El portal educativo del Estado argentino

 
 

Se reunieron en Brasil los delegados técnicos del Proyecto OLPC por Latinoamérica

El 3 y 4 de febrero se realizó en la Universidad Federal de Fluminense, Brasil, una reunión de los equipos técnicos de los países de América Latina que participan del proyecto Una computadora por niño / OLPC. Daniel Collico Savio, coordinador de Tecnología de educ.ar, participó del evento y nos relata lo acontecido.

El puente de Niterói

Museo de Arte ContemporáneoNiterói está situada al este de Río de Janeiro, cruzando la bahía de Guanabara. Posee dos íconos: el puente que atraviesa la bahía a lo largo de trece kilómetros –previsiblemente: o maior do mundo- y el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), de Niemeyer, una especie de ovni repleto de arte local, que además alberga en estos días una buena tajada de las estatuas griegas del museo Pergamon, de Berlín. A un par de cuadras del MAC, en la Universidad Federal de Fluminense, tuvo lugar a fines de la semana pasada la reunión de los delegados técnicos de los países latinoamericanos del proyecto Una computadora por niño / OLPC, esto es: Brasil, Uruguay y la Argentina.

No es fácil llegar al edificio de la conferencia. El único camino desde el aeropuerto de Río es el mencionado puente, cuya construcción fue un proyecto visionario entre el gobierno brasileño y el inglés, lanzado en 1968 durante la visita de la reina Isabel II. Sin él, ir de Río de Janeiro a Niterói implicaría recorrer unos 200 km, y la bahía estaría atestada de ferrys: eso era lo que ocurría en la década del 60. La aceptación ahora es tal que la gente lo llama "o ponte" a secas, a pesar de los embotellamientos y de la tarifa de 4 reales por auto. Los cariocas saben que el puente de Niterói era, finalmente, la única solución posible.

En la primera jornada de la conferencia, cada país hizo un resumen de su situación frente a OLPC. Brasil estableció sus prioridades: que el dispositivo provoque un cambio educativo, que este cambio ocurra sin exigencias fuera del presupuesto, y que la industria brasileña tenga parte activa en la construcción del dispositivo. A la vez hizo hincapié en que el dispositivo "no es lo más importante", dando idea de un espacio posible fuera de OLPC. Finalmente esbozó la idea de sus pruebas piloto, en escuelas de tamaño y ubicación muy variada. Para citar un ejemplo de este universo, la escuela de San Pablo que será destino del primer test "caliente" tiene unos dos mil alumnos distribuidos en asombrosos cuatro turnos.

Uruguay dejó en claro su número y sus fechas: 600 mil alumnos, claro apoyo tecnológico para el testing y cierta reticencia para implementar el proyecto antes del 2009. La Argentina tenía su posición establecida en reuniones previas, avanzando hacia una prueba piloto con unas 500 máquinas, cerca de su propio testeo técnico y consciente de que la conexión a internet es una rareza en sus escuelas. Tras estas precisiones regionales habló Marcelo Zuffo (ex Media Lab, ahora en la Universidad de San Pablo), en una situación personal muy particular: el día anterior había sufrido un asalto en San Pablo. Zuffo afirmó que la única salida para los países latinoamericanos es esta clase de educación, disruptiva, colaborativa y con escasa intermediación.

Michael Bletsas revela la nueva fuente de alimentación del próximo prototipoA continuación se presentaron David Cavallo y Michael Bletsas, por la OLPC. La presencia de Bletsas se explica porque buena parte del éxito de OLPC descansa en que las máquinas, en su modo colectivo, se comuniquen en forma "mesh". Si una red inalámbrica convencional como Wi-Fi o Wi-Max significa un access point caro, cierta velocidad de acceso, cobertura predecible y control de una jerarquía de red superior, mesh significa lo contrario: una buena solución de compromiso, tal vez de menores prestaciones pero de muchísimo menor consumo. "Para estos chicos, unos cientos de bits cada tanto es mejor que cero", fue la frase. Y es que en la mayoría de los países involucrados la conectividad es cero, la energía eléctrica es una rareza, y el mesh sería la solución, no sólo para compartir aplicaciones (de nuevo el asunto de la colaboración) sino que basta con que sólo una máquina se conecte a internet para que sea el puente a las otras.

Si se quiere, el ánimo colaborativo del proyecto tiene su contraparte tecnológica en la naturaleza del mesh. Tanto David como Michael hicieron hincapié en la condición de prototipo de la XO y repasaron algunas de las hipótesis: no es una laptop, se está aún en etapa de mejora, los tests son indispensables. Ambos se mostraron extraordinariamente abiertos a las preguntas y aun a las críticas. Bletsas levantó la apuesta: comentó exactamente cuáles eran los puntos débiles del prototipo. Su frase fue: "Les cuento qué se va a romper primero: el monitor y las antenas. El monitor será un problema, y las antenas las arreglarán los propios chicos". Detalló qué se está haciendo en cada caso, y cuáles eran los ahorros económicos que se están persiguiendo (se han descartado los paneles solares por caros, hay una mejora en los chips, hay un presupuesto destinado a reciclaje, etc.).

Hubo un repaso rápido de la fundamentación educacional y colaborativa del proyecto. "No hay pencil lab para aprender a dibujar, no hay talking lab para hablar… por qué debería haber un laboratorio de PC?" Se habló de cuáles son los drivers fundamentales del proyecto, como la no disminución del precio de la PC a lo largo de los últimos treinta años, o la inexistencia de una tecnología móvil universal y a precios razonables. En efecto, si se comparan las tecnologías wireless (3G, Wi-Max, Wi-Fi, etc.) ninguna cumple los cinco objetivos simultáneos de calidad de servicio, cobertura, movilidad, data rate y precio. De ahí la necesidad de crear "el mejor mesh posible" para OLPC, dentro de todas las posibilidades que existen, y aun sabiendo que el dispositivo XO cuenta con Wi-Fi.

Como contexto, y tras dar cuenta de los éxitos de OLPC en materia de desarrollo de HW abierto y de diseño, se habló de los siguientes puntos por resolver. En primer lugar, la fuente de energía adicional vendrá de un diseño de kite surfers -unas bandas elásticas del tipo Charles Atlas-. En apariencia ya no hay tiempo para experimentar con manivelas, que requieren excesivas fuerzas de torsión sobre la XO. En segundo lugar, se trata de hacer más eficiente y menos disipativa la conexión entre el chip y el resto del motherboard, tomando ideas de la industria celular. Finalmente, se está experimentando con interfaces más amigables, como la notable Linux Pepper, que pude apreciar personalmente en la máquina de Michael. Esta versión contiene un navegador Ópera, vinculación con Wikipedia y otras facilidades.

En resumen, los tres países pasarán el mes de febrero analizando la cuestión del mesh. Se hizo un especial hincapié en que los tests son viables si se "congelan" algunas variables. Se pidió mantener la misma versión de firmware para todas las máquinas, utilizar la misma disposición geográfica, se especificó la orientación de antenas necesaria, y habrá que evaluar la influencia de objetos interpuestos. Para dar una idea de esto, la conectividad llega a depender también del nivel de batería con que cuente el XO en un momento dado.

Se confirmó la necesidad de concluir el testeo técnico antes de la prueba en el campo educativo. En suma, el testeo técnico será en febrero y marzo, en ocho laboratorios de la región. Por Uruguay, el LATU; por Argentina, Exactas (con eventual soporte ofrecido por parte de vendors), y por Brasil, las universidades federales de Sao Paulo, Río Grande do Sul, Brasilia, Fluminense, UFPB y UFAM.

Daniel Collico Savio en el testeo de laptos en la Universidad de FluminenseEl segundo día hubo menos disertación y más experimentación con los prototipos XO, tanto en aplicaciones como en la verificación en la interfaz Linux de cómo se iban conectando las máquinas. Esto último aconteció al principio en modo Wi-Fi y leyendo los parámetros de conexión en Linux. Finalmente se logró la conexión al modo mesh, con alguna dificultad en medio. No se pudo navegar por internet vía mesh –esto es, además del mesh establecido, una de las máquinas debía poder acceder a internet y servir de puente al resto-. A pesar de esto, quedó la sensación de que estas dificultades eran solucionables en el corto plazo, tal como se han resuelto satisfactoriamente aspectos de HW y de diseño en el pasado.

El testeo de Brasil será el más consistente, por el mayor número de XOs involucradas, pero también el más lento, por la posible diversidad de criterio entre universidades. A la vez Brasil tiene 50 veces más alumnos que Uruguay, y 10 veces más que la Argentina: esto marca una asimetría frente al resto de los países. El diálogo con Brasil –como en tantos otros aspectos- es una necesidad indiscutible, para tomar ventaja de un proyecto a gran escala que permita ahorrar costos en la Argentina.

Charlando en una cena con mi par de la Universidad de Brasilia (PhD en Japón y devenido principal inquisidor de Bletsas), su comentario fue: "Esta gente (por OLPC) puede solucionar los problemas técnicos como el mesh… pero ¿seremos capaces nosotros, los tecnólogos, de transmitir su entusiasmo a los gobiernos?".

Y tal vez sea así, tal vez haya que dar estos saltos tecnológicos como quien construye un puente insólito a lo largo de una bahía, como quien intuye que el atajo es la única salida para llegar a tiempo. Así tal vez ocurra, y el convencimiento irá surgiendo entre los educadores, los tecnólogos y quienes toman las decisiones, con el mismo espíritu con que cuarenta años atrás se construyó el puente de Niterói.


2 Comentarios

  1. Rosamel Norma Ramirez Mendez. Diciembre 21, 2008 13:30

    Estoy busc Tengo amplia experiencia como docente titulada, y fui nominada para concurrir a Boston, por mi participación en la lista OLPC-su, lo cual no se dio por escasés de tiempo.
    Mi blogedu es Experiencias pedagógico didácticas en Uruguay, lo encuentran en Google.
    Espero ser tenida en cuenta
    Atte. Mtra.Rosamel Ramirez-Uruguay

  2. lilita. Marzo 30, 2009 10:21

    Alguien me puede explicar lo de Argentina. Dónde se llevan a cabo las experiencias? Hay resultados? Cuál es el programa a futuro?