Educación y TIC

Nuevos tiempos, nuevas necesidades… hacia la educación virtual


Con la inclusión de las nuevas tecnologías se ha conformado una nueva relación didáctica entre los maestros, los alumnos –cualquiera sea su edad- y los conocimientos. En nuestro país, cada vez son más las instituciones que tienen en su oferta académica carreras de formación profesional que pueden cursarse en la modalidad virtual en su totalidad o cursos de postgrado (Educ. Ar, Universidad Virtual de Quilmes, Universidad Nacional de Tres de Febrero, Universidad de San Martin, Universidad Tecnológica Nacional incluso la UBA, en su ciclo UBA XXI)

El paradigma del docente en el aula, el libro de texto, el tiempo de cursada, la modalidad de examen está relativizado con la irrupción de la modalidad de educación virtual. Se puede decir por lo menos, que hay otras opciones.

En la educación virtual o e-learning alumnos de distintas partes del país se encuentran en un aula virtual en la que comparten una materia, y pasan a conocerse haciendo uso pleno de la tecnología que el entorno les permite: presentación, fotos, biografía de su formación. En este marco, son asignados docentes a grupos de alumnos, con quienes se comunican virtualmente para darles información general sobre la materia, enviarles las clases semanales, la bibliografía a descargar, y también los trabajos prácticos que correspondan, sean individuales o grupales.

Gracias a la tecnología, docente y alumno pueden construir una relación asincrónica en la cual no necesitan coincidir en tiempo y espacio para generar aprendizajes.

La relación docente- alumno conserva algunos de los aspectos tradicionales pero tiene cambios fundamentales que hacen a un proceso diferente de enseñanza-aprendizaje.

Lo que antes siempre estaba mediatizado por el maestro, en cuya responsabilidad estaba el saber y la versión que se transmitía, pasamos a un universo en el cual el alumno es quien tiene la posibilidad de acceder a ese contenido, y ese el maestro quien debe guiarlo en su aprender. Por otro lado, el alumno tiene la “responsabilidad” de estar al día con las clases, el material de lectura, la presentación de los trabajos, tal como lo haría en la modalidad presencial.

Los aspectos principales del nuevo rol del profesor virtual

En lo que respecta al contenido, la planificación debe ser explícita y completa, siguiendo los contenidos propuestos en el programa de modo que el alumno tenga claro qué es lo que se espera de cada unidad de trabajo propuesta. El profesor virtual deberá entregar a los alumnos un plan de trabajo claro y específico, en el que se detallen los contenidos a trabajar, la metodología a utilizar, los requisitos de la cursada, las actividades on line obligatorias, los materiales básicos necesarios, la forma de evaluación de la materia.

Al mismo tiempo, el docente, debe generar espacios de participación en forma de debates o foros, de modo que el alumno deba intervenir y se fomente su curiosidad. Dependiendo de la intervención que realiza en los espacios, puede ocupar el rol de moderador, especialista en el tema o ser un disertante más, que discute los conceptos planteados por los alumnos con el fin de promover la construcción de conocimiento.

Su tiempo de tarea, es igual o mayor al del docente presencial: si bien no tiene las horas de cursada obligatoria, tiene la demanda a satisfacer tiempo completo y la carga dependerá de la cantidad de alumnos que tenga a cargo y las actividades virtuales propuestas durante el curso.

Por otro lado, la modalidad de evaluación, , es constante: el docente tiene registro explícito respecto de quiénes participan, cómo lo hacen, qué tipo de demanda e inquietudes presentan, cuáles son sus intereses.

La educación virtual requiere, además, una figura que es el tutor, que realiza el seguimiento de los alumnos, la animación de los espacios compartidos, el reporte del rendimiento de cada estudiante. Muchas veces el rol de tutor puede se cumplido por el mismo profesor.

El nuevo rol del alumno virtual

El estudiante también encuentra modificadas sus acciones. La libertad de tiempo y espacio que al principio puede abrumarlo y maravillarlo, requiere de una organización personal de gran responsabilidad para el logro de los objetivos. Si el alumno siente al docente implicado y participativo en su tarea, genera mayor responsabilidad a su rol como alumno.

Al igual que el docente, debe organizarse los tiempos en los que realizará las actividades solicitadas, deberá acostumbrarse a la lectura en pantalla, al intercambio virtual, entre pares y con el docente. Lo posiciona en un rol de mayor actividad en lo que respecta a la búsqueda del material, la selección del mismo, la organización de su propio plan de cursada, el análisis de la información y de los tiempos disponibles para la entrega de los materiales que se le solicitan. La gran libertad que le otorga la virtualidad, le demanda, al mismo tiempo, un compromiso mayor pero con la ventaja de acomodarse a sus propias necesidades.

El aula virtual

Al pensar el aula virtual tenemos que tener en cuenta aspectos fundamentales y así como la tiza y el pizarrón no pueden faltar en el aula de clase tradicional, al hablar de un aula virtual hay determinada información que tiene que estar presente cada vez que el alumno ingresa a la misma:
-Nombre de la materia y del docente a cargo de la misma.
-Nombre de los integrantes del curso y correo electrónico respectivo;
-Actividades realizadas
-Foros abiertos a participar
-Agenda con los eventos fundamentales (presentación de trabajos, participación en foros, envío de materiales)
-Espacio para duda, inquietudes de los alumnos
-Espacio para avisos del profesor
-Contacto con el tutor de la carrera, para que los alumnos puedan contactarlo en caso de surgir algún inconveniente con la cursada
-Bibliografía utilizada a lo largo de la cursada
-Cronograma de trabajo.

Modalidades de interacción.

Chat: el docente propone día y horario de encuentro en el cual coincide ad hoc con su grupo de alumnos y genera un tema de debate. Al momento de interactuar, tiene la posibilidad de ir evaluando preguntas y respuestas de los alumnos de manera individual, le queda registro escrito de dicha interacción, puede seguir los debates que se dan entre pares, guiar la charla mediante preguntas planificadas que sirvan de orientación, etc.
Ventaja: puede generarse una estrategia participativa que promueve el intercambio y la construcción de aprendizajes.
Desventaja: puede producirse la suplantación de identidad, es decir, que por el hecho de cumplir un requisito de cursada, alguien recurra a otra persona con mayor dominio en la materia para lograr una mejor evaluación conceptual por parte del docente.

Correo electrónico:em> posibilita la comunicación dirigida, entre docente y alumno, y entre pares, ya que todos disponen al presentarse en el grupo las direcciones del resto de las personas que se encuentran cursando la misma materia.
Ventaja: deja registro escrito, es asincrónica, posibilita la participación y comunicación de personas de diversos lugares, puede servir como modalidad para entregar trabajos a solicitud del docente y para intercambiar material entre alumnos.
Desventaja: el intercambio entre alumnos es un riesgo al momento de generar situaciones individuales de evaluación, ya que se corre el riesgo de que un trabajo para entrega sea realizado de manera “colaborativa” e intercambiado y modificado para su entrega al docente

Foro: el docente plantea un tema de discusión, pero la participación en el mismo es asincrónica. Si bien puede ser obligatoria, docente y alumnos pueden elegir el momento en el que incluirse en el mismo.
Ventaja: para el alumno, tiene mayor tiempo de pensar acerca de lo que escribe, puede procesar mejor la información, consultar fuentes, referentes, etc. Para el docente: tiene registro pleno y cronológico de la ordinalidad y calidad de participación del grupo.
Desventaja: es de menor fiabilidad en relación a la participación del alumno y su construcción real de aprendizaje.
Ver: Las materias TIC en los nuevos planes de estudio

Lista de discusión:em> docente y alumnos interactúan como pares. La modalidad es asincrónica, todos pueden emitir preguntas, responder, generar debates e intercambios referidos a temas conceptuales, administrativos, organizativos de la materia.
Ventaja: da mayor libertad al alumno ya que no es una instancia propuesta únicamente por el docente, él es un interlocutor más en el grupo en el que participa, mas allá que formalmente ocupe otro rol.
Desventaja: expone lo “bueno” y lo “malo” de cada alumno, si realmente lo utiliza para canalizar todas sus inquietudes.
Ver: listas categorizadas por temas de interés.

Blog:em> es un sitio web en el cual docente y alumnos participan y que se actualiza a medida que se va escribiendo sobre el tema desarrollado. Debe actualizarse de manera periódica, y puede recopilar artículos solo del docente o también de los alumnos si es parte de la propuesta. Pero es el autor quien conserva la libertad e dejar publicado lo que crea pertinente. La recopilación se hace de manera cronológica, el/los autores escriben en el mismo y los lectores pueden dejar sus comentarios si el autor así lo propuso. El uso o tema de cada blog es particular, los hay de tipo personal, periodístico, empresarial o corporativo, tecnológico, educativo (edublogs), políticos, etc.
Ventaja: para el alumno, le dá la posibilidad de producir un texto en base al conocimiento que posee sobre la temática elegida por el autor, utilizando las fuentes propuestas por la materia y con tiempo necesario para su lectura y evaluación previa al posteo del artículo.
Ver: blog sobre tecnología educativa

Ejemplo de una actividad educativa virtualÁrea: tecnología educativa
1) Fase inicial de formación de grupos:
Objetivos de aprendizaje: trabajo en equipo. Fijación de roles y funciones. Delimitación de las tareas de los alumnos.
Contenido específico: Gestión del trabajo en grupo. Trabajo colaborativo.

Materiales: Documentos:”la modalidad del trabajo en grupo”; “Roles y funciones en el equipo de trabajo: liderazgo”
Tipo de interacción social: con el profesor, con los miembros del grupo.
Espacios: correo electrónico de docente y alumnos. Espacio de grupo, “aula virtual”, chat.
Duración: una semana.

2) Fase cooperativa
Objetivos de aprendizaje: trabajo en grupo. Intercambio de materiales y propuestas de solución a un problema propuesto.
Contenido específico: contenido conceptual de cada caso a resolver.
Materiales: base de datos de distintos casos resueltos en función de los propuestos para trabajar en los grupos. Biblioteca digital.
Interacción social: entre miembros de los grupos.
Espacios: chat, listas de discusión, foro. Creación de documentos compartidos (Google docs, por ejemplo)
Duración: cuatro semanas.

3) Presentación individual
Objetivos de aprendizaje: elaboración de una síntesis personal.
Contenido específico: dependerá de la temática del caso seleccionado para el trabajo.
Interacción social: envío al profesor, y posterior devolución del mismo.
Espacio: correo electrónico.
Duración: tiempo de entrega estimado, una semana.

Capacitación a distancia en educ.ar


  • Autor: Loreta Bellon |
  • 25-09-2008 |
  • 1 comentarios

1 Comentario

  1. María Elena Lucero. Septiembre 28, 2008 19:57

    Soy alumna de Nivel Inicial en la U.N.S.L. y me pareció muy interesante este nuevo espacio de enseñanza-aprendizaje. Creo que es muy util sobre todo en el caso de realizar post-grados o capacitaciones, pues el ya estar trabajando suele complicar el tema de los horarios, ya que no se dispone de tanto tiempo para la cursada, o es más dificil ajustarse a horarios programados por otros. Controlar los propios tiempos es una gran ventaja, pero también una gran responsabilidad, pues automanejarse con los horarios puede "irse de las manos", dejando todo para último momento si no hay una buena autodisciplina para trabajar.

Agregar un comentario...


*


*




Atención:
Para poder enviar un comentario, deberá ingresar el código que aparece en la imagen y luego oprimir el botón Enviar:

Código de seguridad

Recomendar