El portal educativo del Estado argentino

 
 

La evaluación de los programas educativos universitarios virtuales

-INTRUMENTOS, ESTANDARES, INDICADORES Y OTROS FACTORES DE LOS PROCESOS DE EVALUACIÓN Y ACREDITACIÓN DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA.

Fainholc, B.(2011) Cap "La evaluación de los Programas Educativos Virtuales de nivel universitario en Argentins"en Rama,C.Granda, D, J. "El Aseguramiento de la Calidad de la Educación Virtual" Edi.Universidad Católica los Ángeles Chimbote,Perú, Junio 2011.

La educación virtual está atravesando fuertes cambios por la expansión de cobertura, la incorporación de nuevos proveedores tecnológicos con nuevos formatos, nuevas y diversas necesidades –desde el contexto de la crisis económica mundial, hasta la formación para toda la vida, o una capacitación/reciclaje para el mercado ocupacional, y otros que obligan a la formulación de nuevos cuerpos de políticas públicas educativas, como de ciencia y tecnología–, inaugurando para América latina, el desarrollo de modalidades nuevas de gestión para universidades a distancia/virtuales.

La consideración de criterios e instrumentos, como de indicadores al interior de una práctica de evaluación y acreditación de la educación a distancia virtual, se ve reconocida y fomentada, por ejemplo, con la Declaración Final de la Conferencia Mundial de Educación Superior (París, 2009), que se expide acerca de la enseñanza abierta y a distancia mediada por recursos tecnológicos, de modo de ampliar el acceso de dichos programas con calidad educativa. Ello significa un real reto para la calidad de la educación virtual, cuyos programas y componentes
deben ser evaluados de manera continua, a fin de asegurar la calidad de las propuestas
formativas.

Por ende, las responsabilidades de evaluar y acreditar las propuestas educativas, a distancia electrónicas de nivel universitario, deben promover el establecimiento no solo criterios, dimensiones y su desglose en indicadores de calidad, sino estándares comunes e intercambiables, –que consideren los diseños instruccionales, contenidos, interfaces telemáticas, enfoque metodológico, etc.–, que apunten a recomendar una continua revisión de los planeamientos y funcionamientos de dichos programas, que en este caso, sirvan para regular propuestas de aprendizajes electrónicos puros o mixtos de calidad.

El debate enunciado por la calidad educativa y los criterios y su desglose para su evaluación, existió por décadas y sigue existiendo sin acuerdos, más agravado actualmente con las innovaciones tecnológicas educativas. La introducción de las TIC añadió una dimensión técnica al aprendizaje remoto, que requiere articular en esta discusión más amplia sobre criterios, instrumentos y estándares que, para el caso de la educación virtual debe aunar los standards educativos con los técnicos.

Estos son usados por instituciones y gobiernos para asegurar una cierta predictibilidad del aprendizaje a distancia virtual, consistente, de costo económico y que llegue, por lo menos, al mínimo nivel de calidad aceptable para la sociedad, aunque muchos profesores/as piensan que ello coarta su creatividad.

Asimismo, existen muchos instrumentos recomendados para desarrollar calidad en los programas educativos virtuales de e-learning que, a partir de los abordajes de un racional gerenciamiento al tratar de asegurar una optimización de las exigencias referidas el proceso educacional, observando su creación, implementación y desarrollo, mediados por TIC. En general, se aplica el modelo QM de satisfacción del cliente y, específicamente, consideran los requerimientos del estudiante para el planeamiento, de modo de poder alcanzar un producto,
en este caso, educativo a través de un curso virtual. Modelo que a su vez es aplicable a muchas áreas y contextos.

Entre los diversos instrumentos, como métodos de gestión y recolección de información en una búsqueda de la calidad57 educativa aplicable a los programas virtuales, se hallan las líneas que enfatizan:

-La calidad de la gestión de los programas educativos virtuales.
-La medición de la calidad basada en checklists y listas de criterios. Son herramientas estáticas usadas en general para la selección de software, entornos y plataformas de aprendizaje. Abordaje muy popular porque se piensa que sólo por métodos empíricos se facilita evaluar la efectividad del logro del aprendizaje, incluso sin tener anteriores datos. Sin embargo, muchos de los criterios de calidad definidos como atributos de la efectividad de un programa de aprendizaje, no explicitan y prueban que la calidad exista, aunque se asuma que son efectivos para aprender. En general, se piensa que los programas tecnológicos son efectivos porque las evaluaciones contienen criterios referidos a un “buen diseño de interfaces
en pantalla”, o a su “técnica usabilidad”, y los criterios pedagógicos / didácticos están subrepresentados, que son tanto o más importantes que la distribución tecnológica de información.
-La evaluación de la situación de aprendizaje donde el e-learning se implementa.
Como se percibe, se trata de instrumentos o métodos interrelacionados que focalizan el producto en sí mismo y el proceso que el estudiante realiza. Se requieren bases teóricas y prácticas específicas para establecer los procesos soportados/mediados por tecnología y TIC que afectan evaluar calidad y cómo se aprende de modo virtual.

Significación de los estándares de evaluación58

Los estándares59 son especificaciones como declaraciones detalladas y exactas
de los requerimientos funcionales y particularidades de algo que quiere construirse,
instalarse o manufacturarse.

Algunos que se consideran para ello son:

1) la independencia de la plataforma donde se instala el programa virtual y su transportabilidad,
2) el mantenimiento y mejora del curso,
3) la duración de su ciclo de vida,
4) el poder compartir y universalidad del curso.

En la realidad de la evaluación de los programas educativos virtuales, en general, de las universidades hispano parlantes, si bien existe bastante escrito teóricamente acerca de los patrones para evaluar estos programas, grandes ausencias y/o desniveles de aplicación, es la característica que abunda. Ello implica un gran desfase cuando en el sector tecnológico se ha avanzado mucho a este respecto, abundan y se aplican estándares por Ej. para el intercambio de paquetes entre sistemas, la construcción de objetos de aprendizaje, cuando aún no es una actividad común entre quienes desarrollan contenidos, por ejemplo, punto fundamental, entre otros, para el crecimiento serio60 de un e-learning de calidad.

Algunos estándares a tener en cuenta para la evaluación de programas
educativos virtuales de nivel superior

Los indicadores correspondientes a los estándares deberían emerger como
desglose consensuado realizado con los líderes y usuarios del programa en cuestión.
Considerarían:

-Planeamiento estratégico y táctico del programa: visión, misión, objetivosy metas.
-Inversiones establecidas y aseguradas a corto y largo plazo.

57-Ehlers, Pawlowski, (2004).
58-Recreado y contextualizado por la autora para el tema de evaluación de programas, a partir
http://www.importanceofphilosophy.com/Epistemology_StandardOfEvaluation.html.
59-La Real Academia Española (2003) dice que un estándar es un patrón, una tipificación o una norma de cómo realizar algo.
60-Contar con repositorios de objetos de aprendizaje que se comuniquen con los LCMS, con los LMS y con otros sistemas de administración de contenidos, como bibliotecas digitales, favorecerá la reutilización ypermitirá tener más contenidos a menos costos. Los paquetes de contenido ya son interoperables con lasplataformas, pero para crear una interoperabilidad entre sistemas y organizaciones, se deben implementarel resto de las especificaciones, como que se tengan entornos convergentes con la interoperabilidad para elintercambio de recursos, combatir la duplicidad de esfuerzos y, así acceder a sistemas más eficientes, expandiblesy fácilmente escalables que favorezcan el desarrollo y la expansión del e-learning, con calidad.