El portal educativo del Estado argentino

 
 

La enseñanza de las ciencias naturales en el nivel inicial

Por Lic. Silvia Marcela Mazza

Todas las personas elaboramos en nuestra práctica social cotidiana un conocimiento del mundo que nos rodea. Ese conocimiento que nos resulta familiar, nos permite interactuar de una manera favorable con nuestro entorno natural y social.
Estos entornos o sistemas, el natural y el social, se encuentran ligados el uno con el otro, produciendo una interacción a la que se define como ambiente.
Si nos preguntamos si el conocimiento de la realidad natural y social debe y puede ponerse en marcha desde edades tempranas( el Jardín de Infantes), debemos decir que si, de hecho este conocimiento se inicia mucho antes de que los niños asistan al jardín de infantes.

En el nivel inicial, debe haber un equilibrio entre un hacer con las manos y un hacer con el pensamiento.

Es por ello que el docente debe:

• Despertar en sus alumnos la conciencia del papel del hombre en la naturaleza y de su responsabilidad para no ocasionar daños.
• Proponer actividades abiertas que ayuden al trabajo activo del niño.
• Crear las situaciones para el descubrimiento.
• Permitir construir sus propias teorías.
• Proporcionar que los alumnos vivencien los resultados de una experiencia, una observación o una investigación.

¿Por qué la observación?
Porque los conocimientos espontáneos que posee el niño son producto de su observación con el medio o contexto.
El alumno observa, después piensa y saca conclusiones, pero si no manipula objetos en la actividad, no desarrollará las habilidades necesarias para llevar a cabo experiencias por sí mismo.

¿Por qué la experiencia?
Aquí, no estamos hablando de experiencia que necesita ser explicada por el docente y quedarnos en eso, hablamos de la experiencia en donde el alumno puede ver, hacer y pensar.
Es donde el docente elige una experiencia para que el niño comprenda y pueda pensar una conclusión.

¿Por qué la investigación?
Porque a través de la investigación, el niño busca, recoge y registra la información obtenida, satisfaciendo la curiosidad.