El portal educativo del Estado argentino

 
 

Teléfonos celulares: ¿un nuevo aliado en el aula?

Un día como hoy, pero hace 39 años, apareció un nuevo dispositivo comunicacional que “daría que hablar”: el teléfono celular. Si bien en los primeros años solo circuló entre unos pocos, en la última década tuvo una difusión masiva y se inscribió en un escenario antes impensado: el mundo educativo.

Por Giulia Santantonio

El 3 de abril de 1973, el gerente de Sistemas de la empresa Motorola, Martin Cooper, realizó la primera llamada desde la calle y sin ningún tipo de cable. El primer artefacto fue una suerte “ladrillo” que pesaba cerca de un kilo, con una reducida capacidad de funcionamiento: solo ser podía hablar durante 30 minutos.

manoticmacluhan.jpg

Con su abaratamiento y su producción masiva, el celular se instaló en todas las clases sociales y ámbitos de la vida moderna, incluyendo las instituciones educativas. Justamente, y a la par de su introducción en las aulas, se instaló una serie de polémicas que siguen renovándose.

En las aulas
Hace varios años que se está discutiendo si los celulares son compatibles o no con el ámbito educativo. La realidad es que los celulares han llegado para quedarse (incluso están ganando cada vez más funciones, como sucede con los smartphones o "teléfonos inteligentes"), y que los intentos de prohibición en las aulas suelen fracasar dados los usos/apropiaciones culturales de los jóvenes y porque la propia sociedad de la información, en la que vivimos, los incluye.

gadgetsconectadosentres%ED.jpg

No podemos dejar de pensar en los comportamientos más conocidos: suena el celular en medio de una clase e interrumpe el discurso de la profesora (lo que, por una cuestión de respeto y de adecuación al contexto, puede no ser recomendable). Ahora: ¿es solo un problema de los alumnos? ¿No vemos lo mismo entre población adulta cuando vamos al cine o al teatro? (lo que implicaría, justamente, un problema de educación). En todo caso, no sería un problema de “el celular en el aula”.

Por otro lado, hay quienes incentivan el uso de teléfonos móviles en las escuelas, ya que priorizan la atracción que sienten los alumnos por las TIC en general, y logran trabajos muy innovadores e interesantes.

gadgets.jpg


En una entrevista ofrecida a educ.ar en 2009, el especialista en educación y TIC Nicolás Burbules expresó su opinión sobre la relación de los alumnos con sus intereses y los cambios detectados en las escuelas a partir de la incorporación de las TIC.

Ver minuto 4:55, donde Burbules opina sobre la apreciación “negativa” de los celulares en el aula.

El celular forma parte del conjunto de las TIC que están integrándose en las aulas de manera significativa. Así como un día apareció la calculadora, y luego los laboratorios de informática, hoy hay netbooks y los celulares en las escuelas.

celular.jpgDocentes de todo el país proponen hacer trabajos con fotografías y videos tomados con celulares, o dan consignas de poesía aprovechando el escaso espacio de escritura que permite un mensaje de texto. Además pueden estimular el trabajo colaborativo y cooperativo, a través de los diferentes tipos de chats y mensajes que los celulares proveen.

Algunas consecuencias presentes de esta incorporación de los celulares son los nuevos conceptos, comportamientos y formas de escritura que surgieron junto con su devenir técnico/tecnológico. Hoy pueden asociarse con otros desarrollos como la realidad aumentada, con los cuestionamientos a las abreviaturas en los mensajes de texto como una nueva forma de escribir, con la costumbre de escuchar sonidos de ringtones durante todo el día, entre muchas otras que casi no advertimos.

mundoynuevastecnolog%EDas.jpgEs decir que existen, en muchos casos, modificaciones en las costumbres cotidianas. Pero no todas son negativas, sino que muchas desafían los conocimientos e incentivan la apropiación de nuevas herramientas y aplicaciones que se relacionan directamente con la realidad que está en las plazas, las casas y las reuniones por fuera de la escuela. Y entonces… ¿por qué no?

En el mundo
En 2012 los celulares reemplazan, en todo el mundo, a herramientas como el teléfono fijo, la calculadora y el despertador, y, por qué no, el equipo de música, la computadora y la televisión, gracias a su posibilidad de contar con conexión a internet.

Según datos estadísticos, en 2011 se vendieron 13,7 millones de teléfonos móviles en la Argentina, de los cuales el 24% corresponden a equipos "inteligentes" que permiten nuevas funcionalidades. Además, los registros indican que existen más celulares que personas en nuestro país.

Si bien el vínculo de las personas con el celular varía según las posibilidades económicas, los gustos culturales, el territorio y entorno social en el que se mueven, se verifica, en numerosos informes, que este aparatito multiuso es una de las herramientas más importantes en la vida cotidiana de un ser humano.

El desarrollo de celulares y diferentes tipos de dispositivos móviles permite a los usuarios estar comunicados a toda hora desde cualquier lugar.

Video "Dispositivos móviles. En todo momento y lugar" (Colección 1 a 1 de educ.ar).

Para seguir leyendo:
-Cómo usar herramientas para publicar: celulares. (CD "Publicar en internet", Colección educ.ar de CD).

-"Graciela Montes: familias y escrituras en el tiempo". (Escritorio del docente, Colección 1 a 1 de educ.ar).

-Videojuegos y telefonía celular (Escritorio de Familias, Colección 1 a 1 de educ.ar).

-"Celulares: ¿herramientas para el aprendizaje?", portal educ.ar.

-"Una novela infantil para leer en el teléfono móvil", portal educ.ar.

-"Uso de celulares en las escuelas".

-Reflexiones sobre mobile learning (en inglés).

-Google webinar sobre "mobile learning" (en inglés).

-Sugerencia para el aula. (Colección "Fascículos Digitales", Colección 1 a 1 de educ.ar).

Aplicaciones para trabajar en el aula (en inglés):
-Celly.

-TextTheMob.

-Poll Everywhere.


7 Comentarios

  1. Andrea Canela. Abril 12, 2012 01:01

    ¡Qué tema!Pero es una realidad. La nueva tecnología de la información y de la comunicación han llegado para quedarse y nuestros niños y niñas lo han adoptado en sus vidas diarias como algo habitual.
    El impacto de las TIC y de los nuevos lenguajes nos llevan a acompañar a los chicos en este camina para ayudarles a interpretar lo que estos medios transmiten. Que puedan explorar, analizar, crear y discutir los registros y producciones.
    Estamos en un proceso de cambio y el provblema no radica en las TIC

  2. Alejandra. Abril 12, 2012 18:52

    También me pareció muy interesante este tema, porque en la mayoría de las escuelas que conozco existe un punto del código de convivencia que impide a los alumnos el uso del celular en clase. Creo que esto ocurre porque se busca evitar distracciones en clase pero también me parece que se están perdiendo la oportunidad de que los alumnos recurran a sus celulares haciendo un uso productivo, como se menciona en el artículo, tomando imágenes, grabando videos y luego armando trabajos colaborativos. Por suerte estos debates sirven para generar buenas ideas y de a poco ir cambiando nuestro acercamiento (de los docentes) a la tecnología en las aulas.

  3. sergio. Abril 13, 2012 12:20

    La verdad es que las TIC a veces nos superan. Como docentes debemos estar atentos a los cambios en las costumbres de los alumnos y de la sociedad en general.Estar en una actitud proactiva nos ayudará a sacar provecho de las crisis, llámese crisis a la oportunidad de replantearse las estrategias, los paradigmas y nuestra forma de ver a la educación. La participación en los foros, weblogs y demás medios, nos dan la posibilidad de saber donde estamos parados y de que forma podemos ayudarnos a afrontar los retos que nos proponen las TIC.

  4. Lorena. Abril 14, 2012 14:02

    Coincido que los celulares en el aula son un tema!!! Creo que podríamos aprovechar y sacarle el jugo a su utilización en tareas como las que explica el artículo arriba, restringiendo su uso a estas tareas y no a su libre utilización durante toda la jornada escolar,para que no se distraigan ni interrumpan la clase que explica el profesor.

  5. Analhí. Abril 15, 2012 21:34

    Muy interesante este artículo. Cada día observamos con mayor frecuencia que los alumnos, hasta los m{as pequeños ya tienen un teléfono celular propio. Creo que tenemos mucho para aprovechar con este recurso, pero en su justa medida. Los niños hoy en día reciben una mayor estimulación audiovisual, las clases deben tornarse más atractivas, el uso de las TIC ofrece una gran variedad de actividades para motivar a nuestros alumnos.

  6. Silvina. Abril 17, 2012 12:01

    Es todo un tema, pero no debemos olvidar la normativa. Un profesor puede realizar un trabajo muy completo y muy lindo con el celular, pero estaría violando la norma. Puedo hacer un trabajo muy interesante con el cigarrillo pero no puedo permitir que los alumnos prendan uno en el salón. Creo que es necesario reveer la prohibición del uso y establecer acuerdos para usarlos. A los alumnos le gusta escuchar música y podrían hacerlo en un recreo, pero "está prohibido". Espero haber sido clara. Un saludo

  7. Cecilia. Abril 17, 2012 18:59

    Más que interesante el artículo. Considero que como docentes debemos perderle el miedo a las nuevas tecnologías que día a día nos invaden en las aulas y estar aquí es un gran pequeño paso. El siguiente sería poner en práctica lo aprendido. Emplear las TICs en justa medida sería más que beneficioso para el proceso de enseñanza aprendizaje de nuestros niños, sin olvidar que todos los extremos son malos. Cualquier persona estimulada, motivada, aprende más y mejor.