El portal educativo del Estado argentino

 
 

Jugar con los textos, o cómo integrar transversalmente la informática en la clase de Literatura

El interesantísimo blog El plagio literario , en su sección Fenómenos conexos y desafíos, publica un post sobre Literatura transformacional que ofrece ricas posibilidades para trabajar en clase.


Luego de recuperar antecedentes de literatura transformacional ya en la Antigüedad clásica, presenta -en la senda de Oulipo- un "Generador de romances lorquianos" y otros recursos del mismo tipo (estos últimos en otros idiomas), en los que las posibilidades de la informática se emplean para generar variaciones de textos e imágenes.

Literatura transformacional.jpg

Otro juego que puede interesar a los alumnos está en Crea tu propia novela de Dan Brown: presenta un generador de argumentos al estilo de El código Da Vinci, que puede constituir un ejercicio cuando se trabajen géneros literarios.

Otro texto interesante es de de José Antonio Millán : "Las armas del escritor". Dice Millán: "los escritores de ficción tienen que poder controlar numerosos personajes con características propias e interacciones complejas. En el pasado esto se conseguía mediante el recurso a fichas, borradores sucesivos, etc. (y de hecho, como explicaba Martí de Riquer, las novelas de caballerías debieron de ser el primer género cuya producción no puede explicarse sin estos apoyos). Pero los escritores de hoy no se conforman con tan poco, y utilizan tablas Excel, o programas como Microsoft Project, que no han sido creados específicamente para estos menesteres, pero que pueden servir de cierta ayuda a los creadores. Otros programas utilizados pueden ser el Mindjet MindManager (de nombre ominoso, como señala la articulista), que hace esquemas, o incluso el One Note de Microsoft, que permite combinar textos, correos, imágenes, videos, etc.".


A continuación, el post Literatura Transformacional

La literatura transformacional no es el fruto reciente de las escuelas de vanguardia del siglo XX. Ya a Ausonio, en la Antigüedad, se le atribuía una composición procaz compuesta por entero de versos tomados de Virgilio. En la Edad Media, y desde los principios del Humanismo abundan en ejemplos de textos de "cortar y pegar", la literatura de centones, las reglas estrictas que determinaban la contienda y producción poética ('tençó') entre los trovadores provenzales, entre los payadores gauchos que perviven en nuestros días, en los pastiches, acrósticos, adaptaciones, parodias y un largo, muy largo etcétera.

La obra resultante se impregna de un carácter ambiguo, dependiente y autónomo de las obras-fuente. Esto se puede apreciar en este fragmento de la página 98 de la edición de bolsillo de Copyright, de J. Maronna y L. Pescetti, a medio camino de la humorada ramoniana y el collage dadaísta de títulos:

"Lo esencial es invisible a los ojos, pero amar nunca tener que pedir perdón, dijo el coronel Samsa, apodado el Corsario Negro por el anciano Tom Sawyer, científico loco que planeaba hacer un viaje de la tierra a la luna partiendo del lado de Guermantes. Pero ¿cómo ganar amigos e influir sobre las personas?, le preguntó Gregorio Buendía a Molly Bloom, la casera. Qué sé yo, respondió ésta, mejor pregúntele a Emma Bovary, la esposa del Dr. Jeckill, la pobre sufre porque su marido hace monstruosos experimentos, y de noche se transforma en una asquerosa cucaracha llamada Gregorio".

Un crítico de la Estética de la Recepción afirmaría sin lugar a dudas que el éxito de este fragmento o del mismo Ausonio reside en el reconocimiento de los "corpúsculos ajenos" -aquí, y por este orden: El principito, Love Story, Cien Años de Soledad, La metamorfosis, de un personaje de Emilio Salgari y otro de Mark Twain, de una alusión a Julio Verne y a un título de la serie de En busca del tiempo perdido de Marcel Proust (hábil autor por otra parte de una serie titulada Pastiches, al Ulises de J. Joyce, a la Mme Bovary flaubertiana y, para concluir, a una novela de Robert Louis Stevenson-. No obstante, cabe preguntarse sobre la legitimidad de un texto que ocultase sus fuentes, sobre si sería considerado también una obra artística autónoma aunque derivada.

La informatización de la cultura ha permitido la aparición de nuevos instrumentos de reescritura combinatoria, muy superiores (en su dimensión mecánica, meramente cuantitativa) a los 100.000 millones de poemas de Raymond Queneau, y otros ejercicios del Taller de Literatura Potencial (OuLiPo) parisino, a través de estos vínculos se pueden ver ejemplos prácticos:


· Generador de romances lorquianos: LORQVIANA, por Óscar García Marchena.

· Reciclador de textos en poemas. Rob's Amazing Poem Generator.

· Language Is a Virus, interesantísma página, cuyo nombre proviene de una cita de Burroughs, que permite realizar varias de los experimentos literarios de dadaístas y oulipianos. Contiene, además, nuevos juegos de "reescritura", "littérature à contraintes" y manifiestos vanguardistas y textos fundacionales clásicos.

· ALAMO: Atelier de Littérature Assistée par la Mathématique et les Ordinateurs (Taller de Literatura Asistida por las Matemáticas y el Ordenador); de ascendencia oulipiana, difunde los principios de la literatura transformacional en la red. Han desarrollado "littéraciels" (literalmente "literogramas"), es decir, programas especialmente diseñados para la transformación y creación de textos literarios. (En francés).

· Generative Art. Portal dedicado al arte (re)generado por ordenador, al software de creación artística y literaria. (En inglés).

· TEAnO: Asociación para la producción de arte asistido por ordenador, descendiente directo del OULIPO y de ALAMO. (En italiano).

Como se puede apreciar en el ejemplo tomado de Copyright, y debido entre otras razones a los límites indecibles del contenido poético-ficcional y la consolidadación del Pop-Art y del Post-Modernismo y del Pop-Art, las modalidades de la literatura transformacional presentan un gran variedad.

Ya descritas en los manuales de retórica clásica, la amplificatio y la reductio (lipodromas) son técnicas habituales en las obras condenadas por plagio, así como la intercalación de citas. La alusión, el centón y su descendiente post-vanguardista el collage (estos dos últimos procedimientos son autorizados cuando las citas no sobrepasan determinadas convenciones sobre su origen -se suelen excluir los títulos- o su extensión -algunos países lo codifican en función del número, siempre menguante, de caracteres o de líneas) parecen menos susceptiibles de levantar las iras de los autores posesivos.

Las transformaciones a través de criterios matemáticos (procedimientos mecánicos que excluyen a priori la intención de individualizada o concreta del "re-escritor", más allá de la voluntad de apretar la tecla "enter" o hacer click con el ratón. De este modo, que se sepa, ningún autor le ha pedido cuentas a un autor que haya transformado un texto a través de un procedimiento oulipiano. Desde esta perspectiva, la intercalación (sin obedecer a parámetros mecánicos) de fragmentos extensos de autores ajenos, no declarados es la práctica intertextual, que presenta más riesgos de ser calificada de plagio.


4 Comentarios

  1. antonio . Junio 14, 2007 04:42

    Por si no lo conocéis, un profesor de literatura desarrolló una unidad didáctica a partir del generador de novelas de Dan Brown:

    http://www.labitacoradeltigre.com/2006/04/13/actividades-didacticas-a-partir-de-un-blog-de-cona/

  2. María Belén . Julio 2, 2007 16:24

    Interesante esta propuesta, es un tema que salió en una de mis clases y trate la intertextualidad para dejar claro lo que no es plagio. Además muchas veces trabajo la reescritura a partir de distintos textos literarios disparadores.
    Luego de visitar este blog recorrí las páginas que recomendaban y me pareció interesante para que mis alumnos lo trabajen. La mentablemente en dicha escuela no disponemos de Internet pero les deje a mis alumnos la inquietud y especifique en que páginas pueden navegar para ser escritores.
    Lo de DAn Brawn me sorprendio, por la cantidad de material que hay allí para que los chicos o nosotros mismos podamos crear a partir de ese abstract.
    La verdad es que fue muy grato encontrar esto en la página, espero mas recomendaciones.

  3. Alberto. Noviembre 17, 2007 19:36

    Me parece una posibilidad muy rica para trabajar. He comenzado este año a "informatizar" mis clases de Ciencias Sociales, a través del correo electrónico. Pero también me ocupo del área de Lengua y y es interesante que los chicos puedan incorporar la informática a sus trabajos y no sólo como receptores de información sino también con posibilidad de ser creadores.

  4. RAULO. Abril 14, 2009 21:02

    Sigo dando razones a J.L Borges, que decia que los textos son continuidad de otros textos y asi infinitamente. y mas aun de atahualpa yupanqui, las letras no son de nadie, cuando ya son del pueblo. disculpen un gaucho por internet.