El portal educativo del Estado argentino

 
 

EL DERECHO EDUCATIVO CONSTRUYE PUENTES

El Derecho Educativo traducido en acuerdos de convivencia, construye puentes en las relaciones interpersonales de la comunidad escolar.
El Derecho educativo debe ser un instrumento para la unión de la comunidad escolar y no para el juzgamiento y la sanción.
El plan del Derecho Educativo en la Convivencia Escolar (PDECE) para lograr los acuerdos de convivencia trabaja en valores, con el objetivo puesto en el bien común. Para ello propone: leer, reflexionar y aplicar en las normas de convivencia lo aprendido.
Se debe observar detenidamente el valor de la aplicabilidad de los acuerdos logrados y la meta final es poner en práctica lo normado.
Para el Plan, el fin de las normas de convivencia educativa no es la simple información de los integrantes de la comunidad escolar y su hipotético acatamiento, sino que busca la transformación personal de cada uno de ellos, por medio de la concientización. No es tampoco, la instrucción por medio de lo dispuesto, sino la construcción de entendimientos interpersonales al momento de la creación de cada uno de los acuerdos.
Todo esto debe completarse cuando al volver a su hogar, en familia, en la vida diaria, se pone en práctica lo aprendido en la escuela al formalizar los acuerdos de convivencia.
En el siguiente relato, graficamos la importancia de construir puentes:
No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas vecinas cayeron en un conflicto.
Este fue el primer problema serio que tenían en 40 años de cultivar juntos, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua.
Esta larga y beneficiosa colaboración terminó repentinamente.
Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos y explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta de Luís. Al abrirla encontró un hombre con herramientas de carpintero. “estoy buscando trabajo por unos días”, dijo el extraño, “quizás usted requiera algunas pequeñas reparaciones en su granja y yo pueda serle de ayuda”. “Sí”, dijo el mayor de los hermanos, “tengo un trabajo para usted”. Mire al otro lado del arroyo aquella granja, ahí vive mi vecino, bueno, de hecho es mi hermano menor.
La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros, él tomó su buldózer y desvió el cauce del arroyo para que nos separara. Bueno, él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor.
¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero?
Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, “no quiero verlo nunca más”.
El carpintero le dijo: “creo que comprendo su situación. Muéstreme donde están los clavos y la pala para hacer los hoyos de los postes y le entregaré un trabajo que lo dejara satisfecho”.
El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir por provisiones al pueblo.
El carpintero trabajó duro midiendo, cortando y clavando.
Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero justo había terminado su trabajo. El granjero quedó con los ojos completamente abiertos: No había ninguna cerca de dos metros. En su lugar había un puente. Un puente que unía las dos granjas a través del arroyo.
Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.
En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a Luís le dijo: eres una gran persona, mira que construir este hermoso puente después de lo que te he hecho y dicho.
Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero tomaba sus herramientas, ¡no!, espera, le dijo el hermano mayor.
“quédate unos cuantos días, tengo muchos proyectos para ti” “me gustaría quedarme”, dijo el carpintero, pero tengo muchos puentes por construir.

REFLEXIONEMOS:
• Cuando dos integrantes de la comunidad escolar se enfadan, ¿qué solemos hacer nosotros? ...haz memoria…
• ¿Cuántas veces hemos construido “muros” entre ellos, consiguiendo que se distancien aun más? Y ¿cuántas veces nos hemos esforzado en crear “puentes” y caminos para el encuentro y solución de problemas?
• Esta última actitud es algo muy importante a la hora de trabajar por la Paz…y cada uno de nosotros tenemos aquí… un papel muy importante…
• SEAMOS CONSTRUCTORES DE PUENTES, trabajemos para solucionar los conflictos en nuestra escuela por medio de las normas de convivencia.

EJERCICIO PRÁCTICO DEL P.D.E.C.E. PARA CREAR NORMAS DE CONVIVENCIAS
I.- Pasos a seguir en las escuelas para conseguir construir acuerdos de convivencia:
1) Seleccionar el texto de la norma a trabajar por la Comunidad Educativa.
2) Integrar un círculo de personas participantes en el ámbito escolar.
3) Elegir un Coordinador.
4) El Coordinador del círculo lee el texto completo de la norma a considerar.
5) Siguiendo el sentido de las agujas del reloj, cada participante da una opinión de lo leído hasta llegar al Coordinador.
6) El Coordinador brinda también su opinión y se cierra el círculo.
II.- Indicaciones fundamentales para el éxito del ejercicio:
a) Que cada uno de los participantes de su opinión de lo leído y no de lo que dijo algún integrante del circulo.
b) Tener presente en todo momento que el círculo no es un ambiente de discusión, estando prohibido toda disputa o confrontación de las opiniones vertidas en el ejercicio.
c) La idea es el Coordinador rescate todas las coincidencias como acuerdos del circulo y anote las disidencias para seguir analizando estos puntos en próximos ejercicios.
NO A LOS CONFLICTOS
NO A LA CONFRONTACIÓN
SI A LOS ACUERDOS DE CONVIVENCIA
SI AL DERECHO CONSTRUIDO ENTRE TODOS PARA EL BIEN DE TODOS


2 Comentarios

  1. Eliana. Abril 11, 2012 18:48

    El texto resulta de gran interés para ser aplicado en el aula, ya que los alumnos son participes de una realidad social cargada de sucesivos conflictos que están a su alcance a través de los medios de comunicación , como así también de sus prácticas cotidianas, y de la interacción con sus pares. Es por eso que resulta relevante enseñarle a construir puentes en lugar de trazar muros.

  2. marisa ruiz díaz. Abril 14, 2012 13:40

    Los acuerdos de convivencia son fundamentales en la institución escolar...no basta que estén escritos y presentes para la lectura...¡hay que ponerlos en práctica!. pienso que la autoridad escolar es la que debe observar permanentemente su cumplimiento, ya que a veces de ese lugar parte algunos gestos de intolerancia... se debe dar el "ejemplo", sino que podemos hacer los docentes solos?...empecemos por mejorar y replantear las relaciones interpersonales entre colegas y directivos-docentes, para poder inculcar la enseñanza de debería impartir el acuerdo de convivencia...nuestra experiencia es poderosa, por eso a veces nos atrevemos a hacer estos comentarios.