El portal educativo del Estado argentino

 
 

Manuel Sadosky: ciencia con conciencia

El 13 de abril de 2012 se cumple el 98º aniversario del nacimiento de uno de los padres de la computación en la Argentina. Vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) durante la Noche de los Bastones Largos, impulsor y director del Instituto del Cálculo, creador de la carrera universitaria de Computador Científico, y secretario de Ciencia y Tecnología durante el retorno democrático, Sadosky se destacó por pensar la educación, la ciencia y la computación como instrumentos para el desarrollo social y nacional.

“… ¿qué y cómo debe enseñarse a los habitantes de un mundo imprevisible? Ese es el dilema de los educadores de todos los niveles en 1961, el de los maestros y profesores de los hombres que vivirán y trabajarán en el año 2000”. (Manuel Sadosky, “Reflexiones sobre los problemas actuales de la ciencia y de la técnica”. Artículo publicado en la Revista de la Universidad de Buenos Aires, V época, año VI, N° 2. Abril-junio de 1961).

manuelsadosky.jpgLas buenas ideas y el pensamiento crítico no pasan de moda. Prueba de ello es la frase que inicia la nota: escrita hace más de 50 años, no solo permanece vigente sino que hace foco sobre una problemática medular de nuestro tiempo. Manuel Sadosky fue uno de los protagonistas de la “Edad de Oro” de la universidad argentina, un pensador agudo de la realidad nacional y latinoamericana, que supo ver en la tríada educación - ciencia - tecnología (a la que se podría añadir la solidaridad) un motor cultural y político para la construcción de un país más justo, libre y soberano.

Los Premios Sadosky son promovidos por la Fundación homónima (creada en 2009 por decreto del Poder Ejecutivo Nacional) y por la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI). Su objetivo: reconocer proyectos e iniciativas innovadoras donde las nuevas tecnologías colaboren al desarrollo nacional. El portal educ.ar fue finalista en la edición 2009, en el rubro “Tecnología”.

“El desarrollo tecnológico no debe concebirse como un fin en sí mismo, sino como un medio para alcanzar las metas de un proyecto nacional destinado al bienestar de la población. En ese proceso, la educación –en todos los niveles– desempeña un importante papel”, supo decir en el discurso inaugural del Segundo Congreso Nacional de Informática y Teleinformática, realizado en Buenos Aires el 28 de mayo de 1984.

manuelsadoskyconabaco.jpgSu preocupación por la educación, en particular por la impartida en la Escuela Media, era superlativa y estructuraba su pensamiento. “La educación tiene una ventaja: tiene un legado (…) La escuela secundaria es fundamental (…) Si en un país se debilita por cualquier motivo la enseñanza secundaria, entonces se está debilitando el conjunto de un país”, comentó en una entrevista que le realizara Laura Rozenberg en 1993.

Computación en la Argentina
Lector temprano de los postulados sobre cibernética de Norbert Wiener –que supieron producir generosos intercambios con su amigo Mario Bunge–, Sadosky nunca perdió de vista la trascendencia de lo humano en su relación con las nuevas tecnologías. “Puedo aceptar la enseñanza apoyada con computación, pero no que la máquina sustituya al maestro (…) Una cosa es construir una máquina capaz de producir algo, y otra, muy distinta, pensar que puede haber una sustitución integral del pensamiento humano (…) El hombre es creativo. Es el único ser biológico que tiene esa capacidad”, explicaba.

Entrevista realizada por el matemático Daniel Paenza, para Canal Encuentro.

computadoraClementina.jpgMediante un subsidio del entonces “flamante” Conicet, en 1958 se impulsó la compra de la primera computadora científica de la región: la famosa “Clementina”, una Mercury Ferranti construida en Inglaterra. La computadora comenzó a funcionar en 1961 y constituyó el núcleo del Instituto del Cálculo, cuyo objetivo fue brindar un soporte innovador para “investigaciones operativas” de diversas instituciones vinculadas a la ciencia, la técnica y la tecnología (como ser el INTI, el INTA, YPF, universidades nacionales y extranjeras, los operativos de censo, etcétera).

Ya como secretario de Ciencia y Tecnología durante el gobierno de Raúl Alfonsín, promovió la Escuela Latinoamericana de Informática (ESLAI), la reapertura del Instituto del Cálculo (recordemos la regresión, en todo aspecto y dimensión, que aconteció luego de La Noche de los Bastones Largos y de la última dictadura militar), y el instituto biotecnológico Intech, entre otros.

perfildemanuelsadosky.jpgSadosky fue un visionario, una persona comprometida con su realidad, con los demás y con su contexto. Fiel cultor de la máxima rabelesiana “Ciencia sin conciencia es ruindad en el alma”, siempre apostó a creer en la gente y a luchar por la educación como un proyecto soberano y libertario. Alguna vez dijo: “El problema de la política educacional y científica excede el marco de discusión de los universitarios, educadores y científicos profesionales; es un problema del conjunto de la población”. Y tenía razón.

Para seguir leyendo:
-Honoris causa. El legado de Manuel Sadosky, eBook (Libros del Zorzal).

* Las citas fueron extraídas del libro Sadosky por Sadosky. Vida y pensamiento del pionero de la computación argentina, compilado por Raúl Carnota y Carlos Borches, y editado por la Fundación Sadosky. Buenos Aires, 2011. Páginas 171, 222, 27, 47, 77, 152 y 185 (en ese orden).


4 Comentarios

  1. SILVIA PALMERO. Abril 13, 2012 15:20

    Que genio... ... adelantado a su tiempo. Me encanta y me parece muy útil recordar y enseñar sobre esta gente que resulta en mentores de las generaciones que le siguen.
    Estudié con alguno de sus libros y me resultaban muy claros.

  2. rene. Abril 13, 2012 21:28

    como hago para conocer el libro de analisis matemático que publico sadosky y guber hace 30 años o más. libro tapa roja.

  3. emilio. Abril 14, 2012 13:42

    Muy buena nota, pienso cuantas cosas perdimos los argentinos por la intolerancia y aun lo estamos pagando muy caro , estudie de su libro.

  4. Isolda. Abril 16, 2012 09:28

    Una maravilla...Viendo su expresión al hablar, que denota su satisfacción por todo lo que dio a los argentinos y su humildad...No pienso en todo lo que perdimos, sino en todo lo que hemos logrado gracias a personas como él. El camino es largo y el 'hacer' es siempre incompleto: siempre falta más. Así es en educación.
    ¡Gracias, Manuel!