Entre otros límites, cuidados y desafíos a definir, el documento expresa también la necesidad de proteger, en el marco del proceso de globalización cultural que acompaña la sociedad de la información, la cultura y el conocimiento tradicionales de comunidades vulnerables por cuestiones económicas y políticas.

En educ.ar hemos realizado algunas propuestas en el marco de la Cumbre, más precisamente en la Cumbre Mundial de Escuelas que organizan el portal educativo de la ONU y EuropeanSchoolnet. Esta propuesta educativa también se basó en la articulación de la sociedad de la información y los derechos humanos a través de varias actividades. educ.ar invitó a sus escuelas a participar de estas actividades con el convencimiento de que se estaba produciendo un doble ejercicio: mientras los chicos investigaban sobre el derecho a la información –tal como estaba pautado en las actividades- lo estaban ejerciendo, lo cual les permite ir construyendo un marco su propio uso de la tecnología educativa en el futuro.


En esta línea de oportunidades y peligros, de medios tecnológicos que son casi los únicos para revertir situaciones de desigualdad pero que si no lo hacen necesariamente van a profundizarlas, la expectativa con respecto a la Cumbre Mundial es muy alta. Se esperan declaraciones y decisiones en temas fundamentales como la gestión internacional de internet. Sin embargo, las verdaderas esperanzas están puestas en que los resultados se puedan despegar de los mecanismos políticos habituales de los organismos internacionales (superficialidad, hegemonía del punto de vista de los países centrales) y que los líderes que participen de esa cumbre sepan dar algunas de la respuestas que implica pensar a la Sociedad de la Información como un mundo no tan feliz, con sus límites y desigualdades.

En rigor, muchas de la personas que vivimos en el mundo esperamos que la Cumbre sea un ámbito de trabajo por la circulación de información, comunicación, conocimiento en un contexto de igualdad y justicia.

Enlaces sobre estos temas

Sitio oficial Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información
http://www.itu.int/wsis/index-es.html

Artículo de Antonio Pasquali, ex Subdirector General para el sector de la Comunicación de la UNESCO.
http://www.movimientos.org/foro_comunicacion/show_text.php3?key=1012

Calendario de eventos preparatorios de la cumbre.
http://www.comunica.org/chasqui/77/oeyen77.htm


La UIT quiere asumir la gestión de internet


2 Comentarios

  1. Christian Schwarz. Noviembre 27, 2003 10:28

    Si bien la expectativa por la cumbre es alta, no creo que produzca resultados tangibles de peso. La cantidad y diversidad de actores con intereses concretos, así como la velocidad del desarrollo tecnológico como de la generación de contenidos, preanuncian, a lo sumo, alguna declaración precaria de buenas intenciones.

    En ciertos capítulos pueden aparecer tanto cosas positivas y otras negativas.

    Los jugadores y sus intereses concretos viven hoy en un constante fluir. La convivencia de lobbies de actores del siglo XXI con otros del XVII, XVIII, XIX y XX va a producir conflictos de lógicas de acción que difícilmente puedan armonizar de modo de producir algo consistente.

    En todo caso, puede resultar interesante para ver quienes asoman como los vencedores.

  2. Camila,Carolina,Maria,Cristina. Noviembre 14, 2009 13:10

    esta re bueno el mateial