El portal educativo del Estado argentino

 
 

Para trabajar en clase


14-02-2010 |

Estadisticas del recurso:

  • 15 comentarios

Proyecto: Mensajes que van y que vienen

El propósito de este proyecto es fomentar la comunicación escrita de alumnos de Segundo Ciclo con otros de distintas instituciones de la Ciudad Autónoma de Bs. As., como así también con otras escuelas del interior del país Pudiendo intercambiar costumbres y vivencias del lugar: juegos tradicionales, recetas regionales, canciones, coplas, poesías etc. Valorando el intercambio epistolar como herramienta para dicho fin.
También se establecerá la comunicación y el intercambio a través de Internet, utilizando el mail como medio.


20-08-2008 |

Estadisticas del recurso:

  • 11 comentarios

Tecnología, Violencia y Animismo

Hace dos años en Tecnologías, computadoras y lenguajes hablaba de la indigencia conceptual que caracteriza a los medios, cuando de tratar cuestiones relativas a la educación o a la escuela se trata.

Como la situación que allí comentaba no se ha modificado en nada, parece ocioso volver sobre el tema pero, en los últimos días, me llamó la atención la forma en que los medios des información, en diversas notas periodísticas, vincularon la violencia escolar con las infotecnologías.

Como ésta es una cuestión central para ser estudiada en la legalmente diluida área de Educación Tecnológica, porque allí es donde se analiza la arista cultural de la tecnología, es una buena oportunidad para mostrar la forma en que, con intención o sin ella los medios des información, relacionan un hecho social complejo (el acoso escolar), con la Tecnología y con el animismo.

4.jpg

A pesar de haber declarado la intención de esta publicación, según mi costumbre, entraré al tema luego de un pequeño rodeo.

A principios del siglo pasado, cuando el mariscal Hindemburg pasaba revista a sus tropas, tildaba de incapaz a cualquier integrante de la formación al que le faltara un botón en su chaqueta. Suponía este buen señor que la pequeña falta, a la que se presta poca atención, es el origen de otras mayores que vendrán en el futuro. De modo que, contrariando lo explícito del dicho, si para muestra basta un botón, es el botón que no está. El que no se muestra.


05-04-2008 |

Estadisticas del recurso:

  • 15 comentarios

Proyecto: Correo

EL CORREO
Idea Básica
Las personas producen e intercambian ideas, objetos y todo lo necesario para la vida.

Este proyecto es compartido con el maestro o maestra de grado y con otros grados.

OBJETIVOS:
Que a través del recorte del correo puedan advertir la complejidad de los social, los diferentes roles, la distribución del espacio, la organización que se necesitan para lograr ofrecer un servicio.

Que a través del intercambio con otras escuelas puedan reconocer y valorar grupos diferentes con diferentes costumbres, formas de organizarse, de trabajar y jugar.


04-04-2008 |

Estadisticas del recurso:

  • 5 comentarios

Juegos y juguetes

Proyecto:
Juegos y juguetes.
3° grado

Este proyecto fue realizado durante el transcurso del año pasado, con tercer grado “b” turno tarde en la escuela n°10 D.E. 7 con el acompañamiento de la directora María del Carmen Falcón y la docente del grado, la sra. Alicia, y la bibliotecaria Marisa con quienes intercambiamos ideas y materiales para la concreción del mismo.
Lo compartimos con el resto de la escuela a través de la muestra de trabajos que se realizó durante el acto del “día del maestro”, donde expusimos los afiches elaborados y los títeres que confeccionaron los alumnos con las mamás.


Idea Básica:
“Las formas de hacer las cosas cambian a través del tiempo. En cada momento histórico coexisten elementos que fueron creados en distintas épocas.”

“Las personas crean distintas clases de técnicas para dar forma a los objetos y realizar construcciones usando una gran variedad de materiales.”


Alcance de los contenidos:

Comparación entre formas de producción del pasado y formas de producción actuales, en relación a las técnicas utilizadas, acciones, herramientas y saberes requeridos.

Análisis de situaciones en las que persisten modos de hacer las cosas similares a las del pasado.

Establecimiento de relaciones entre las modificaciones producidas sobre los materiales y las acciones realizadas sobre ellos durante un proceso técnico de producción.

Identificación de las características de las herramientas utilizadas, de los conocimientos y las habilidades puestas en juego al realizar producciones.

Objetivos:
Establecer semejanzas y diferencias entre aspectos de la vida de las personas en los contextos del pasado cercano y del presente.

Identificar cambios y permanencias en las formas de construir y usar objetos, reconociendo en las técnicas actuales los aportes del pasado.

Reconocer el impacto de cambios tecnológicos en la vida de las personas.

Seleccionar el procedimiento conveniente para realizar transformaciones de materiales, teniendo en cuenta sus características, las acciones y las herramientas adecuadas.


Actividades:
Comenzamos la unidad conversando acerca de los juegos y juguetes : ¿cuáles son sus preferidos? ¿Cómo son? ¿Con quién juegan?
Luego les entregué a cada uno una foto, donde les propuse reconocer qué juguete observaban en la imagen, o qué juego podían descubrir en ella y si creían que estas fotos eran actuales.
De esta propuesta surgieron muchas observaciones de los alumnos como haberse dado cuenta que las fotos eran de otro tiempo por la vestimenta, por el material de los juguetes, etc.
Luego les propuse clasificar a los juegos en : los que aún se juegan y los que ya no se juegan más.
En la puesta en común aparecieron algunas ideas de los chicos: “esto ya no se juega más porque no hay lugar”, o porque ya “no hay terrenos libres”, o porque en general “los chicos juegan muy poco tiempo o nada en la calle.”
En este sentido hice hincapié en la observación de la relación entre el espacio y el juego.
Uno de los nenes contaba que, cuando iban a la provincia de su papá, jugaba con sus primos a las canicas porque las calles son de tierra y entonces podían hacer hoyos fácilmente.
Otro, decía que en las vacaciones jugaba fútbol con sus amigos en un “campito” cerca de su casa de veraneo y en cambio acá en la ciudad sólo podía hacerlo en el club.
También les propuse pensar en otras similitudes o diferencias en cuanto al material, mostrándoles dos trompos, uno antiguo de madera y una actual de plástico y metal.
Una de las nenas contó que en su casa, su mamá guardaba una muñeca que había sido de la abuela y que tenía la cabeza de porcelana, y que por eso no se la dejaban usar.
Escriben entonces en sus cuadernos algunas de estas conclusiones.
Entre todos armaron un afiche con las fotos con las que trabajaron. Les pedí entonces que le escribieran un epígrafe explicando de que juego se trata, cómo se juega y si es un juego actual o no y en caso de ser un juguete, qué es, de que material está hecho y con qué energía se mueve.
Cada uno leía su texto a los demás y se realizaban comentarios entre todos.

A continuación les cuento que invitaremos a los papás para indagar un poco más sobre los juegos y juguetes de cuando ellos eran niños y para tener presente el objetivo de la entrevista, les propongo escribir en un afiche las preguntas que podríamos realizarles.
Les recuerdo entonces que deberíamos buscar más información acerca del material de los juguetes de antes, cómo estaban hechos, quiénes hacían los juguetes, qué juegos se jugaban entonces, cuáles se podrían seguir jugando y cuáles no y por qué.
Teniendo en cuenta que serían pocos los papás que podrían acercarse ese día a la escuela, pensé realizar la siguiente actividad dividiéndolos en varios grupos, en cada uno de los cuales habría algún padre para contestar las preguntas. Para el final pensé en armar con ellos unos títeres para que quedaran en el aula. Serían útiles para las clases de lengua y un buen testimonio del encuentro con los papás.
Les comenté entonces que la clase tendría una parte de trabajo en grupos pequeños, luego una puesta en común y por último un momento de construcción.
Tal como fue pensado, llegaron seis mamás, que al menos me resultó para poder armar los grupos. Una vez que se ubicaron junto a sus hijos y al resto de los integrantes, les pedí que cada uno se presentara y luego les expliqué cómo trabajaríamos.
Para que resultara más organizado les sugerí que cada alumno hiciera una de las preguntas y que fueran anotando y dibujando en una hoja lo que les parecía más importante recordar.
El recuerdo de los mamás se fue haciendo muy emotivo y los chicos se entusiasmaron con el comentario detallado de juegos de otros tiempos. Aparecieron los juegos con las figuritas de fútbol de los varones y las de brillantina de las niñas, los juegos de bolitas, carritos con rulemanes, barriletes, el tinenti, la rayuela, etc.
Dos de las mamás trajeron algunos juguetes para mostrar: una muñeca “patas largas”, otra de celuloide con los ojos móviles, un “taxi” de hojalata, un monito con tambor a cuerda y un títere con cabeza de calabaza.
Los chicos dibujaron y escribieron para registrar con la mayor fidelidad, los testimonios. Con respecto a los materiales, en muchos casos los juguetes eran de madera lo que los hacía muy duraderos, también surgió que muchos hacían sus propios juguetes o estaban hechos en casa por algún papá o algún tío habilidoso.
Una de las mamás recordó que tenía un vecino que trabajaba arreglando juguetes y muñecas y que también era posible muchas veces, repararlos en casa. Entonces era más fácil reemplazar una pieza rota y reparar con alguna herramienta casera.
Ahora, en general, comentaban, lo que se rompe hay que tirarlo.
A medida que transcurría la puesta en común fuimos armando un gran cartel con las respuestas, los dibujos y las conclusiones que obtuvieron.
Elaboramos un cuadro donde volcamos los aspectos técnicos de los juguetes de antes y los de ahora. Por ejemplo : autitos de antes de hojalata, a cuerda, a fricción. Autitos actuales de plástico, a pila.

Como cierre del proyecto les propuse confeccionar un títere a cada grupo de trabajo.
Las mamás habían traído algunos materiales: telas, lanitas, cuentas y algunas herramientas: aguja, pistolita, tijeras.
Les entregué entonces unas cajas con materiales que fui juntando para este momento: bolitas de telgopor, palitos, restos de lanas, hilos, alambre y tela. Y también tijeras, pegamento, cinta de enmascarar, hilo y aguja.
Les propuse confeccionar por equipos, un títere que tuviera el tamaño aproximado de la carpeta de dibujo, y que moviera una de sus manos con varilla.
Podían elegir de una selección de personajes: el monigote, el pájaro, la princesa, el niño, la niña y un señor panzón.
Una vez que eligieron el personaje, buscaron y compartieron los materiales. Las mamás fueron dándoles distintas tareas a los chicos y les iban explicando cómo sería.
Los chicos aportaron también sus ideas, había cambios en el momento y correcciones.
El tiempo nos quedó corto para finalizar, pero me pidieron no salir al recreo.
Cuando terminó ya estaban bastante presentables y la maestra nos dio permiso para poder mostrarlos y despedirnos.
Realmente había sido muy rico el trabajo anterior y nos llevó más tiempo del que me había propuesto.

Conclusión:
El tema elegido resultó muy significativo para los chicos y los ayudó a aproximarse a la idea de los cambios y las permanencias a través del tiempo.
Pudieron observar y analizar como el uso de materiales y energías se modifican, así también como la organización del espacio condiciona los juegos y desplazamientos.
La diferencia entre los juguetes de antes, la mayoría hechos artesanalmente y los juguetes actuales fabricados de forma industrial, sus ventajas y desventajas. El uso de herramientas y la selección de estas según el material que se use.
Quise compartirlo además, porque hubo mucha emoción de parte de las mamás que participaron, compromiso de parte de los chicos, y porque lo sentí muy rico en cuanto a las ideas que surgieron.


28-03-2008 |

Estadisticas del recurso:

  • 10 comentarios

"Las viviendas" Unidad didáctica para segundo grado

Unidad 1 -2° grado
“Las viviendas”

Idea básica:
Las personas crean distintas clases de técnicas para dar forma a los objetos y realizar construcciones.
Las personas transforman y organizan el espacio con su trabajo, de acuerdo con sus necesidades intereses y posibilidades técnicas y económicas.

Alcance de los contenidos:

Reconocimiento de las acciones realizadas sobre los materiales para su transformación.
Relaciones entre tipo de acciones realizadas sobre los materiales.
Técnica de moldeado. Relación entre modificaciones producidas en los materiales durante un proceso.

Objetivos:
Reconocer las características principales de una vivienda.
Distinguir los materiales con los que se construyen las viviendas.
Reconocer los cambios que se producen en los materiales durante un proceso.
Valorar su trabajo y el de sus compañeros .

Actividades:
Conversaremos acerca de sus casas, que tareas realizan en ellas, donde pasan más tiempo, etc.
Les dibujaré el plano de mi casa y luego les pediré que traten de hacer lo mismo con sus casas, dibujándolas en el cuaderno.
Con cartón, cinta, papeles, les pediré que divididos en grupos, construyan una vivienda teniendo en cuenta las necesidades de los habitantes, para esto entregaré a cada grupo una tarjeta indicando el número de personas que integran la familia y sus necesidades.
Una vez armadas pondrán en común sus trabajos y compararán sus producciones.
Les propondré luego de dos clases de construcción les propondré armar “la casa de todos” en las que participarán las familias. Por turno llevarán la maqueta a sus casas y luego observarán en la siguiente clase las modificaciones producidas.
Observarán un video sobre las construcciones y los diferentes tipos de viviendas según las épocas donde se pone especial acento en que las personas utilizan los materiales que tienen más disponibles.
Retomaremos la idea reconociendo los materiales observados.
Les entregaré fotocopias para que relaciones materiales y tipos de casas.
Registrarán en el cuaderno sus ideas.
Luego les propondré que conversemos acerca de las tareas que realizan en sus casas y como cada uno colabora con el bien común.
Les leeré algunos textos sobre viviendas en distintos lugares y tiempos.
Por último les propondré la construcción de casitas individuales con arcilla y maderitas.

Tiempo:
Marzo- abril


16-10-2007 |

Estadisticas del recurso:

  • 29 comentarios

LAS HERRAMIENTAS

El comportamiento técnico y el uso de herramientas, donde el mismo permite ampliar los límites de la acción instrumental ejercida por las personas. Esa ampliación del campo de acción se asocia a una serie de efectos de diferente naturaleza sobre la percepción, el comportamiento y el conocimiento humano. Esas transformaciones son fuente y resultado de la cultura.


12-06-2007 |

Estadisticas del recurso:

  • 29 comentarios

Un Proyecto para Proyectar Proyectos

Breve información autorreferencial

Según dicen que dijo José Martí, en la vida había que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Respetuoso de los mandatos ancestrales y en los tiempos correspondientes, cumplí con ellos.

Nadie me avisó que luego llegaría la obligación de tener un weblog, una página web, algún pequeño video y…, elaborar un CD (o Compact Disk o Disco Compacto en español).

Esa voluntad de cumplir con las obligaciones y estar sobre el rumbo de los acontecimientos, me impulsó para asumir estas tareas adicionales, que ya no son mandatos ancestrales sino imperativos de la época…, y también lo hice.

Ahora sí, al destrabalenguas del título...


20-04-2007 |

Estadisticas del recurso:

  • 16 comentarios

Recursos para el aprendizaje escondidos Traslasierra

Casi a diario recibon en este weblog pedidos desesperados de ayuda urgente para que les envíe inventos, documentos, proyectos, etc.
En otras palabras, un trabajo hecho para presentar y zafar. Lógica escolar en estado puro. Demandas de resolución perentoria y definitiva enviadas por alumnos que aparentemente desconocen que sólo se aprende haciendo las cosas por sí mismos, aunque por ese camino, claro está, se logra una ventaja singularmente valiosa: nada impulsa a dudar de la propia cordura ni a iniciar consigo mismo un debate generalmente confuso. Por otra parte, es más fácil aferrarse a la verdad, sobre todo cuando se tiene una sola.

El mismo planteo, también lo hacen algunos docentes docentes que a veces olvidan que “la enseñanza el aprendizaje y la toma de decisiones, giran en torno del pensamiento” razón por la cual cada persona ha sido provista de un cerebro entre cuyas circunvoluciones, según dicen, es donde las ideas se esconden.

Por estas razones (y otras muchas para las cuales este espacio es escaso) cada solicitud que llega la entrego rápidamente a Los Sospechadores quienes, con la misma velocidad la rechazan, siempre con un cartelito adherido que dice: “El mundo está como está por culpa de las certezas”.

Cada vez que estoy en esa situación, naufrago en el mar de las contradicciones y en ese dialogo entre lo que es y al mismo tiempo no es ¿Que quiero decir con esto? Que me debato en el viejo dilema de si al hambriento hay que proporcionarle el pescado para que coma ahora o bien la caña para pescar y que se arregle por sus propios medios; que aunque al principio le cueste más trabajo, al final tendrá un problema resuelto por sí mismo al haber aprendido a pescar.

Aprender a pescar en el ciberespacio, requiere asumir la complejidad de la realidad y manejarse en el terreno de la incertidumbre que, por cierto, no es el más agradable de los ambientes. También, para aprender a pescar y orientarse en el marasmo informativo de la red se requiere desarrollar la capacidad de buscar, seleccionar y validar datos, que es lo que abunda, para convertirlos en información a través de un proceso de transformación que sólo se produce con recursos cognitivos propios.

Pero como casi siempre, después del naufragio en el mar de las contradicciones, llego a la isla de la duda y en el debate conmigo mismo, encuentro razones valiosas tanto para el pescado como para la caña de pescar, aunque generalmente opto por esta última.

Obviamente, lo que expuse es una posición personal fogoneada por el ambiente que Los Sospechadores solemos crear a nuestro alrededor. Ajenos a esas influencias, hay quienes sostienen una opinión diferente (atención: tanto en un caso como en el otro, diferente para nada quiere decir opuesta, quiere decir diferente) y, en consecuencia, se ocupan de generar espacios para que los docentes y alumnos que buscan en las redes, y por alguna causa poco encuentran, no se queden enredados y tengan una parte del problema resuelto.
traslasierra.jpg
Por otra parte, si bien Buenos Aires tiene casi todo, es más al norte donde siempre se encuentran cuestiones interesantes. Más al norte, en Traslasierra, Daniel Krichman ha desarrollado un Centro de Recursos que para las necesidades del campo escolar es un sitio muy recomendable. Donde aquéllos que buscan algo acá y no lo encuentran, podrán encontrarlo allá, y además, bien organizado, simple y amplio. Es una opinión, si quiere júzguela por sus propios medios.


18-03-2007 |

Estadisticas del recurso:

  • 15 comentarios

Al fin. Un proyecto para desplazar las computadoras de la “escuela”… (Continuación)

PARTE 2: NO VAMOS HACIA EL FUTURO, EL FUTURO SE NOS VIENE ENCIMA

Cargado con las preocupaciones del post anterior, me fui a visitar a Los Sospechadores. Habían leído el anticipo y me estaban esperando como al sueldo a fin de mes. El saludo que me descerrajaron al llegar fue una recriminación: ¡Et tu, Brute!

Sería largo y tedioso comentarles la media hora que nos tomó ubicarnos sobre los dos centros de una elipse que contuviera EL FUTURO Y LA ESCUELA, términos complementarios que a veces parecen antagónicos. Pero la escuela es donde estamos y el futuro, como dijo alguien, es el lugar donde voy a pasar el resto de mi vida.

Un futuro que según lo veo, se viene encima de una escuela que parece estar detenida en el medio del camino. En el mejor de los casos, con intención de hacerse a un lado y dejarlo pasar. En el peor, mirando hacia atrás, viendo como se aleja el tiempo pasado y mejor. Siempre con escasas intenciones de plantársele enfrente y apechugarla con lo que se tiene, que no es poco.
Bajo la sombrilla del acuerdo provisorio desde el que nos escuchábamos, tímidamente mencioné un párrafo de Ítalo Svevo para avanzar en el tema:

“Me gustaría estar en condiciones de abolir la guerra sobre el pequeño hipocastáneo en mi patio, a la tarde, cuando los gorriones buscan el mejor lugar para la noche, porque sería una buena señal para el futuro de la humanidad”

Como las cabezas insinuaron un gesto de casi asentimiento, pregunté ¿Podríamos abolir por un rato las disociaciones y hacer un esfuerzo conjunto para pensar en la escuela del futuro? Pero no el de mañana o el de la semana que viene, el futuro futuro, lejos, más allá de lo inmediato, el largo plazo, después de fin de mes quiero decir. Recapitulemos los cambios sociales que impulsó el imperativo tecnológico de los últimos diez y después, sobre esa evolución proyectemos a los próximos veinticinco… Las respuestas que generó mi pregunta merecen otro trabajo más amplio, pero los invito a llevar adelante un ejercicio similar. Si lo hacen con sus alumnos, mejor aún.
Enfrascados en la prospectiva no me vieron dejar sobre la mesa otro párrafo de un libro, Las formas de saber que vamos perdiendo (obviamente porque son reemplazadas por otras nuevas) y puse a la par el concepto de futuro con el de la tecnología escuela.

“…a la gran provocación de la sociedad de los conocimientos, la escuela responde con una paradójica tranquilidad; se limita a transmitir algunos conocimientos bien definidos, manteniéndose ajena a dos mecanismos que en realidad son esenciales en la actualidad: a) El proceso de crecimiento del conocimiento (…) ante el cual la escuela es cognitivamente lenta. b) El proceso de difusión de metodologías de acceso al conocimiento (ante el cual la escuela es metodológicamente lenta…”

Cosa que no es de extrañar –me animé a decir– teniendo en cuenta que la escuela es un dispositivo para transmitir conocimiento que desde el siglo XVII, mucho no cambió, que lo que más y mejor evolucionaron fueron las tecnologías de control y casi siempre para justificar el sistema antes que para hacerlo eficiente. Que aunque el esfuerzo teórico y metodológico, las investigaciones, los libros y los congresos estén dedicados a mejorar el dispositivo pedagógico, el dispositivo de gestión, sin marco teórico visible y con un bajísimo perfil, se fagocita cualquier cambio. El más visible, en la ceremonia que lleva a la certificación, uniendo el saber y el poder en un sólo acto como decía Foucault.

A esta altura estaban silenciosos y expectantes, pero como sé con quien trato no me descuidé demasiado. Dejé pasar el comentario ácido “muchas citas pero pocas ideas propias” y me aferré a una afirmación que vino desde el grupo: “estos cambios son extremadamente rápidos y no te permiten pensar, tenemos la obligación de pararnos frente a los cambios y pensar cuales son convenientes y cuales no” ¡COINCIDO! Grite, pero para eso no hace falta parar el mundo. Esta es una obra que tenemos que protagonizar mientras la actuamos y discutimos el guión con el director, lo único que no podemos hacer es esperar hasta que todo esté escrito y ensayado, es el momento histórico que nos tocó y me parece apasionante. Silencio y otra vez el viejo truco…, como quien no quiere la cosa acerque otro párrafo, esta vez de José Ortega y Gasset:

”No podemos postergar la vida hasta estar preparados para ella. La principal característica de la vida es su coercitividad: Siempre es urgente, aquí y ahora sin postergación posible. Nos disparan la vida a quemarropa”.

Y lo dijo hace casi ochenta años, no estaba pensando precisamente en la informática…
Las miradas recíprocas y el silencio estaba dedicado a quien quisiera exponerse en primer término, antes que a la ausencia de ideas. Me pareció que no era momento de mirar para otro lado, busqué el refugio del hipocastáneo que un rato antes habíamos convenido invulnerable y me lancé.
Ideas en el campo educativo.jpg

Si algo no se puede negar a OLPC es originalidad y ahí está el primer problema del proyecto, el sistema inmunológico del campo educativo trata toda idea nueva como un virus amenazante que altera su anacrónico funcionamiento. Pensar que el proyecto OLPC reciba un tratamiento diferente sería una ingenuidad. Es un cuerpo extraño que debe ser aislado y sometido. Y si no es posible eliminarlo, se lo enquistará en algún depósito ¿Con que derecho intenta subvertir una tecnología de transmisión de conocimientos socialmente significativos que ha sobrevivido más de cuatrocientos años sin inmutarse?

“¿Me equivoco o estábamos hablando de una laptop?”, escuché decir a uno de los sospechadores, y le salí al cruce. En realidad, estamos hablando de los cambios que una laptop puede producir en la tecnología escuela, desde una perspectiva social antes que técnica. El aspecto técnico de estos chirimbolos no es algo que me quite el sueño, son tan buenos o tan falibles como cualquier otro aparatejo. El sistema operativo, la interfase, la metáfora, la interconexión, etc., no son cosas menores, pero para nuestra cultura educativa, son intrascendentes. El meollo de la cuestión es la oposición interna a cualquier cambio, inclusive al mismo que paredes afuera se acepta sin reservas ¿Por qué genera tanta inquietud cualquier adelanto tecnológico que intenta ingresar en el territorio de la escuela? Un ejemplo que sólo describo sin emitir juicio alguno: teléfonos móviles. Gran debate sobre el uso que de ellos hacen los alumnos. Cero debate sobre el uso que de los mismos aparatos hacen los docentes. Como me escuchaban, seguí con mi discurso.
OLPC tiene algunas ventajas y una de las principales es que el sistema de gestión –que tiene secuestrada a la escuela desde sus comienzos y la esconde en un agujero cada vez más profundo– en este caso no tiene anticuerpos para esta extraña mutación del virus del cambio. Y como para tirar cascotazos, siempre hay voluntarios, prefiero seguir enumerando, esperanzadamente, otras ventajas que sospecho se trae el proyecto.
Imaginemos el momento en que lleguen a las escuelas, los voluntariosos se abalancen sobre las cajas, las abran..., y se encuentren con que no tienen ni la más peregrina idea de cómo usarlos para hacer más eficiente y certero (para si mismos y no para la tarea educativa) el sistema de administración y control. Será difícil que las secuestren como han hecho con las computadoras que llegaron con otros proyectos, para matarlos antes de nacer. Personalmente he visto desguazar equipos informáticos adosados a un hardware, por ejemplo una máquina herramienta de control numérico, para llevarse la computadora a la administración y archivar la máquina herramienta en el depósito (sólo hasta que los docentes estén capacitados y lo hacemos por una urgencia, durante esta semana). Resultado: en un año ni una ni otra servían más para nada.

Imaginemos la forma de patrimoniarlas, cuando la chapita identificatoria deje de ser garantía de inmovilización de por vida en un armario bien cerrado con cuatro candados. Si son los alumnos quienes tienen los equipos, porque esa es la esencia del proyecto, y si cada uno de ellos tiene una, puede suceder que también las manejen según sus propias posibilidades de aprendizaje y se logre superar esa formidable contradicción, en la que sabido es que todos los alumnos aprenden de diferente forma, pero que a todos se les enseña de igual manera.

Imaginemos a los detractores profesionales que usan el tradicional argumento: “esto ya fracasó en…, y ahora nos lo quieren vender a nosotros…” Resulta que este proyecto no fracasó antes. Seguido del también tradicional “lo quieren experimentar con nosotros…, nos usan de ratones de laboratorio…”. Yo preguntaría porqué no experimentar algo diferente en un sistema donde aún hoy, hay docentes que se sientan frente al escritorio y dictan el capítulo de un libro para que los chicos copien la lección. ¿No será hora de experimentar con algo diferente a ese resabio medieval de cuando los libros estaban encadenados a la biblioteca, más allá de quien lo proponga?

Imaginemos trastabillando (quizá hasta se caiga) al famoso axioma “Si es nuevo no está en la escuela” Esto es nuevo y estaría en la escuela. De implementarse presenta el axioma inverso y, si es verdad lo que me contaron mis profesores de matemáticas, que a partir de un axioma es posible construir toda una estructura formal, puede ser que estemos en los inicios de algo importante que, tal vez, ayude a superar metáforas como la del fluido eléctrico, o las de un circuito hidráulico para ejemplificar uno eléctrico, sin tener en cuenta que la energía no se desplaza como un fluido, ni un circuito eléctrico transporta materiales. Comparaciones que se asumen válidas, aunque conceptualmente tengan tanta certeza como la teoría del flogisto. Pareciera ser que como una y otra vienen junto con las tradiciones, son seguras y nos libran de incursionar en el futuro incierto, donde es necesario aventurarse en terreno desconocido acto que, en la escuela, es casi un crimen. Porque en la escuela no existe la incertidumbre, no existe la complejidad, es más, a esta altura sospecho sobre la existencia de vida real.

Tengo la sensación que este proyecto abre una ventana hacia el futuro en un edificio cerrado desde hace varios siglos, que no es poco. También es mucho lo que escribí en este blog, de modo que, tal vez, lo continuaré más adelante.

Los Sospechadores, no adhirieron a ninguna de mis manifestaciones más que con el silencio. Hubo un par de mociones para que se reconsiderara mi afiliación al grupo por “debilidad de sospecha”, pero luego me otorgaron el beneficio provisional de la duda. Me fui más que satisfecho del barrio. Viniendo de parte de ellos, es todo un halago.


05-03-2007 |

Estadisticas del recurso:

  • 19 comentarios

Al fin. Un proyecto para desplazar las computadoras de la “escuela”…

Y LLEVARLAS A LAS AULAS.

Si, aunque usted no lo crea, como diría Ripley.

Pero antes de tratar el tema, necesito hacer un par de acotaciones.

a) Quienes conocen mis opiniones, saben que no soy un fanático de las computadoras en la escuela, sin que deje de reconocer por eso la necesidad insoslayable de utilizarlas como una herramienta para el aprendizaje y lograr que los docentes primero y los alumnos más tarde, estemos preparados para lidiar con la racionalidad que las teletecnologías imponen a su ritmo y antojo. En realidad lo que habitualmente me desespera es ver como se desperdicia toda esa potencia de procesamiento de datos para transmitir rutinas procedimentales que cualquier niño aprende por sus propios medios, mientras se dice que se les enseña computación.


b) Es obvio que en estos últimos meses mis opiniones han estado ausentes del blog. Luego del accidente de octubre del año pasado, cuando me atraganté con uno de “Estos vasitos de cumpleaños”, me propuse escribir casi nada y dejar de gastar tiempo propio en combatir contra los molinos de viento (tarea que un tal Cervantes ya había mostrado que era poco productiva, allá por los primeros años del siglo XVII). Aunque un mes más tarde hice un pequeño aporte, al documentar el esfuerzo de docentes de varias provincias para acercar sus opiniones sobre la Educación Tecnológica al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, el resultado infructuoso fortaleció mis convicciones previas.

Bajo ese régimen autoexcluyente, me encontraba en mi huerto de tierra árida cultivando la paciencia, que según me explico el párroco, en términos cristianos es algo así como perseverar en la esperanza y, en términos de Bierce, es una forma menor de la desesperación, disfrazada de virtud. Como dije, estaba yo en esa situación, más cerca de la definición de Bierce que de la del párroco, cuando me llegó una invitación para participar en el encuentro OLPC: una discusión sobre aspectos educativos.

Primero dije, ¿Porque a mí, que en este contexto, estoy más cerca de los procesos educativos en entornos virtuales de aprendizaje que de la informática? Luego de la reunión, comprendí que era precisamente por eso.
En ese encuentro, más que nada, se habló de una herramienta dedicada al aprendizaje, mientras se explicaban los objetivos y alcances del proyecto OLPC. Y cuando digo proyecto me disperso en un discurso que me obliga a dividir este blog en dos partes

PARTE 1. ESTOY HARTO…

Como ya conté más arriba fracasé al cultivar la paciencia (esto lo demuestra), tengo secos casi todos los plantines y los que quedan han sido atacados por la plaga “¿PSSTG?”.
Mientras me tomaba el tiempo necesario para pensar sobre lo ocurrido en la reunión de OLPC, recurrí en varias ocasiones al espacio institucional que dispuso Educ.ar para someter a discusión el tema y me encontré con varios gestos de feroz argentinidad, unidos bajo el constructivo lema:

No se de qué se trata, pero me opongo.

Stop.jpg

Donde el problema no es la oposición. Que alguien exprese una idea opuesta, diferente, que ofrezca una perspectiva distinta o contradictoria, es una actitud sana y constructiva, mientras se haga en términos adecuados y respetuosos de los demás, no necesariamente de sus ideas.

El problema es que bajo el manto de la discrepancia se abriga la estigmatización, el agravio y la estulticia. Para colmo, desinformada, porque los que la practican ni siquiera se han detenido a indagar de que se trata aquello sobre lo que disienten. Escucharon que parece, que tal vez, que sería mejor, que quizás..., y allá van.

Este asunto ya lo traté hace un tiempo atrás, cuando decía que “Nuestros nietos serán nuestros antepasados” y hoy lo encaro nuevamente porque es una cuestión que me inquieta sobremanera

Volviendo al espacio de que hablaba, si lo visitan, encontrarán un par de intervenciones tímidamente asertivas, seguidas de un conjunto de ellas desaprensivamente destructoras:

“…quizas sea un gran proyecto pero de esta manera no vamos a ningún lado…”,
“…cual es el proyecto…”,
“Estos equipos han sido desarrollados por una seudo empresa yankee…”
“…parar este proyecto que no tiene ningún sentido en la argentina 2007…”
“vayamos en contra del imperialismo antiyanqui” (¿?),
“…un proyecto que puede ser muy bueno, pero para la Argentina del 2030…”
“¿Para que las traen? si dsp los "chicos"(por no decir otra cosa) las van a tirar por ahi, las van a rayar, romper, jugaran al fulbo con la maquinas, pero como balon, las canjearan por drogas, o simplemente diran: che bolu, como le pongo el gta? uuu...no tiene gta. Esto es falta de esmero, estos chicos son el futuro.... el futuro muerto del pais…” (…) “... deberían colgar a todos los de arriba, parecen que traicionan a la patria con su curros y proyectos educativos......las ONG son horribles, no tendria que existir!”

Quise responder cada una de esas afirmaciones pero, no sé por qué cada vez que lo intenté me invadió la náusea.

Además que esto de colgar gente es poco novedoso, si uno es capaz de mantener la atención en la lectura hasta el final de cada intervención, verá que los argumentos son pertinentes, informados, certeros, apropiados, comprometidos, precisos, centrados en el tema que se discute, bien redactados y…, proferidos a escondidas bajo un seudónimo o un nombre de pila que no permite identificar al autor.
Si estos encapuchados quieren asignarse la representación de los docentes que se desloman en las aulas, es lógico que ellos se callen.

Estas “opiniones”, son las que nos tienen atrapados hace medio siglo en el mismo sitio, con un país que se desangra todos los días y con muchos talentos individuales que, gracias a “genios” como los opinantes, prefieren irse a trabajar a un lugar donde las ideas diferentes no sean una afrenta y el progreso no sea un pecado.

Eso sí, esos mismos que fueron obligados a partir, después son publicitados por sus logros. Un argentino hizo esto o aquello, descubrió tal cosa, diseño tal otra… Pero a esa exaltación jamás la he visto seguida de la pregunta ¿Por qué no lo habrá hecho acá?

Yo quería hablar de OLPC, pero como siempre, hay que perder tiempo y desviarse con otra cosa, por ejemplo con estos lúcidos que aceitan y le dan energía a la máquina de impedir de la que ellos, después, son los primeros en quejarse.

Retomando la idea inicial en el próximo blog, entonces, expondré mi opinión sobre OLPC.

PARTE 2: NO VAMOS HACIA EL FUTURO, EL FUTURO SE NOS VIENE ENCIMA.


07-11-2006 |

Estadisticas del recurso:

  • 41 comentarios

El Simposio pasó, la Educación Tecnológica continúa…

Finalizaba septiembre cuando en la virtualidad de este espacio y en la del intercambio por correo electrónico, nació un debate sobre omisiones legales y comenzó a gestarse un encuentro real, para poner de manifiesto la situación de la Educación Tecnológica en el marco del anteproyecto de la nueva ley educativa.

Poco más de treinta días fueron suficientes para organizar un encuentro nacional que se concretó los días 3 y 4 de noviembre con la participación de docentes, alumnos y especialistas provenientes de Córdoba, La Rioja, Santiago del Estero, Mendoza, Misiones, Buenos Aires , Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego, Salta, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Capital Federal. Quijote.jpg
Que en ese breve lapso se haya organizado la reunión de más de un centenar de docentes que se desplazaron hasta Buenos Aires por sus propios medios, pone de manifiesto la inquietud que generan las omisiones y confusiones presentes en el anteproyecto de ley, respecto del campo de la EDUCACIÓN TÉCNOLÓGICA.

El simposio tuvo como eje de trabajo el anteproyecto de ley y las propuestas de enmiendas, difundidas en todo el país por medio de una red espontánea que se originó a partir de la problemática planteada.

Además, en el encuentro se trabajaron temáticas sobre formación docente, el recorrido histórico de la Educación Tecnológica en el país, problemáticas de su enseñanza y aprendizaje, etc. También se presentaron experiencias de aula que ofrecieron un panorama sobre la tarea docente con alumnos de los niveles inicial, primario y medio.

El encuentro contó con la asistencia virtual de la gente de educ.ar, que al generar espacios como éste dinamiza las comunicaciones en un país tan extenso como el nuestro, y la presencia real de la Dra. Ana Recabarren, representante del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología que, a lo largo de muchas horas, presenció ponencias, participó en debates, registró propuestas y auscultó opiniones de los participantes.
Esta actitud, infrecuente en un funcionario de alto nivel, requiere un especial reconocimiento.

Durante el plenario general, se trabajó tomando como base la propuesta de enmiendas ampliándola con la participación directa de los allí los presentes, partiendo de la premisa que la Educación Tecnológica debe estar explícitamente incorporada en el texto de la nueva ley de manera extensiva y claramente diferenciada, superando las ambigüedades a partir de su asimilación a la Informática, las TIC´s, la tecnología educativa, la ciencia aplicada y la Educación Técnica.

Al nuevo documento se adjuntará un listado de firmas que adhieren a la propuesta, para elevarlo luego a las autoridades ministeriales y a la comisión de educación de la cámara de diputados.

Como propuesta adicional surgida del Simposio, se creará un portal en Internet a fin de disponer de una red nacional de docentes y de instituciones educativas de nivel superior que formulan ofertas en Educación Tecnológica donde se dispondrá de un espacio amplio para la integración, divulgación y consulta sobre las problemáticas de esta área educativa. También se esbozaron propuestas para nuevas jornadas y congresos a realizarse en diferentes provincias.

En definitiva, el Simposio demostró que la Educación Tecnológica está viva, que tiene identidad y que no acepta la marginación curricular en un sistema educativo regulado por una nueva ley que reconoce la relevancia de los desarrollos tecnológicos en la sociedad.

Por último, y como un mensaje exclusivo para quienes participaron del encuentro, apelamos a su generosidad para que omitan las desprolijidades organizativas. No fue fácil, los tiempos fueron escasos, el lugar no fue el más apropiado y para concretar la reunión, sólo se contó con la voluntad, el esfuerzo y los recursos económicos personales de los que allí estuvimos.

Para todos nosotros fue una oportunidad más para aprender sobre lo que aporta el trabajo común cuando se trata de construir una sociedad mejor.

Por las dudas…, la advertencia habitual, si este espacio existe ya saben..., es porque está.


20-10-2006 |

Estadisticas del recurso:

  • 6 comentarios

Tecnologías de la Disuasión

Punto casi final

En sucesivos blogs a lo largo de un año y medio he hablado de esquizofrenias, desajustes, ensaladas, guisos de fonda, confusiones, malentendidos, discursos paralelos, falta de escucha, remiendos, superposiciones, mutaciones. AUTISMOS EXTERIORIZADOS.
Confrontacion.jpg

Hoy, la realidad, es más elocuente y abrumadora que cualquiera de mis apelaciones y me exime de mayores comentarios. Ante ella y como siempre, quedan varios caminos: el suicidio, la indiferencia, el autismo propio o hacer lo que sugiere el gran filósofo contemporáneo Charlie García:

SAY NO MORE.

Y eso haré, creo que la contundencia del blog que precede me permite descansar en paz con la conciencia tranquila. Seguiré buscando en las aulas, algún rastro de vida.

Tal vez nos veremos en el Simposio, eventualmente pueden encontrarme en un espacio propio, donde puedo expresarme con mayor distensión, en www.baseuno.com/ldoval


19-10-2006 |

Estadisticas del recurso:

  • 42 comentarios

Proyecto "Estos vasitos de cumpleaños..."

Como docente del Área de Educación Tecnológica realicé esta experiencia con la idea de trabajar sobre la influencia de la tecnología en la vida humana y su influencia positiva o negativa sobre ella. Es indudable que hoy en día no hay aspectos de la vida humana que no estén influidos por el desarrollo tecnológico.


02-10-2005 |

Estadisticas del recurso:

  • 79 comentarios

Colón ¿Un proyecto exitoso basado en el error?

¿O una suma de certezas que conducen al éxito?

A partir de las revelaciones sobre San Martín, el invento de los inventores y otras comprobaciones por el estilo, los Sospechadores del barrio quedaron sensibilizados y cada fecha que se conmemora, los coloca en estado de alerta.

Consultan los manuales escolares y ven que los proyectos tecnológicos, como el de Colón, suenan bastante fáciles aunque estén cargados de dramatismo de telenovela.

Colón logró el apoyo financiero por parte de la Reina, sacó los presos de las cárceles, les garantizó pasaje de ida hasta la Indias, se consiguió tres carabelas y se hizo a la mar... Mar-avilloso.

Decidieron dejar de lado los manuales y, consultando otra bibliografía encontraron algunas respuestas y mucha controversia.
Comprobaron que en el último cuarto del siglo XV, el todavía pirata y condottieri (mercenario) Cristóforo Colombo, al servicio de la flota portuguesa, buscaba financiación para su proyecto “A las Indias sin escalas por la ruta de Occidente”. En Lisboa, La idea no era extraña pero Joseph Vizinho, astrónomo, matemático y uno los mejores geógrafos de la época, en la certeza de que la circunferencia terrestre era del orden de los 40.000 Km., aconsejaba la ruta del este rodeando África. Con la precisión de sus cálculos Vizinho dio por tierra con el proyecto del hombre de mar.

Don Cristóforo, hombre de horizontes amplios y lealtades estrechas, se alejó de los portugueses y se acercó a los Reyes Católicos, llevando un planeta con las medidas apropiadas a su proyecto: 25% más pequeño, con El Cipango (Japón) ubicado a la misma latitud que las Canarias y separado por unos 4.400 kilómetros de mar de las islas Azores, en lugar de los 19.600 que calculaban los portugueses.

Del huevo, ni hablar.
Aunque la corte le negara la posibilidad, finalmente, las Capitulaciones de Santa Fe por orden de la Corona, enviaron a Colón a las Indias Occidentales, donde, según él, hizo pie en octubre de 1492.

La realidad geográfica, los mapas de Vespucio, Magallanes y sucesores, los sistemas de medición LASER, los satélites, confirmaron y agregaron precisión a las estimaciones de Vizinho y demostraron que un error monumental puede ser la base de un éxito grandioso. Aunque nunca lo aceptó, Don Cristóforo estaba equivocado.
¿Estaba equivocado o tenía varias certezas ocultas? Un buen tecnólogo, no dice lo que sabe sino sólo lo que los otros necesitan saber. A partir de sus lecturas, los sospechadores dejaron instalados otros interrogantes:

¿Para que llevar presos si lo que necesitaba eran marineros? Los presos ¿Serían piratas?
¿Porque salir del puerto de Palos (más discreto, pero menos apropiado), cuando todo el trafico marítimo partía de Cádiz?
Las tres carabelas que nombran los manuales, parece que en realidad fueron una Carabela, una Carraca y una Nao.
¿Por qué al llegar a Canarias, Colón ordenó cambiar el velamen de "La niña"?
¿Por qué llevaba Colón una doble contabilidad, mejor dicho, dos cuadernos de bitácora?
¿Cómo medía la velocidad para saber lo que avanzaba cada día y cuánto le faltaba para llegar?
¿Tuvo alguna influencia en la corte católica que su nombre Cristóforo tuviera vinculación semántica con el cuerpo de Cristo y su apellido Colombo representara simbólicamente al Espíritu Santo?
El hecho de que la reconquista y unificación de España haya tenido lugar el mismo 1492, dejando sin tarea a miles de hombres que reclamaban tierras a cambio de los servicios prestados a la Corona, y que no tenían reparos en sacar la espada para obtenerlas ¿Habrá tenido alguna influencia en las decisiones reales?
Muchos interrogantes, muy desordenados.

La búsqueda los llevó de cabeza al Proyecto Conquista Otro proyecto exitoso basado en el error... ¿y van?
Todavía están allí, enfrascados en la lectura y por cada respuesta encuentran dos o tres preguntas nuevas.
Si se arriesga a dejar el manual por un rato, de aquí al 12 de octubre, puede plantear a sus alumnos un proyecto que, como el de San Martín, conduce por muchos senderos, hacia los paisajes que suelen quedar en la sombra del edificio de la escuela.


28-04-2005 |

Estadisticas del recurso:

  • 73 comentarios

¿SAN MARTÍN CRUZÓ LOS ANDES? Me resisto a creerlo.

Como ya relaté en diálogos anteriores, en los suburbios de los que provengo impera una forma de razonamiento poco usual y algo refractaria a las categorizaciones. Algunos la relacionan con el agnosticismo (una forma especializada del “escepticismo”), hay quienes dicen que no califica más que para el “escepticismo psicológico” que portan las personas de temperamento inseguro y dubitativo; y otros, seguramente para sentirse importantes, hablan del “escepticismo filosófico”, postura intelectual que resulta de examinar argumentos respecto de alguna cuestión y, en la imposibilidad de tomar una decisión, sin juzgar, decide mantenerse en el territorio de la duda. Más allá de la forma en que los Sospechadores del Barrio organizan la estructura del mundo, una tarde cualquiera, en ese terreno resbaladizo se introdujo la figura de José de San Martín.


08-03-2005 |

Estadisticas del recurso:

  • 52 comentarios

Para comenzar el diálogo

Hablar de Tecnología en el ámbito educativo no es, en este momento, un tema novedoso. Es más, debe ser una de las palabras más utilizadas hoy en día. A qué se alude con ella cuando se la emplea, esa es toda otra cuestión.

Si en ambientes educativos, independientemente del nivel de que se trate, se lanza la pregunta ¿Qué es la Tecnología?, superado el tiempo de las evasivas y repreguntas que se suele utilizar para acomodar los esquemas mentales, la abrumadora mayoría de las respuestas aluden al campo de la informática y las comunicaciones, le siguen luego las referidas a diversos tipos de especialidades de la técnica y, sólo ocasionalmente, se logra alguna respuesta que identifique el término con el área de conocimiento que hace unos diez años, con la insinuación nominativa de “Capitulo de Tecnología”, introdujo la Reforma Educativa en los Contenidos Básicos Comunes de todos los niveles de enseñanza escolar y en los de la Formación Docente de Grado. Mucho más lejos todavía está la concepción de Tecnología como un elemento integrante de la cultura en grupos sociales específicos.