El portal educativo del Estado argentino

 
 

“Pibes raros”¿Niños sin deseo?

“Una teoría debería aspirar a dibujar mapas de lo que acontece,
en lugar de especular con abstracciones.
La reflexión debería descentralizarse y, como el mundo al que tematiza,
expandirse, antes que reducirse a pensamiento puro negador del deseo”.

Esther Diaz

El tópico a desarrollar en este ensayo es la búsqueda de unas puntas para desenredar las posibles razones de las conductas y sufrimientos de algunos niños, llamémosles por ahora, “raros”.
Lejos de lo querer, estos chicos son raros según las representaciones de “qué es” ó “debería ser un alumno”, que aún son hegemónicas en los actores adultos de las escuelas. Sus características se clasifican en las practicas discursivas de la comunidad de profesionales, (DSM IV) que vierten sus saberes en la escuela, nominándolos “ADD”, “con hiperactividad”, “con impulsividad”, ó “con agresividad”. Estas etiquetas tienen consecuencias materiales sobre los niños, pues dado el diagnóstico, son medicados con antidepresivos y otros psicofármacos, patentados. ¿Estamos frente a una nueva anormalidad? La sociedad de control hace su entrada en esta escena que perturba enormemente la vida cotidiana de una escuela, que cada vez más, muestra el caos, del que parece no surgir ningún orden nuevo. ¿De donde surgen estas nuevas etiquetas?, y a partir de ellas ¿qué les sucede a estos chicos, más allá de lo que se ve?

Porque si de observables se tratara hacen cosas raras, tan raras como: golpearse a sí mismos y a otros, grandes o chicos, sin razón aparente, o explotar en reacciones imparables, decir muchas malas palabras e insultos sin reconocer contextos donde está más o menos permitido; en ocasiones hemos observado que pueden aparecer conductas muy bizarras como hacer caca en el aula y esconder las eses, para ¿vaya a saber uno, para qué?
De algún modo se parece al llamado ‘cutter’, un fenómeno patológico, novedoso, muy difundido en los EEUU. Personas, en su mayoría mujeres, pero varones también, que se cortan con navajas. No tiene nada que ver con masoquismo o impulsos suicidas. Es simplemente que no sienten ser personas reales, de modo que la idea básica es que sólo a través del dolor y cuando se siente la tibieza de la sangre es posible volver a conectarse.
Pero además hay otra regularidad mucho más importante, es muy frecuente encontrar que estos chicos comparten entre ellos, un modo particular de relación con sus padres, (los cuales suelen estar, físicamente, en general no son chicos sin familia primaria) siempre está presente el consumo, cuya función es la transacción: ” te compro, si....” En este contexto los chicos suelen tener toda clase de juguetes y aparatos tecnológicos a su disposición, a través de los cuales los padres intercambian momentos de tranquilidad para ellos. La extorsión como moneda de cambio, a partir de la cual se estructura una manera de vincularse. Con lo cual las relaciones con otros dejan de tener un valor en sí mismas, para convertirse en objetos intercambiables, todo puede ser “transado”, a cambio de …algo más. La “transa” será entonces reencontrada más adelante (en la vida) como algo “famliar”. De nuevo se intercambiará objetos para recibir placer, en algún formato socialmente construido como placebo. Todo esto deviene en una profunda confusión, como si no hubiera ”por dónde comenzar”. Hay investigaciones acerca de lo sobredimensionados que están los diagnósticos de estos chicos, sus conclusiones abarca en Alemania más del 50% de los diagnósticos en esta área de la conducta, asimismo se sabe que estos chicos desarrollan una entrada en la etapa de la adolescencia tan crítica y llena de tanto sufrimiento y soledad que claramente aumenta el índice de comportamientos suicidas. Acercarnos a comprender los suicidios adolescentes, las características comunes y llamativas, como agresión no reconocida, disociada y con posibilidad de actuación, acompañada de un sufrimiento intenso, como si las cosas sucedieran sin su participación. Depresión adolescente, más que crisis adolescente, son estos niños raros a los que les cuesta mucho seguir siendo adolescentes raros, porque esta marca la compartían con cualquier adolescente. Ellos, vienen sufriendo la crisis con los adultos hace mucho más, que los que se enteran a los 13 o 14 años, que el mundo de los adultos no les corresponde. Poca plasticidad, terquedad, obstinación, poca tolerancia al fracaso, vivido como vergonzante, no pueden generar en un cuerpo que se modifica para parecerse a los padres, nada bueno, y sobreviene la depresión, el desapego y el aislamiento.¿Cómo hace para valorarse a sí mismo un joven que creció escuchando acerca de él, toda clase de adjetivaciones ligadas a lo insoportables qué son, a lo difíciles, malos, y otras perversidades emparentadas con sus desajustes? Registremos que si no nos preguntamos, al menos, perderemos nuestro mejor capital, la infancia.
Y así aparece el segundo término del título, que refiere a la hipótesis de que estos niños están vacíos de deseo, como explicación posible a aquello que los aqueja. De qué hablamos cuando hablamos de deseo. Según Hegel el deseo es una producción social que se organiza (se codifica) mediante un juego de represiones y permisiones. La boca y el pezón -dicen Gilles Deleuze y Félix Guattari, en El Anti-Edipo- constituyen una máquina deseante que se acopla y se desacopla, que se prende y se desprende, dando así lugar a un dispositivo de alimentación-placer. Hay disfrute porque existe la posibilidad de conectarse y desconectarse. El deseo, en sí mismo, esto es sin representación, no tiene objeto, es ciego. Simplemente desea. “No sé lo que quiero, pero lo quiero ya”, decía Luca Prodan. Pero cuando el deseo es manipulado para ejercer dominio sobre las personas, se lo rotula, se etiqueta, se le pone nombre . Los sujetos, entonces, “saben lo que quieren”, aunque siguen sin saber que ese deseo les fue impuesto. Por ejemplo, en el capitalismo, se codifica el deseo como mercadería para ser consumida. De este modo, se aporta al sistema capitalista y se facilita la tarea de gobernar. Lo primero, porque se fortalece el dispositivo económico neoliberal, y lo segundo, porque se borran las diferencias, ya que se supone que son fuente de conflictos. F. Doltó en la causa de los adolescentes, hablaba de la T.V. y su influencia, pero agreguemos la P.C. y la imposibilidad de procesar con un adulto, construírse desde el amor con otro, ya la publicidad lo adelanta, esos lindos nenes rubios, cuidados son los de cuyos padres utilizan tarjetas de crédito, de marca internacional. Sólo esos padres, manifiestan el deseo sobre sus hijos, (que sean modelos), esfuerzo digno de mejor empeño. Nosotros lo padres, enfermos como hijos, no podemos vee cómo lo social está alienando a nuestros hijos, y nos está dejando fuera de la posibilidad de ser los padres reales, para meterlos en la virtualidad a la que nos quiere acostumbrar el mundo matriz, la sociedad de control, la nuevas fuerzas de codificación de aquellos que quiere la estructura social que deseemos, tener, tener, tener, cada vez más memoria RAM, cada vez mejores hardwres, cada vez movicones con más funciones, cada vez más cosas que se ponen viejas más rápido, para que sigamos deseando cambiarlas, hasta nuestros propios cuerpos definidos en solamente los culos y las tetas de ciliconas, entran en este deliro...
Los adultos dejamos de desear deseos para desear cosas, y en esta lujuria de mercado se codifica un deseo que configura primitivos seres miserables que logramos seguir vivos gracias a que siempre habrá algo en el mercado que todavía no hemos adquirido.
En cuanto a los maestros, que somos quienes tenemos una verdadera casuística sobre el fenómeno de los pibes “raros”; es posible escuchar en las conversaciones sobre estos chicos, un punto en común, “antes no pasaba” estos pibes son producto de esta sociedad, y no de la que nos precede. Lo vemos como un fenómeno de nuestra época, y no como un síntoma individual.
Michel Foucault en lugar de perseguir sentidos ocultos, prefiere describir las condiciones que posibilitaron determinados acontecimientos históricos en sí mismos, sin inventarles continuidades. Por ejemplo, la locura, que no siempre fue una enfermedad mental, no siempre fue objeto de encierro, no siempre se la entremezcló con la verdad y con la ética, como lo ha hecho la modernidad que, además, decidió encerrar a esas personas que no constituyeron problema para otras épocas históricas. Sin embargo, fueron conflictos para los modernos y lo siguen siendo para los posmodernos.
Quizás podríamos intentar hacer algo como adultos que los reconocen (¿ideológicamente?)como sujetos, y no como locos, ADD, u otras yerbas...
Entonces si los vemos como una consecuencia de nuestro tiempo, ¿refleja lo que pasa con un chico cuando el deseo lo dirigimos a desear cosas, en vez de desear deseos? Lo que no es lo mismo, que decir, que son el producto del no deseo, o chicos no deseados por sus padres, sino que están puestos en el lugar de un deseo que ha sido manipulado para desear tener cada vez más cosas, incluso hijos, como una cosa más. ¿Y entonces? ¿qué hacer frente a esta realidad?
Quizás seríamos más sensibles a la aparición de estas nuevas características de algunos sujetos en la escena escolar, desde un profundo gesto conservador. Los verdaderos conservadores de hoy son los seguidores de los nuevos paradigmas, dice Zizek. Porque cuando algo sorprende, golpea, no se puede simplemente aceptarlo. Si simplemente hiciéramos eso, aceptarlos, trataríamos desesperadamente de evitar enfrentarnos con lo que realmente cambia. No deberíamos olvidar nuestra capacidad real de ser sorprendidos. El peligro mayor de estos tiempos es el de nada más que dejarse llevar. Aunque también corremos el riesgo de ver en ellos, estos chicos, a los “elegidos niños índigos”, que es una explicación muy novedosa, imbuida de la new age, pero en el fondo intenta una salida fácil de aceptación sin asombro, a pesar de que las explicaciones mismas nos llenen de asombro.
La necesidad e etiquetar a los niños, de acuerdo a diferentes características, es diferente a la necesariedad de nominar. Cuando decimos “pibes raros”, intentamos no poner una etiqueta, pero no dejamos de ver, que es imposible hablar sin nominar, lo que no implica que a la mera descripción de los que vemos, debamos abrochar una etiqueta , que nos libere de culpa. Ya que todos, como miembros de la misma sociedad, somos responsables de éstos chicos, verdad muy dura, de la cuál no queremos hacernos cargo. Porque éstos chicos son hijos nuestros, de nuestro dejar hacer, de nuestro malestar, e indiferencia, de la profunda herida del tejido social, de la llaga que sangra de nuestro compromiso hueco, con el otro.
Porque también nosotros somos adultos raros, que traemos, este asunto tan desagradable e insistimos desde el grado en la reflexión, como medio para transformar, y no insistir, con, lo desgastado y probado como agotado e ineficaz, coma carente de sentido, como vacío de contenido. Como la cáscara de una solución para un problema que ya pasó.
Nosotras , maestras raras, somos una voz inconformista, que se pregunta, pues la pregunta en sí misma trasciende la respuesta, no espera ser , para reflejar en su esencia una realidad.
Como los chicos, nosotras también hacemos cosas raras y desconocidas, “jugadas”, aceptamos al excluído , pero desde el respeto a las posibilidades . Esto es algo que separa a la maestra de principios de siglo de la actual. La posibilidad de preguntarse, de expresar la duda, es la que nos constituye, no el asunto cerrado en torno a sí mismo, y “vuelve a comenzar”, como si fuera la vida misma , imperfecta, llena de dudas, frustración, vacilante, pero vida, que no se dispone a silenciar.
Los chicos, son el reflejo de nuestra imposibilidad, y de la falta profunda de autocrítica. Cualquiera que esté en contacto con los pibes, sabe que no se puede mirar para otro lado, pero al hacerlo, estamos condenando, al olvido, exclusión, e ignorancia a un futuro ciudadano, y con que ligereza lo hacemos.
Pensamos que nos debemos una discusión de fondo, de cómo el sistema educativo, debe ser otro, para contener y abordar de otra manera está realidad.
O seremos cómplices de los nuevos desaparecidos, de las próximas generaciones. Pero debemos ser valientes, y pensar con ideas nuevas, por que de todos modos la realidad se cuela por las hendijas de la escuela, mientras nos quedamos en la discusión teórica.
Debemos hacer, un hacer pensado.
Abordaje en pareja pedagógica, reconocimiento de estrategias, no más “me banco todo”, o “lo expulso”. (La pareja pedagógica en sí no soluciona nada, si no hay una verdadera decisión de hacer para otro, para otro significativo y deseante.
Partiendo de la certeza de que vale toda la pena, sin vacilar. Claro, para ello, es preciso dejar de lado el poder que se inscribe en ser docente, suma de todos los a saberes, casi alter ego de dios. Es preciso aceptar con humildad que no sabemos todo, pero que es bueno comenzar por preguntarnos. ) La pareja pedagógica, permite , dudar frente a otro y frente a los chicos, esa duda tiene el valor de hipótesis , de acordar, o no pero de respetar la posición de otro. Otro que siempre es significativo.
Como se torna el deseo de llegar con herramientas nuevas en acciones nuevas, en búsquedas nuevas, siempre reivindicamos la duda sobre la certeza.
No creemos en la suma de todos lo saberes o pareceres, pero menos de los poderes. Lo filogenico, repite lo ontogenico, y viceversa.
Eso no implica estrategia alguna. Pensar la pareja pedagóica como pensamos la nueva pareja en la familia, donde dos se hacen cargo, donde dos o más son necesarios para educar, porque hay que poner espacios de reflexión que sólo son prácticamente posibles si estás trabajando con otro.
Una estrategia implica anticipar, distribuír tiempos y espacios de otra forma, pero de verdad, hacernos cargo de nuestra propia incapacidad y pobreza en la formación docente, no tenemos herramientas teóricas, ni compromiso real con la tarea.

Bibliografía:

§ Althusser, L. Ideologías y Aparatos ideológicos del Estado. Buenos Aires, Nueva Visión. 1992
§ Deleuze, G. Conversaciones, Valencia. Pretextos.1996.
§ Diaz Esther; Postcapitalismo y deseo. www.estherdiaz.com.ar/textos/deleuze
§ Dubrovsky, Silvia; Los atrasados escolares. El trabajo en el aula y en la clínica. Problemas de atención e hiperactividad Diagnóstico e institución. A.D.D en debate. Ediciones Novedades Educativas. Ensayos y experiencias Nº 25.
§ Foucault, M. La Verdad y las Formas Jurídicas. Barcelona. Gedisa. 1995.
§ Köjeve, A. La dialéctica del amo y el esclavo; Buenos Aires Fausto, 1999.
§ Reul Sabine y Deichmann Thomas. Entrevista a Slavoj Zizek, “La medida del verdadero amor es: Puedes insultar al otro”. www.otrocampo.com.


BETINA D¨ANGELO
: Lic. Ciencias de la Educación.
Prof. Nac. Sup. Especializada en Discapacitados mentales y Sociales.
Facilitadora de Instancias Educativas Complementarias.
Capacitadora Univ. San Martín. Informática.
Capacitadora del Cepa Integración y Arte.
Investigadora del Conicet Ciencias Exactas
Auxiliar Docente UTN.
D.N.I. 16.767.162
F.M. 381.452
Bgda@ciudad.com.ar

RAQUEL AMANDA ACERBI
D.N.I. 13.653.593
F.M. 312.644
DOMICILIO : Luis Daguerre 2190 . Pablo Nogues. C.P. 1613
Tel. Particular: 4463-1018. Celular: 1551101128.
Docente del sistema educativo de la Ciudad de Buenos Aires desde el año 1987.
Títulos:
Profesora de Enseñanza Primaria. Egresada del Normal N° 4.
Profesora de Enseñanza de Discapacitados de Audición, Voz y Lenguaje.
Egresada del Profesorado Nacional de Educación Especial.
Profesora de Adultos y Adolescentes.
Egresada del Profesorado Normal del Partido de Tres de Febrero.
Técnica Nacional En Tiempo Libre y Recreación.
Egresada del Prof. Nacional de Tiempo Libre y Recreación.
Bibliotecaria. Egresada del Museo Social Argentino.
Actualmente trabaja en 3° grado de Escuela Común.
También como Maestra Bibliotecaria de otra Escuela Común.
Ambas del barrio de V. Urquiza.

Organicé, grupos operativos de profesionales, para trabajar en diferentes niveles, adaptaciones curriculares y aceleración de contenidos.
Intervine en Instituciones Privadas para realizar Evaluaciones Institucionales, a partir de las cuáles reacomodar recursos humanos y materiales, (tiempos y espacios).
Fui invitada a capacitar Supervisoras de todas las áreas de Ed. Primaria, en planificación por Proyectos.


24 Comentarios

  1. marisa. Septiembre 29, 2005 21:53

    me parece excelente, remontar las dificultades de todo orden para poder seguir adelante!!!!!!!!!

  2. Santiago. Septiembre 30, 2005 20:43

    Estos pibes raros son producto de hogares desquiciados donde no hay afecto, pautas de conducta, limites, madres y o padres enfermos, que pretenden? Muy bueno el enfoque de las docentes Felicitaciones
    Santiago Esc. 8 DE 15

  3. Adriana Espiñeira Garcia. Septiembre 30, 2005 23:58

    Como madre me sacude esta realidad y me llena de profunda tristeza cuando estoy con compañeros de mis hijos que son marginados por sus pares por considerarlos como raros y que cuando se pelean les gritan: - ¿Qué pasa, hoy no tomaste la pastilla?
    Estos chicos sufren mucho, y cada vez se encierran más en sí mismos por no ser aceptados.
    Gracias a las docentes por exponer esto que estamos viviendo y que es muy peligroso.
    LAS FELICITO!!!

  4. Sara. Octubre 4, 2005 18:10

    Me parece excelente que los docentes se comprometan con la realidad social de los alumnos. porque considero a la docencia una vocación y nuestros alumnos necesitan nuestra atención y comprensión. Felicitaciones...

  5. Susana Cristina F.. Octubre 15, 2005 22:48

    Muy buen material.

  6. adriana. Octubre 17, 2005 13:20

    que lindas, claras y ciertas son las palabras de este artïculo , reflejan lo que cada uno de los docentes pensamos y no le encontramos solución. gracias por escribir .

  7. marcela. Octubre 20, 2005 16:58

    Me parece que estos niños raros pronto llenaran las escuelas y no sabremos qué hacer con ellos Sería bueno poder empezar a pensar entre muchos sobre el tema .Es muy interesante seguir intentando respuestas.

  8. mariana. Diciembre 15, 2005 00:03

    hola... mm quisiera saber q puedo hacr tengo una amiga que aparentemente es estable pro hoy con un corte en la frente y en las manos que ella se hizo me conto que hace tiempo tambien lo hacia, pro no tiene sintomas d depresion o de que este mal quisiera saber como puedo ayudarla si alguien me puede comentar algo se los agradeceria gracias

  9. Marcela de La Pampa. Enero 30, 2006 22:05

    Soy docente suplente, por lo tanto vivo mi profesion recorriendo diversos establecimientos educacionales. Quiero compartir la siguiente historia, que he redactado asi para la resolucion de un Curso de perfeccionamiento cuyo tema el la diversidad. Espero que disfruten la narracion, reflexionen y si quieren, ya tienen mi correo para intercambiar pareceres y experiencias. Gracias y apostemos por un cambio en la educacion.



    “… Pero Juan Salvador Gaviota, sin avergonzarse, y al extender otra vez sus alas en aquella temblorosa y ardua torsión -parando, parando, y atascándose de nuevo-, no era un pájaro cualquiera […] Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar. Este modo de pensar, descubrió, no es la manera con que uno se hace popular entre los demás pájaros. […]
    -¿Por qué, Juan, por qué? -preguntaba su madre-. ¿Por qué te resulta tan difícil ser como el resto de la Bandada, Juan? […]
    - Sólo pretendo saber qué puedo hacer en el aire y qué no. Nada más. Sólo deseo saberlo.
    -Mira, Juan -dijo su padre, con cierta ternura-. El invierno está cerca. Habrá pocos barcos, y los peces de superficie se habrán ido a las profundidades. Si quieres estudiar, estudia sobre la comida y cómo conseguirla. Esto de volar es muy bonito, pero no puedes comerte un planeo, ¿sabes? No olvides que la razón de volar es comer.
    Juan asintió obedientemente. Durante los días sucesivos, intentó comportarse como las demás gaviotas; lo intentó de verdad, trinando y batiéndose con la Bandada cerca del muelle y los pesqueros, lanzándose sobre un pedazo de pan y algún pez. Pero no le dio resultado. […]”

    Juan Salvador Gaviota (Richard Bach) http://club.telepolis.com/jesusagrario/gaviota/juansgaviota.htm

    Esta es la historia de un chico distinto a los demás.

    La historia quedará narrada a través de fragmentos extraídos del legajo, lo cual no significa violación alguna de documentación ya que los hechos y datos que no resultan significativos para contar el caso no han sido copiados. La privacidad del menor está a total resguardo como así los datos de los docentes y personal involucrados en la historia. El nombre es ficticio. Los subrayados son índices de la problemática que presenta el niño.

    Año 2004- Primer Año EGB1

    “… los inconvenientes continúan. A Juan le cuesta mucho adaptarse y convivir con sus compañeros. Continúan los roces y las agresiones, ha comenzado a tirarse al piso y gritar o fingir que llora y acusa a sus compañeros diciendo que le pegan o que le rompen sus útiles. También es frecuente que arroje lápices en el aula ( y luego dice que se les pierden) que no trabaje en su cuaderno (aunque tiene buen cálculo mental hasta 10 y aplique sin inconvenientes conceptos matemáticos cuando se trabaja con él en forma personalizada para captar su atención. Insistimos para que Juan reciba asistencia psicológica…”

    “… constantemente permanece levantado, gatea en el aula y molesta a los demás niños. Al ser tan inquieto sus trabajos en el cuaderno quedan inconclusos y desprolijos…”

    “… escasa participación en clase. Sumamente caprichoso y de atención dispersa…” “… no participa ya que no atiende…”

    “… no se observa ningún tipo de responsabilidad…” “… su cuaderno se ve desprolijo, roto, incompleto, sucio, sin ilustraciones…”

    “… no logra adaptarse al grupo en el que es discriminado por su agresividad…”

    (El niño es cambiado de escuela mediando el año.)


    Año 2005- Segundo Año EGB1

    “… muy inestable debido a su conducta, para que pueda trabajar hay que llamarle continuamente la atención porque se dispersa muy fácilmente…”

    “… convivencia en el aula: regular / relación con los compañeros: regular…”

    “…No tiene incorporadas pautas de trabajo. Se dispersa muy fácilmente. No reconoce límites y no acepta negativas. Grita y se enceguece, no escucha a los docentes. Se revuelca en el piso, llora y patea, amenaza a los demás compañeros con pegarles. Requiere constante atención del docente y no permite las tareas diarias que tiene el docente dentro del aula…”

    “… A partir de que el alumno es incorporado a (otra división de Segundo Año) se observa que al encontrarse en un grupo tranquilo hace el intento de dedicarse a sus actividades pero se dispersa rápidamente…”


    “… en los recreos mantiene la misma conducta que lo lleva a serios conflictos con los demás niños…”

    “… Segundo Trimestre: Convivencia: solidario y buen compañero; Participación: muy participativo…” “… Tercer Trimestre: Convivencia: Satisfactorio; Participación: Muy Satisfactorio…”

    En el Segundo Trimestre:

    “En el día de la fecha, 29 de junio de 2005, en el aula de (Juan) se observó la siguiente situación:
    La docente le pide a un niño que le entregue un juguete para poder desarrollar la clase en armonía; el niño se lo da e inmediatamente y con una sonrisa en la cara, se tira al suelo y hace una escena de capricho. La docente se acerca al banco de Juan y observa que el niño mira con atención a su compañero. Éste cesa en su pequeño caprichito y comienza a trabajar. La docente le susurra a Juan: ¿viste lo que hizo? Juan responde que “hizo como yo; yo recién ahora me doy cuenta de lo que hago, porque cuando lo hago, no se como me veo. Pero ahora me doy cuenta…” La docente le dice: ¿y es una tontería lo que hizo tu compañero? Juan le responde parado al lado de su silla: “No, no es una tontería, es mucho más que eso, es una estupidez...” La docente le pregunta: ¿y lo vas a volver a hacer? Juan responde: ¡No!

    En el Tercer trimestre: “… necesita ser contenido en forma permanente por el docente aunque se ha logrado cierta independencia en los recreos. Le cuesta compartir en los juegos. En el aula se ha despegado físicamente del docente pero continúa una dependencia verbal. Respeta los límites. Trabaja en forma oral. No logra tener sus actividades completas en el cuaderno. Su atención no es tan dispersa como hace un tiempo…”

    “… la Maestra Recuperadora (Servicio C.A.E.) también está realizando un seguimiento. Pasa al aula y dialoga con él acerca de sus cosas y de los trabajos que Juan realiza. Hablan acerca de lo importante y agradable que es tener un cuaderno con las actividades completas y el niño se muestra a gusto dialogando con ella. Lo contiene y le valoriza sus acciones positivas. Juan no presenta problemas de aprendizaje. Las intervenciones de la profesional son sólo de presencia y dan mayor seguridad al niño.”


    “… los chicos ingresantes (Juan y otro compañero) fueron adecuándose y modificando sus conductas hasta lograr una buena convivencia…Con Juan se trabajó básicamente en el aspecto emocional y el autocontrol de sus emociones violentas.”


    Juan ha terminado su Segundo Año EGB1 con cambios de actitudes muy notables.
    Ante la presencia de la problemática planteada, la Institución en su conjunto, personal directivo, secretaría, docentes, porteros, vigiladores comunitarios, alumnos y padres, se ha movilizado para lograr que Juan revea su comportamiento. Como primera medida se lo reubico en otra división del mismo año que presentaba características un tanto diferentes del grupo en el cual él se encontraba. Poco a poco fue abandonando ciertas conductas agresivas para sí mismo y para los demás, se abrió al diálogo, al trabajo y calmó sus ataques que, al comienzo los “fabrica” pero luego se le van de control y atenta contra la integridad de todos.
    Al encontrarse con su nuevo grupo de compañeros, Juan, poco a poco no tuvo necesidad de ser violento ni de amenazar a nadie. Prefirió sentarse al lado de la docente y al finalizar el 2do trimestre logró cambiar su ubicación reiteradamente. Sus deseos de contar, hablar, acotar y participar son intensos. Sus intervenciones son acertadas y con datos que enriquecen los temas que se están trabajando. Hubo avances en los trabajos en el cuaderno. Fue estimulado por toda la comunidad educativa. Desde sus compañeros, que le marcaban sus logros pero también sus errores, hasta el personal no docente del Establecimiento, con el que tenía muy buena relación. Nunca presentó problemas concretos de aprendizaje. Todo lo resuelve a través de un razonamiento propio. No quiere que le digan cómo resolver las situaciones. El tiene sus propias estrategias. Le gusta hablar y escuchar. Prefiere las exposiciones orales y el trabajo en el pizarrón antes que plasmar sus trabajos en el cuaderno. En él se siente acotado. Se libera trabajando en hojas grandes y trabajos breves. Explica temas de ciencias y tecnología con gran habilidad. Pregunta constantemente el por qué de las cosas y lo reflexiona en voz alta. Le gusta aplicar dichos a situaciones áulicas (“El lorito lengua corta, se mete en lo que no le importa”, “El que siembra trigo come galletas”…)
    La modificación de su comportamiento durante los recreos y actividades libres fue notable. Juan antes corría enceguecido con los puños cerrados buscando el choque con cualquier niño y tiraba objetos por el aire. Últimamente prefería deambular tranquilamente comiendo alguna golosina, o mirar flores con la lupa, o compartir juegos de pelota en equipos. (la mirada y la intervención atenta de todo el personal). El diálogo con la docente a cargo comenzaba en el momento en que él entraba a la Escuela y terminaba cuando en la vereda se despedía de todos ya que siempre fue el último en salir porque acompañaba tranquilamente a la docente en sus actividades finales de la jornada. La abuela primero y el padre después estuvieron constantemente colaborando en lo que creían que era positivo para el niño y presentes en actos escolares, en la entrada y salida de alumnos y se acercaban en cualquier momento para interiorizarse acerca del comportamiento de Juan. El niño asistía a la psicóloga pero dejó de hacerlo en el último tiempo y eso se notó en general en su conducta. La abuela informó que el niño concurría a taller de teatro y el padre lo anotó en diciembre en un club para practicar arte marcial. Juan jamás aplicó ninguna de esas técnicas con sus compañeros en la escuela. Tiene gran sentido de compañerismo y solidaridad. Es práctico. Tierno y dulce, abraza en forma permanente a la docente. Quiere hacer sentir bien a todo el mundo.

    Juan es distinto a los demás niños. Tiene sus tácticas y sus estrategias. Es inteligente. Es observador. Es interesante adentrarse en su mundo y descubrir las riquezas que posee, que son superadoras de su entorno social. Juan es libre. Juan es único. Como todo niño, como todo ser humano. “Ni la diversidad negada, ni la diversidad simplemente tolerada, pero tampoco la diversidad asumida como un mal necesario o celebrada como un bien en sí mismo, sin asumir su propio dramatismo.” (frase tomada de la página 6 Módulo 1)

    “… […] Día a día aumentaba la muchedumbre que venía a preguntar, a idolatrar, a despreciar. -Dicen en la Bandada que si no eres el Hijo de la misma Gran Gaviota -le contó Pedro a Juan, una mañana después de las prácticas de Velocidad Avanzada-, entonces lo que ocurre contigo es que estás mil años por delante de tu tiempo.
    Juan suspiró. Este es el precio de ser mal comprendido, pensó. Te llaman diablo o te llaman dios.
    -¿Qué piensas tú, Pedro? ¿Nos hemos anticipado a nuestro tiempo?
    Un largo silencio.
    -Bueno, esta manera de volar siempre ha estado al alcance de quien quisiera aprender a descubrirla; y esto nada tiene que ver con el tiempo. A lo mejor nos hemos anticipado a la moda; a la manera de volar de la mayoría de las gaviotas.
    -Eso ya es algo -dijo Juan, girando para planear invertidamente por un rato-. Eso es algo mejor que aquello de anticiparnos a nuestro tiempo. […]

    Juan Salvador Gaviota (Richard Bach) http://club.telepolis.com/jesusagrario/gaviota/juansgaviota.htm

  10. Betina. Febrero 1, 2006 11:14

    Juan Salvador gaviota, y su versión escolar, me conmovieron mucho.
    El drama de la diversidad es la novela nuestra de cada día, y quizás lo verdaderamente nuevo sea que; haber decidido no alejar lo radicalmente distinto, no segregar en otras instituciones, clasificando a los seres humnaos en compartimientos donde dejen tranquila nuestra "mismidad"; no es gratis. No es una declaración de derechos y nada más, no podemos llenarnos la boca con frases célebres y negarnos cambiar actitudes, o evitar los desafíos, o sencillamente correr el cuerpo. Es un verdadero movimiento hacia adentro de uno mismo, y la única salida es dejar de mirarnos el ombligo alienadamente para vernos en el otro, y aceptarnos tal cual somos, aceptando que el otro, en su singularidad, nos habla de nosotros mismos siempre.

  11. jornada de capacitacion marin. Febrero 16, 2006 15:37

    Muy bueno el material. Creemos que la base del problema se encuentra principalmente en el vinculo social y afectivo que establecen las madres con sus hijos. Esto impide una buena inserción social y lleva a que estos pibes "raros" sean rotulados por su conducta.

  12. Cecilia. Mayo 18, 2006 20:40

    Gracias por las notas, me ví totalmente identificada en éste tema, lamento no haberlo leído antes, creo que mi hijo ha sufrido mucho por éste tema, donde se lo ha tildado por raro.

  13. constanza. Mayo 20, 2006 18:33

    aburrido porque es fomeque no lo lean por favor

  14. marinka. Mayo 22, 2006 20:41

    Es triste ver como estan contaminados nuestros hijos, todo esto radicado por un factor socialo que ha llegado hasta los propios colegios.
    Como madre de niños en edad escoler puedo obdervar como los estamos destruyendo hasta llegar al punto de enviarlos por las sicopedagogas del colegio a medico porque el chico sufre de DEFISIT ATENSIONAL. Yo padeci de dolor junto a mis hijos los evalue por medicos Mis hijos no tenisna eso Ellos tenian depresion por un problema emicional (abandono de su padre) Yo consumida en mi propio dolor no me di cuenta mis hijos sufrian y en el colegio decian defecit atencional No señores era depresion . La cual les causo el ser apuntados con el dedo lo que en el fondo los lastima aun mas. Cuando nuestros hijos sufren problemas de indescriminac`´on social por Dios que duele Y sobretodo cuando no cuentan con el apoyo de su colegio
    Todo esto es triste y veo que vamos de mal en peor hasta los mismos profesores seleccionan a sus alumnos y le dan desolacion a los chicos con dolores es triste pero la desesperanza que ellos encuantra muchas veces termina por llevarlos al suicidio
    Espero que esto sirva de refleccion a todos los que los leen Padres, Profesores y sistema social cuidemos a nuestros hijos de ellos depende que sean buenos padres en su futuro

  15. ulises. Septiembre 11, 2006 14:25

    necesitaria ayuda o parametros para tener en cuenta para poder salir adelante soy una persona con demasiada atencion dispersa y me cuesta mucho por tal motivo encaminar me vida, me gustaria que alguien que pueda ayudarme me mande un mail que poder hacer desde ya agradesco su preocupacion. mr_ulises@hotmail.com

  16. Gisela. Octubre 30, 2006 20:58

    hola, yo soy una adolescente que se corta los brazos con un cutter, y me gustaría dejar de hacerlo, pero no puedo, por que cuando estoy triste y siento que no le importo a nadie, no hago ora cosa que cortarme, y no me doy cuenta de que me lastimo=(
    y es re triste=(

  17. nora. Noviembre 17, 2006 21:20

    hola: El materia brindado es tal cual lo vivo dia a dia con mi hijo de 14 años ya que sufre permanentes discriminaciones en todos los ambitos que lo rodea. Es por eso que necesito ayuda urgente nosotros como padres tratamos de fasilitarle tareas para disminuir su hiperactividad concurriendo al futbol, aun asi no desgasta su energia en la totalidad necesaria para calmar su ansiedad

  18. ORIANA . Diciembre 14, 2006 16:53

    quiero contarles que mi hija. de 7 año basico . leyo ,juan salvador gaviota .bueno yo le ayudo en literatura,me encanta leer,si los chicos leyeran mas ,todo esto lo que yo les contare cambiaria. soy chilena vivi muchos años en argentina. y lo que tengo que dar gracias fue en la lectura. me cambio la vida,mis penas,angustias, falencias me entrego un mundo con mucha cultura. me encanta leer no es un medio de escape.n,es riqueza,sabiduria,y sobre todo tu mente trabaja busco literatura abtrasta tengo mis escritores favoritos,mis libros amados ,adoro leer mis vbacasiones favoritas son ,en contacto con la naturaleza y con un libro .feliz . el principito..........

  19. valeria. Febrero 22, 2007 14:00

    hola nesecito saber si alguien conoce algun colegio para chicos on hperactividad y add necesito esa informacion lo antes posible ya que el hermano de mi novio tiene 7 años y tiene add y no lo aceptan en ningun colegio soy de avellaneda y quisiera saber si alguno cerca desde ya muchas gracias

  20. SoL. Febrero 27, 2007 16:35

    Gisela...no se ke decirte, pero si te interesa podemos chatear, soy mamá de una niña de tu edad.Eso de kortarse se está volviendo muy komun a todos los adolecentes. Vivimos tiempos de soledad e individualismo, pero de todos modos siempre existe alguna persona ke kiera eskucharnos... mi korreo..(alejandra_gallar@hotmail.com)

  21. Mary. Abril 11, 2007 16:48

    Hola, no he tenido estre proble pero me gustaria entablar amistad con alguna persona que tenga ese problema, particularmente me gusta la soledad y me gusta escuchar e intercambiar ideas, tal vez por ese lado los pueda ayudar un poco.

  22. graciela lucero. Abril 19, 2007 23:58

    Es muy buen referente sirve como madre para estar alerta y como estudiante de pedagogia y educacion social . del mismo instituto de tiempo libre y recreacion.

  23. jefrid. Marzo 11, 2008 21:53

    desearia tener juguetes del hombre araña

  24. disnarda. Diciembre 9, 2009 22:42

    mi hija de 11 años cuando la regaño siente necesidad de cortarse dice que siente alivio, esto me preocupa ha mejorado tratandola con cariño y no gritandola orando y pidiendole a dios. La noche que me embarace de ella yo sentía tristeza por un problema en el trabajo, noto que hay noches que siento espiritus y al día siguiente amanece depresiva.Hay que hacer oración de liberación