El portal educativo del Estado argentino

 
 

¿Qué pasa con la autoridad del docente?

Parece haberse destruido o está pasando por una grave crisis. Pero ¿cuáles podrían ser las causas? ¿A qué se debe la pérdida de autoridad? ¿Qué sucedió?

Siempre hablamos de la necesidad que los padres se acerquen a la escuela para participar de la educación de sus hijos.
La familia es un actor fundamental en el proceso educativo y es necesario que establezca un vínculo, una comunicación permanente con los docentes responsables de la educación de sus hijos.
Pero se ha observado que la participación de los padres se ha convertido en una intervención (o ha sido mal interpretada dicha participación) que comenzó a alterar o afectar la disciplina propia de los establecimientos educativos provocando una ruptura o degradación de los espacios de autoridad que los docentes necesitan ocupar en el aula para cumplir satisfactoriamente su labor.
Esto se ha dado por la frecuente actitud de aquellos padres que, ante la menor sanción o calificación contraria que reciben sus hijos, se acercan a la escuela para realizar una queja o cuestionar la conducta adoptada por el docente.
Y es lamentable ya que se trata de una actitud asumida ciegamente ante la defensa de su hijo y cada vez es más frecuente.
Es por ello que la participación debe estar dirigida a una finalidad integradora y constructiva, de apoyo y acompañamiento no invasivos; donde exista una coherencia con el respeto por los roles diferenciados que habitan en la escuela entre docentes y alumnos.
No podemos olvidar que cada actor tiene su lugar y debe cumplir con sus responsabilidades en forma adecuada en pos de una educación de calidad, comprometida con la sociedad.
Los padres deben conversar seriamente con sus hijos pero nunca cuestionar al docente. Un padre responsable no puede dañar la autoridad del docente frente a sus alumnos.
Algunos autores opinan que los padres llevan adelante esta actitud o conducta porque es una manera de pedirle a la escuela que haga lo que ellos no son capaces de hacer, que es hacerse cargo del hijo en problemas.
Los padres deberían ver la necesidad de hacerse cargo de los chicos en tiempos como estos en que nadie quiere encargarse de ellos, alejándolos de dos plagas de la sociedad actual como son la banalidad (lo tribial, lo insípido, lo superficial) y la mediocridad (lo vulgar, lo escaso, lo limitado).
Hay algunas personalidades en nuestra sociedad que pensando y reflexionando sobre esta temática aconsejan a los padres a tejer alianzas con el resto de los integrantes de la familia y con aquellos que la rodean.
¿Y cómo tejer alianzas? Encarando los problemas de los hijos con apoyo y consejo de tíos, abuelos, docentes y amigos dispuestos a participar en el esfuerzo por encontrar nuevos rumbos para cumplir con la misión correspondiente.
Hay que reconstruir la autoridad del docente y retornar a una educación que transmita valores y conductas. Es decir respetar el poder que tiene el docente debido al cargo que ocupa y por los conocimientos que tiene, porque para eso está allí.


18 Comentarios

  1. myriam. Febrero 4, 2009 14:44

    muy cierto el artículo, es la realidad de todos los días con la que tenemos que trabajar.

  2. Omar Felis. Febrero 4, 2009 21:19

    Estoy en un total acuerdo con lo planteado por la autora de la nota. Hoy por hoy ,algunos padres creen que existen complots internacionales pergeniados para perjudicar a sus hijos,e intervienen e irrumpen en la escuela ,cual barrabravas e plena cancha.
    Tal ves debemos pensar que este espacio ganado
    por algunos padres , es debido a que las instituciones se los han cedido.Saludos a todos.

  3. adriana. Febrero 5, 2009 10:39

    Acuerdo con el artículo y con los comentarios anteriores, y agrego que a veces no se cuenta con el apoyo del equipo directivo y el problema se transforma en algo netamente personal. saludos y gracias por la participación.

  4. Daniel. Febrero 6, 2009 19:56

    Totalmente de acuerdo. Estamos en una sociedad que no sabe distinguir a un docente con autoridad de otro autoritario. Para recuperar la autoridad, el respeto y también la dignidad, tendrá que haber cambios radicales que comprometan la participación de todos los miembros del sistema educativo. Saludos.

  5. Ely. Febrero 6, 2009 22:20

    Paula, me parece muy atendible tu punto de vista, pero yo creo que así como existen alumnos diversos también tenemos frente a las aulas docentes diversos. Muchos por suerte no se han sumado al conjunto del "todo bien", y día a día construyen, construimos el valor RESPETO sin dejar pasar ningún detalle. Estoy convencida que si los niños observan una cierta familiaridad entre el maestro y los padres, les creamos confunsión y no alcanzan a distinguir quién es la autoridad en la escuela. Muchas veces, y lo digo porque este es un tema que me preocupa los docentes jóvenes se acercan a los padres utilizando el "vos" en el trato como símbolo de confianza y significando que están a la par y esto es muy bueno para el niño.
    Por supuesto esto no es todo el docente pierde autoridad cuando no se capacita lo suficiente y hoy eso se nota a las claras, los padres buscan los cuadernos y carpetas de los hijos de sus vecinos, compara, exige y por supuesto, si de remate no es exigente con sus alumnos es calificado como vago y poco responsable.
    Acuerdo con Paula, cuando dice que la autoridad se construye con conocimientos. En la sociedad mediocre donde estamos inmersos es moneda corriente el trabajar solamente por el sueldo, y si a esto le agregamos que es muy bajo, y no alcanza para acceder a libros, revistas. internet, diarios,para estar actualizados, porque ni siquiera alcanza para cubrir las necesidades básicas.
    El trabajo en educación carece de una real motivación.
    Invito a quienes participan a visitar mi blog: elyvaquer.blogspot.com, y dejar plasmadas las experiencias positivas en la docencia.

  6. CARLINA. Febrero 7, 2009 17:55

    Estoy de acuerdo con lo que opina Paula, pero creo que es una parte del problema. La pérdida de autoridad del docente no radica solamente en la desautorización de los padres, existen otras variables que contribuyen a ésta y son entre otras, la falta de RESPETO y VALORIZACION al trabajo del docente por parte de Directivos y de personal no docente y administrativo. Agregando lo que sostenia ELY, la falta de seguridad en los conocimientos de los jóvenes colegas, la falta de compromiso de muchos docentes en la carrera que eligieron quedando demostrado en su practica frente a los alumnos, la manipulación del salario docente por parte del estado, etc. Por lo tanto, considero que la perdida de Autoridad de los docentes obedece a varios factores.

  7. I. Febrero 7, 2009 21:20

    Hay muchos factores que han contribuido a que los padres de familia se tomen la autoridad en los cetros educativos:
    a) La falta de comunicación franca, sostenida, programada entre directivos y docentes, respetando en todo momento el principio de autoridad.
    b) La orientación que se imparte a los estudiantes debe ser una invitación estiulante al cultivo y desarrollo de la propia personalidad y a la aceptación consciente de su destino. Asi no esperará que el padre sea el que proponga los temas de clase sino su propia necesidad.
    c) Un profesor con experiencia docente y sólidos conocimientos lleva implícito en su planificación curricular el desarrollo pleno, gradual y armonioso de la propia originalidad de cada estudiante, el cual pasa a ser un ente autónomo, sin mucha dependencia de sus padres, quien tendrán la oportunidad de ayudar a su formación, con otra actitud, con el consejo oportuno a su hijo.
    d) Si los alumnos, sean del nivel que sean, reconocen la utilidad de los conocimientos recibidos, porque les agradan, les llena de satisfacciones, son prácticos, el docente observa que en ellos crece su interés, su atención llega a ser más duradera y sostenida y no permite que el padre interfiera molestando al profesor; el estudiante, no tiene de que quejarse a sus padres y consecuentemente ellos nada tendrán que objetar.
    e) Cada materia tiene su propio contenido educativo. Si el profesor, responsablemente, logra que sus alumnos adopten una actitud positiva ante cada materia, tampoco habrá problemas y esta actitud personal del profesor en al dirección de la clase destierra esos problemas que se comentan y que son resultado de sueldos bajos que no permiten que el profesor se dedique por entero a una sola escuela o colegio y deje ser ser el profesor- automóvil qu sale de un centro educativo y va a otro y otro... Un docente ocupa el tiempo necesario en actualizarse, en planificar su clase, que pone a sus alumnos tareas interesantes, que despierta en ellos deseos de investigar y probar, que deja bastante tiempo a los estudiantes para encontrar soluciones, que los entusiasma más cada vez, les da consejos y respalda su confianza en ellos mismos, tendrá éxito en la educación de sus alumnos y no tendrá problemas de disciplina como lo tiene algunos que pecan de descuidados o indiferentes y solo les interesa que pase el tiempo para cobrar sus haberes.

    Vicente Burau Alvarado
    Profesor desde 1956
    Manta - Ecuador

  8. Alfredo Esteban Vera. Febrero 8, 2009 14:19

    Buenas tardes Ciudadanos !

    Si hay algo que podemos cambiar para el bien comùn de nuestra sociedad , ¡ Cambiemoslo ! Hace muchos años mi profesor de Contabilidad Intermedia el Contador Eduardo Corrales , en la Facultad de Ciencias Econòmicas de la U.B.A. se presentò el primer dìa de clase y nos dijo : Es la primera y ùltima vez que me voy a dirigir a uds. como a a l u m n o s ...
    Porque uds no son a l u m i n u s ... y desde aquèl dìa me refiero a la gente que estudia simplemente como estudiantes .
    Cada persona posee conocimientos previos ... es decir no es ningùn a l u m i n u s .

    Los invito a por lo menos reflexionar sobre las palabras y su sentido polìtico .

    Saludos cordiales , Profesor Alfredo Esteban Vera e-mail: aev61@yahoo.comm.ar

  9. VIRGINIA. Febrero 9, 2009 23:29

    BUENAS TARDES A TODOS

    Quiero aportar desde mi experiencia docente en este tema de involucra la desvalorizacion en cuanto a su autoridad. Considero que la ausencia no solo ocurre dentro del aula sino tambien fuera de ella, es decir ante la sociedad, quien mucha de las veces ha olvidado el papel que juega el docente en la vida formativa de sus hijos.
    La carencia de valores como el respeto hoy dia esta tan alejada del significado entre los jovenes, es decir se respeta al que habla con palabras altisonantes, el que ofende, grita, pega.
    Pero tambien los docentes tienen su responsabilidad en este proceso, muchos han pasado por alto que somos imagen y que el compromiso de formar tambien incluye el formar ciudadanos con altos principios. La tarea es a largo plazo, la meta es: que ciudadanos queremos formar?

  10. Analía Del Bigio. Febrero 11, 2009 19:43

    Estoy de acuerdo con el artículo. Pero ta,bién creo que la sociedad actual ha forjado a estos padres, a estos docentes y a estos alumnos...Todos estamos inmersos en la problemática pero es más fácil delegar responsabilidades.El docente dberá capacitarse más, el padre deberá ejercer su rol y el alumno deberá acatar la autoridad y así volverán a surgir ls valores perdidos.

  11. Marina. Febrero 13, 2009 23:32

    Coincido con Adriana, en muchos casos los directivos, se ven arrinconados por 2 casos:
    El primero es que si el colegio es privado se va a bajar la matricula, y por el otro, si es público, los chicos quedan excluidos del aula llegando a la delincuencia.
    Muchas veces los docentes somos expuestos y caen sobre nosotros las quejas de los padres, y la indiferencia de los directivos, haciendo de nuestra tarea una pesada carga.

  12. Jorge Berguier. Febrero 24, 2009 15:31

    Hola! En general estoy bastante de acuerdo con la nota y con la mayoría de los comentarios.
    Quisiera agregar lo siguiente: Si llamamos a los padres a la escuela, tenemos que saber que ellos vendrán con su propias ideologías, costumbres, actitudes, saberes. Pretender que vengan solamente a hacer lo que le indiquen los directivos, es incorrecto. Está bien que vengan así, porque lo que nos nutre es la diversidad.
    No me parece que el tuteo o no tuteo sea tema. El asunto es mantener la distancia con o sin tuteo.
    Especialmente cuando queremos aplicar innovaciones educativas. Porque, en ese caso, chocaremos con los imaginarios: NI SIQUIERA SABE LAS TABLAS, para mencionar alguna, ya que yo soy profe de mat. Tenemos que estar muy firmemente anclados en proyectos, en bibliografía, etc. (y en apoyo de la Dirección, que habrá aprobado el proyecto). Si es así, se puede.
    Sin embargo, quisiera referirme al punto que me parece clave: El del respeto. Muchos docentes siguen (¿seguimos?) extrañando que, cuando entren en el aula, los alumnos se paren y saluden y luego se sienten en silencio. Pretendiendo que eso es respeto. Yo creo que eso no es respeto. Eso es, a mi criterio, una mezcla de "obediencia debida" sumisión y temor. Respeto es la construcción de relaciones basadas en la confianza. Ese es el único respeto que existe, el basado en al confianza.
    Y, me parce que los docentes confiamos poco en los alumnos. "No saben ni leer" "No interpretan textos" y un sinfín de etc. que esconden un trema clave: No los conocemmos!!!
    Cosntruir autoridad sin confianza es imposible.
    Todavía hay muchísimos colegas que denuestan los centros de estudiantes ("A la escuela se va a estudiar"). Y, los centros de estudiantes son la principal escuela de ciudadanía que existe en la institución escolar.
    La principal autoridad es la mancomunión entre conocimientos y respeto a los alumnos. Sólo así se forja "autoridad democrática".
    Un saludo a todos...Y BUEN COMIENZO.

  13. andrea. Marzo 6, 2009 10:41

    Pienso que el docento perdio autoridad porque en un principio le fue mas facil dejarla por el camino , para no asumir responsabilidades. Veo que el maestro y especialmente autoridades del colegio muchas veces esconden la basura bajo la alfonbra y prefieren pensar "aqui no ha pasado nada" frente a situaciones de vioelencia escolar. Mi hija fue objeto de violencia fisica de un mimso niño durante el año 2008, al 2º dia de clase (2009) la situacion se vuelve a repetir. Esto fue porque pese a mis reclamos durante el año anterior las autoridades fueron muy complacientes con los padres del agresor. Asi que, gozando de impunidad hoy el menor se ve libre nuevamente para hacer lo que quiera. Esto genero estrema violencia en mi (Soñe con prender fuego el colegio).Es decir la no solucion del conflicto, el atropello hacia los derechos de mi hija y los de mi familia, la victimizacion de la victima, el maltrato hacia los que reclamamos genera mas violencia. Señalo que cuando mi hija le informa a la docenta que el compañero le habia pateado la mochila, pisado sus pies, y pegado en el estomago recibio como respuesta el silencio. Que debo hacer?! Aclaro que se trata de un colegio privado. Estoy enferma por esta situacion. Si alguien me puede ayudar con sugerias. Gracias.

  14. debora. Junio 16, 2009 17:07

    Si tienen razon

  15. Mariana Diez Ojeda. Julio 7, 2009 07:23

    Muy bueno el comentario, realmente creo que hay que distinguir dos aspectos, por una parte la participación de los padres enriquecedora que colabora con la labor y que debe ser tomada por el docente como un apoyo, y por la otra la participación de los padres en la defensa "a ciegas" que lejos de colaborar se torna en una defensa que se vuelca hacia el facilismo y la presión que más que sumar quita no solo poder al docente sino que desacredita la labor del día a día.

  16. wazabalaqhotmal. Agosto 5, 2009 22:10

    quisiera saber donde puedo realizar un reclamo o una consulta acerca de como tratan a los alumnos ya que mi hijo,concurre al colegio donde su maestra al primer dia de llegar de las vacaciones le toma un examen y otro y otro , y el antes de comenzar las vacaciones anticipadas por la gripe a falto debido a un ataque de asma por tal motivo, no concurrio, y el primer dia de vuelta tampoco concurrio debido a que sufrio otro ataque de asma desafortunadamente, quisiera que me contesten para saber como manejarme, quisiera agregar que dicha maestra se maneja de una manera muy autoritaria,es lo que ella dice y se acabo, y estoy cansado de esto.

  17. Jorge Blua. Noviembre 8, 2010 11:16

    Estimada Paula
    Lamento que tu perspectiva se reduzca sólo a la consideración de una "pérdida" de la autoridad docente, que, al parecer, era pesistente en lo que yo creo que resulta en una "ficción socializada" parafraseando a Markos Zafiropoulos en la referencia que a él hace Perla Zelmanovich en su artículo "Nuevas ficciones para la producción de nuevas autoridades". Una especie de pasado idealizado colectivamente, a mi humilde entender.
    Pero, mucho más lamento el descubrir que buena parte de tu discurso pontificador y normativo, tal como lo veo, sea la reproducción casi literal de las palabras de alguien de quien sí esperaría un discurso de ese carácter. Casi todo tu artículo se basa en un editorial del diario La Nación del año 2005, que recupera las palabras del Cardenal Bergoglio en una intervención que hiciera en una reunión en el Colegio La Salle, como puede verse en
    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=755920

    Te sugiero que actualices tu perspectiva hacia miradas menos restringidas del problema.

    Cordiales saludos
    Jorge Blua

  18. CESAR. Diciembre 3, 2011 23:38

    Pienso que la mayor cumpabilidad la tiene el Ministerio de Educación, porque están regidos por el sistema mundial al cual nada le interesa la educación global. Y luego, los padres porque no quieren reconocer que sus hijos actúan con dos o más personalidades totalmente diferentes en el comportamiento desde su hogar. El tutor o tutora ya no consigue lograr los objetivos trazados, se debe trabajar con psicólogos y hasta psiquiatras para salvaguar la salud de los docentes. Es necesario autorevaluarse el maestro -cuánto capaz somos tolerantes o cuánto requerimos descanzar para no empeorar la salud, que es lo más importante.