El portal educativo del Estado argentino

 
 

Reflexiones sobre la violencia escolar

Autor del trabajo: Arcidiácono Atilio José
e-mail:azulgris17@yahoo.com.ar
Otros trabajos del autor en :http://www.mediacioneducativa.com.ar

El significado de las fases es único al crearse. El uso, los intereses, los que lo usan, el objetivo para el cual se usa, puede modificar el significado primero.
Pueden diluirlo, hasta agregar una connotación irónica, fatalista, etc. que no poseía en un comienzo

Cuando decíamos “la Escuela, es el parche donde retumba la violencia de la sociedad”, intentábamos poner en oídos de los medios de comunicación y la comunidad toda, que la violencia que se vive en las Escuelas no es ajena a la violencia que se vive en las calles de la comunidad.

Queríamos expresar que los códigos relacionales que vivían y se alimentaban en los distintos barrios y sectores de la ciudad, invariablemente se repetían en el ámbito escolar.

Pero con el tiempo la frase indicada u otras similares tales como “la Escuela no puede estar al margen de la violencia social” (u otras semejantes), parecería haberse connotado con rasgos de fatalismo.

El mismo “fatalismo” que se detecta en el tratamiento de “la violencia” en los medios de comunicación, en los funcionarios, en el hombre y la mujer común que trata de vivir en nuestra sociedad.

Hablamos de “fatalismo”, porque pareciera que cada día nos vamos acostumbrando un poco más a que existan hechos de violencia y que ante los mismos no haya opciones reales de solución.

Parecería que lejos de poder instrumentar acciones concretas de resolución del tema nos vamos acostumbrando a vivir con un miedo que nosotros mismos alimentamos redimensionándolo y haciendo así lo mejor para que la “violencia” crezca.

Es decir “alimentamos” la violencia de los violentos especialmente a partir de las imágenes fílmicas, fotos, espacios en los medios de comunicación.

Pero si bien la sociedad promueve aún sin saberlo estas situaciones la “Escuela” no puede ni debe considerar que resulta imposible disminuir la violencia en el ámbito que le ocupa y debiera preocupar.

Al escuchar relatos de directivos, docentes, medios que los entrevistan, uno se inclina a pensar que los hechos se suceden sin que previamente se pudiera haber hecho “algo” como para evitarlo o disminuido.

Queda la sensación, como que es imposible idear y desarrollar una organización capaz de disminuirlos y hasta evitarlos.

La Escuela no puede mantenerse ajena a la violencia de la sociedad de que es parte.
Pero menos puede aceptar como inevitable lo que sucede en su seno.

A este punto hay dos aspectos a tener en cuenta: la violencia que se produce puertas afuera de la escuela y la violencia que se produce puertas adentro de la misma.
Como también diferenciar en los casos arriba mencionados, si los “violentos” pertenecen a la institución o sólo son los “violentados”. No podemos obviar una situación mixta donde algunos alumnos de la institución solicitan la violencia de conocidos que no asisten en el ámbito escolar.

Estos aspectos son centrales para poder proponer acciones tendientes a prevenir la violencia escolar.
Podríamos decir que es el primer centro medular de análisis, definición y que es a partir de él que una propuesta podrá limitar las situaciones de violencia o no.

El segundo aspecto medular del tema es la posibilidad o no que como grupo docente se posee para diagnosticar correctamente la situación y establecer acciones “realizables”, “acordadas” y “asumidas” por la totalidad de los docentes.

Acciones que no pueden quedar escritas en proyectos sino que tienen que cumplirse para lo que resulta indispensable “el compromiso”.

Pero qué “compromiso” puede existir entre los integrantes de un grupo para “hacer”, cuando ellos vivieran una relación grupal donde no prime la confianza, el reconocimiento, el respeto por la norma y el cumplimiento de la misma.

Podremos iniciar nuestro largo camino de resolver los conflictos de disrupciones de la conducta en la Escuela sólo si el personal directivo, docente, administrativo y no docente cumple con su función específica en una atmósfera de respeto, diálogo y reconocimiento de los propios errores.

Esto es pedir a cada uno el cumplimiento del rol para el que ha sido convocado.

La violencia en las aulas, los patios, las agrupaciones, no aparecen mágicamente.
Tienen su correlato, su desarrollo y su desenlace.

Será necesario, en base a la experiencia aprendida en virtud de los hechos violentos producidos en la institución, cuales son estos correlatos, cómo se producen sus desarrollos y cómo, dónde y cuándo los desenlaces.

Habrá que buscar estrategias que ante la evidencia del inicio de un conflicto podamos intervenir antes que se produzca su desenlace.

De lo contrario el resultado será actuar después de producido el hecho. Con lo cual la posibilidad de menguar el daño no existe.

El no trabajo en la previsión estimula la violencia, la que generalmente recae en las mismas personas o en personas con características similares.

Hemos señalado dos aspectos fundamentales para la implementación de una propuesta tendiente a resolver la violencia escolar:
1- violencia
a. .puerta afuera de la escuela
1. alumnos
2. extraños
3. grupos mixtos
b. violencia puerta adentro de la escuela
1. alumnos
2. extraños
3. grupos mixtos
2- adultos docentes, administrativos, no docentes capaces de
a. diagnosticar situaciones
b. establecer acciones
1. discutidas
2. realizables
3. acordadas
4. asumidas

Es posible implementar proyectos tendientes a disminuir la violencia escolar.

Pero si estos proyectos no son parte misma del hacer cotidiano de los adultos en su interrelación, difícilmente se podrá aplicar entre alumnos y alumnas –

Implementar proyectos solamente aplicable entre alumnos y alumnas es no efectuar el análisis necesario e indispensable para diagnosticar si la violencia escolar es sólo el retumbar de la violencia social en la escuela o si la “Escuela” es copartícipe (aún sin saberlo) de esa violencia social y replica en su seno las causas generadoras de violencia.

Arcidiácono Atilio José
24/06/2008
azulgris17@yahoo.com.ar


18 Comentarios

  1. Ernesto Radice. Julio 2, 2008 16:51

    Para poder entender un poco mejor el tema, es conveniente que definamos algunos conceptos signifcativos:
    Violencia: uso excesivo de la fuerza.
    Agresión: cuantum de fuerza necesario para sobrevivir.
    ahora bién, ¿Por donde corre la delgada línea que divide la fuerza?
    Para dar la respuesta, hay que contextulizarla en tiempo y espacio: La escuela tal de la localidad de ... en el año tal. y así tratar de comprender cuales son los valores que estan interactuado. Primera condición necesaria, aunque no suficiente, para poder implementar cualquier proyecto tendiente a disminuir la violencia escolar.

  2. Liliana. Julio 2, 2008 19:00

    Estoy de acuerdo con el articulo, creo que vivimos un tiempo de desilusiones, fracasos de planes globales, malestar general,....ademas la tenologia y los avances en general prueban nuestra tentacion y ganas de consumir mas y mas..
    y que la escuela esta poblada por personas que cargan su malestar casi naturalmente, visitada por padres que tienen sus broncas sociales, por chicos que necesitan saber "manejar" sus emociones porque ellos estan formándose y somos las docente (futuras) quienes debemos dar un ejemplo con nuestras actitudes, nuestra ideología y responsabilidad.
    nos compete desarrollar su autoestima para enseñarles a analizar de forma crítica esta realidad, y darles las herramientas para que resuelvan sus situaciones sin violencia. se que es un trabajo muy importante, largo y necesario, pero quiero creer que es posible enseñarles a alumnos en un ambiente sin violencia.

  3. cecilia sabena. Julio 2, 2008 23:41

    estoy a favor de la nota sobre violencia escolar, ya que considero que en la actualidad hay mucha violencia en la sociedad la que afecta al niño quien debe convivir con ella. Como futura docente creo que es un tema amplio pero de suma importancia a que estos niños van a ser mis futuros alumnos y estos problemas repercuten y afectan a la convivencia escolar

  4. Claudia. Julio 4, 2008 17:15

    Después de leer el artículo, en mi opinión, creo que es fundamental que la familia y los docentes asumamos la responsabilidad de alfabetizar emocionalmente a los chicos. Es importante que nos concentremos en el análisis de los vínculos como promotores de un desarrollo emocional saludable. Los límites deben aparecer como ordenadores emocionales que le permitan al niño crecer y vivir, para luego convivir sin violencia.
    Debemos enseñar a los niños a manejar sus enojos, a encontrar mecanismos para calmarse antes de tomar desiciones y a controlar sus impulsos para que no lleguen a ser violentos. Esto les permitirá tener mejores posibilidades de adquirir nuevos conocimientos y de lograr los objetivos que se propongan.
    Es una tarea dificilísima, pero vale la pena intentarlo.

  5. Liza. Julio 4, 2008 21:29

    Quizas debamos crear nuevos ambitos de reflexion, he aprendido a lo largo de mi carrera que al margen de los actores implicados en la violencia o el desenlace de la misma poco tiene que ver la teoria. Poco tiene que ver lo que podamos hacer para instruirnos como profesionales, porque en un acto de violencia vale mas el soporte humano que unicamente una sancion. No me refiero aqui al extremo de no actuar, pero si a que todos somos seres que necesitan del otro y muchas veces esto falta.

  6. paola. Julio 7, 2008 00:26

    Me resultó muy interesante éste texto,ya que la violencia escolar está presente y es necesario por lo tanto asumir la responsabilidad ante éste hecho y reflexionar sobre el mismo, a fin de generar una mayor convivencia escolar.

  7. javier benitez. Julio 8, 2008 20:48

    la violencia escolar es uno de los temas que nos debe ocupar tanto o mas que el conflicto con el campo , porque que vamos a producir o a quienes vamos a favorecer con las exportaciones si tenemos a nuestro futuro sumergido en la violencia y muerte.
    Asi no hay futuro y tampoco un pais


  8. liliana. Julio 18, 2008 22:10

    Con respecto al artículo, estoy totalmente de acuerdo,y creo que hoy es un tema que nos compete a todos los que somos parte de la Institución Educativa, yo creo que es fundamental el rol que cumplimos dentro de la misma, como estamos posicionados dentro de la clase, que relación tenemos, por ejemplo en mi caso , como profesora, con respecto a las utoridades del colegio, a los alumnos , con los pares , con los auxiliares , con los padres de nuestros alumnos, creo que siempre es mejor la prevención que la cura, para eso las pautas de trabajo durante el año lectivo deben ser claras ,y preestablesidas, todos somos responsables de nuestros actos, por lo tanto debemos hacernos cargo de lo que hacemos, decimos y transmitimos , no tenemos que olvidarnos, que la escuela "NO ES UN DEPOSITO DE CHICOS"

  9. luis alberto. Agosto 19, 2008 00:36

    En un intento por unificar los conceptos del artículo con las expresiones comentadas, creo fundamental diferenciar dos cuestiones esenciales en el análisis de la realidad mencionada. Primero, en un movimiento diferenciador, una situación es la violencia escolar, ajena a toda institución educativa, exterior a ella, pero que influye en los estados de ánimo y la constitucion de las subjetividades desde la cual se construye la identidad y la pertenencia. Esta violencia escolar se genera en la violencia social y entra de forma inevitable, por la misma condicion de sujetos sociales
    Otro concepto, muy diferente es la violencia en la escuela, que requiere un inmediato accionar de todos los involucrados de modo que se encuentre la acción correcta para aproximarse a una solución. Esta es propia de nuestra institución y consecuencia de unas práticas específicas de la escuela. son internas y merecen asumirlas con responsabilidad para evitarlas. Dependen de la organización, del planteo pedagógico, de las concepciones, de la formación del maestro, de lo instituido y los intersticios. Nos involucran directamente por ser creación propia.
    Poder diferenciar estos movimientos ayudaría, en primera instancia, a buscar modos de movilizarnos para su superación, considerando las posibilidades de solución inmediatas ( violencia en la escuela) y aquellas que merecen un tratamiento con objetivos mas largos y utópicos.

  10. Edith. Agosto 20, 2008 01:54

    Recomiendo un libro con investigaciones y estadísticas que colaboran a encontrar un "por qué" de tanta agresividad en los alumnos: "Violencia en las aulas" de Beatriz Villamarín.

  11. Karina. Septiembre 12, 2008 13:57

    Hola Me llamo Karina y soy de Pinamar.
    Estoy trabajando con un grupo de compañeros en la escuela sobre "VIOLENCIA EN NUESTRO PAIS". queremos hacer un proyecto para qe ya no alla mas violencia.
    Para eso preciso su colaboracion de que me manden preguntas sobre la violencia para escribirlas en ese proyecto.
    Muchas Gracias
    Saludos

    Karina

  12. mariana samchez. Noviembre 3, 2008 12:09

    me parece perfecto ese comentario yo tambien estoy trabajando en un informe sobre todo esto,pero la viloencia hoy en dia es atraida por los medios de comunicacion,la television es un desastre hay programas que niños no deben ver, ni siquiera hay un dibujito que no se trate de violencia. Hay padres que no tiene control con los hijos ante el televisor, un niño se pasa 3 o 4 horas enfrente al mismo yyyyyy!!!!!!! necesitamos personas capaces

  13. Danysabel Caballero. Noviembre 15, 2008 19:12

    Es triste observar el leseferismo con el que actuannuestros docentes frente a situaciones de violencia tanto en el ámbito escolar como fuera del mismo, se hace necssario la sensibilización del maestro7ra frente a las situaciones de violencia, el líder del aula de clases es el maestro/ra es el quién quien puede liderar una ola de comprensión hacia los demás , una ola de amor y de tolerancia frente a la diversidad.

  14. Claudia Cristina López. Enero 7, 2009 01:18

    El docente que se compromete con la solución de problemas, el que reconoce los hechos, el que se juega... suele toparse con directivos indiferentes que le ordenan "no te metás", sólo dedicate a cumplir con el programa de temas... Estamos inmersos en un sistema que descuida a las víctimas, no se organiza en bien de los vulnerables y por lo tanto es cómplice. Las investigaciones y leyes deberían ser realistas, profundas, ofrecer soluciones prácticas y aplicables. Hay que dejar de dar vueltas y mirar de frente la realidad.

    Firmado: Claudia Cristina López (Profesora en Filosofía, Psicología, Medios de Comunicación y Cs. Sociales)

  15. Luis Alcides Peña Mazabel. Agosto 5, 2009 21:00

    Siempre como docentes estamos presentes para mediar los conflictos que se presenten en nuestras aulas de clases e instituciones, tratando mediante el diálogo dar una solución que mejore el ambiente escolar; que se entienda que la escuela es un lugar de paz y tranquilidad. Trabajamos con el apoyo de la escuela de padres, el sicólogo de concurrencia y todos los entes que nos puedan asesorar para mediar conflictos. A poyar a padres y tutores en sus intervenciones optimizan tés, jerarquizar en cada orientador la información y la aproximación de técnicas para acompañar y orientar, sin exceso de sobreprotección ni de desamparo

  16. claudia. Septiembre 13, 2009 01:41

    La educación está en crisis como parte de la crisis social.
    El sin sentido deja de lado el objetivo primordial:preparar para la vida,construir una democracia justa en sna convivencia...
    Se pretende "modernizar" la pedagogía mediante demagogia: se quitan las amonestaciones y se le resta poder y respeto al docente.Se olvida darle espacio al trabajo en valores en aras de cumplir con la burocracia de los "tiempos y formas" del desarrollo de planes preconcebidos...

    Opinión de Claudia Cristina López (Profesora en Filosofía, Psicología, Medios de Comunicación y Cs. Sociales)

  17. Claudia Cristina López. Septiembre 13, 2009 01:43

    La educación está en crisis como parte de la crisis social.
    El sin sentido deja de lado el objetivo primordial:preparar para la vida,construir una democracia justa en sna convivencia...
    Se pretende "modernizar" la pedagogía mediante demagogia: se quitan las amonestaciones y se le resta poder y respeto al docente.Se olvida darle espacio al trabajo en valores en aras de cumplir con la burocracia de los "tiempos y formas" del desarrollo de planes preconcebidos...

    Opinión de la periodista: Claudia Cristina López (Profesora en Filosofía, Psicología, Medios de Comunicación y Cs. Sociales)

  18. DORIS PAEZ . Junio 9, 2011 11:34

    Hola soy de Venezuela y pertenesco al PNFE y estoy realizando un proyecto sobre la violencia en la escuela y me gustaria me pudiesen ayudar en cuanto a como aplicar estrategias y que estrategias puedo aplicar para si no erradicar por lo menos disminuir el indice de violencia en la escuela en donde yo ponderaria el grado de violencia del 1 al 10 en 6