El portal educativo del Estado argentino

 
 

CULTURA Y DESARROLLO HUMANO Competencia- Eficacia- Consumismo. Lic. Mirta De Andreis. www.csms.com.ar

Parecen ser las nuevas e importantes directrices a tener en cuenta para desarrollarse como individuo exitoso en los tiempos que corren. El comienzo del nuevo siglo está guiado por las palancas de una nueva lógica: la lógica consumista.

Pensemos en estos términos:

Competencia: Pugna, lucha, antagonismo. Siempre existió la competencia en distintos ámbitos de la vida social del ser humano. Pero el significado que toma en la red social actual es tan intenso y casi salvaje que con frecuencia se arriba a un estado de soledad e individualismo, a veces confundido con un “éxito” deseado. Podríamos decir se confunde lo “deseable” de una sociedad exigente con lo “deseado” íntimamente por el individuo. (Hofstede, 1999)

Eficacia: Ser capaz, competente, útil, dispuesto y dinámico. Rendir bien, trabajar y producir bien. Es necesario hacer lo que se aprendió de la mejor manera posible, responsablemente. Pero cuando este valor se convierte en el centro o toma un lugar privilegiado en nuestras vidas, nos convierte en los nuevos esclavos del siglo XXI, de nuestro trabajo u ocupación.

Consumismo: Gastar, agotar, extinguir. Comprar lo que se nos ofrece, lo que está disponible en el mercado. Consumo dentro de un proceso de globalización que reestructura las identidades (G.Canclini) Existen espacios comerciales que invitan al consumo y en los cuales también se elaboran procesos de interacción social entre los sujetos. En estos espacios o malls se expresan las diferencias sociales y las nuevas formas de distinción desde los rituales de la moda. (Bermúdez, 2002)

La maquinaria toma su impulso a partir de tres resortes permanentemente tensos: el deseo de tener, que se propaga por mimetismo; el rendimiento, que permite compararse con los otros y al mismo tiempo singularizarse y la libertad de ser uno mismo, teniendo todo lo que puedo.


El sistema familiar, el tiempo de los intercambios interpersonales y el espacio han cambiado. El aumento de información aumentó considerablemente.
Hoy, más que nunca se hace necesario rescatar y re-aprender con los niños y adolescentes, el valor de la palabra. La palabra dicha a tiempo.
Como profesionales de la educación y la salud mental deberíamos convertirnos en los guardianes de la palabra. De la palabra con sentido, con valor y con responsabilidad de querer cumplirla.
Quienes nos dedicamos a la salud mental podemos observar que el cuerpo es una de las expresiones posibles de la ausencia de simbolización, en el cual la palabra tiene un lugar crucial.

"Ser sujeto", ser uno mismo" y ser con el prójimo se presenta bajo formas muy diferentes de las que fueron para las generaciones anteriores.
.
Desde lo que entendemos por salud mental el Otro permite la función simbólica en la medida que da un punto de apoyo al sujeto para que sus palabras tengan un fundamento. Ser uno mismo y ser junto con mi semejante.

Sin ese Otro, no podemos ser. Ese Otro es la instancia por la que se establece, para el sujeto, una anterioridad pasada a partir de la cual se hace posible el presente con sentido... Es también un afuera, una exterioridad gracias a la cual puede armarse un “presente” una interioridad. Un peligro es cuando el Otro es reemplazado por “cosas” materiales que consumo sin límites, real o simbólicamente (Canclini) y es ahí donde el presente es solo eso, un presente sin pasado, sin referentes y sin futuro, sin ideales.
Es en ese caso donde el sujeto se consume a si mismo quedando despojado y en soledad confundido con el tener.


2 Comentarios

  1. noelia. Junio 24, 2009 10:16

    yo queria encontrar info del consumismo y no de esto gracias ygual bueno lo que tienen

  2. Aida. Julio 11, 2011 15:14

    Excelente artículo para tomarlo como base de discusión en el aula o entre profesionales preocupados por una generación que parece haber perdido el sentido del valor de la palabra como medio de comunicación, y del Otro como fuente de sentido para la propia existencia. La felicito!