El portal educativo del Estado argentino

 
 

Propuestas para trabajar en las escuelas primarias

Presentamos un material elaborado por el Programa Educación y Memoria de la Subsecretaría de Equidad y Calidad Educativa del Ministerio de Educación de Nación.

El 2 de abril es una fecha que abre sentidos diversos y contradictorios sobre el tema Malvinas. Por un lado, reactualiza el inclaudicable reclamo de la soberanía argentina en las islas y, por otro lado, recuerda el comienzo de la guerra de 1982, desarrollada en el contexto del terrorismo de Estado. Es decir que se recuerda una causa justa llevada adelante por un gobierno dictatorial, se recuerda una guerra que costó la vida de muchos jóvenes argentinos.

Para trabajar la imagen

veteranos2

Sugerimos que los estudiantes observen la imagen del afiche y describan lo que ven allí.

¿Quiénes son los que están en la imagen? ¿Cómo están vestidos? ¿Qué edad tienen? ¿Dónde están? ¿Qué expresión tienen sus rostros?

¿Qué están haciendo? ¿Cómo se vinculan entre sí? ¿Qué imaginan que están pensando?

La Carta del maestro soldado Julio Cao

carta

Descargar imagen

Fragmento de la carta que el maestro Julio Cao, combatiente en Malvinas, envió a sus alumnos desde las islas. Cao cayó en combate durante la guerra. Su historia, de maestro y de soldado, invita a pensar en cómo el reclamo de la soberanía argentina en Malvinas implica una tarea simultánea: la construcción de vínculos democráticos y la reconstrucción de la patria.

“QUERIDOS ALUMNOS DE 3° B:

No hemos tenido tiempo para despedirnos y esto me tuvo preocupado muchas noches aquí en Las Malvinas, donde me encuentro cumpliendo mi deber de soldado: defender nuestra bandera. Espero que ustedes no se preocupen mucho por mí porque muy pronto vamos a estar juntos nuevamente y vamos a cerrar los ojos y nos vamos a subir a nuestro inmenso Cóndor y le vamos a decir que nos lleve a todos al ‘país de los cuentos’ que, como ustedes saben, queda muy cerca de Las Malvinas y ahora, como el maestro conoce muy bien las islas, no nos vamos a perder. Ahora sólo le pido a Dios volver pronto con ustedes. Muchos cariños de su maestro que nunca los olvida”.

Julio Cao nació en Ramos Mejía, en la provincia de Buenos Aires, el 18 de enero de 1961. Hizo el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Infantería 3, de La Tablada. Siempre quiso enseñar, por eso hizo el magisterio en Ciudad Evita. Después del servicio militar, se casó con Clara Barrios y empezó a dar clases en la escuela N° 32, de Gregorio de Laferrere. Pero cuando empezó la guerra se anotó como voluntario. Para ese momento Clara estaba embarazada. Julio Cao murió el 10 de junio en las cercanías de Monte Longdon. Su hija, Julia María, nació el 26 de agosto, así que nunca se conocieron.

La historia de Julio Cao reúne dos aspectos centrales en la conformación de la Argentina moderna: el papel del servicio militar obligatorio y de la educación pública en la formación de los ciudadanos y en la transmisión de valores e ideas relativos a la Nación. Cuando Julio hizo la conscripción, el servicio militar obligatorio tenía varias décadas de vigencia: el gobierno nacional lo había implementado en 1904. A principios del siglo XX se pretendía dar cohesión a la nueva república, reforzar el papel del Estado e inculcar una serie de valores nacionales y sociales a los jóvenes.

La escuela pública desempeñó un papel central en este mismo proceso. La pertenencia a la Nación se construyó a partir de una historia basada en las efemérides y el culto por los símbolos patrios. Los niños que se escolarizaban recibían de este modo una educación que constituía una verdadera religión cívica.

Julio Cao, como miles de otros jóvenes, fue hijo de este sistema. Por eso en su carta lo explica con sencillez: tanto ser soldado como maestro, en 1982, eran “misiones” de un ciudadano. Julio, sin embargo, distinguía una de la otra: “No sabe –le escribió a su directora-- cuanto deseo volverme a encontrar frente al grado cumpliendo esa misión mucho más gratificante y provechosa que la que tengo encomendada”.

Sugerimos leer el fragmento de la carta del maestro y soldado Julio Cao y proponerle a los alumnos que la respondan desde las inquietudes que genera el acontecimiento de la guerra de Malvinas: ¿Qué le preguntarían sobre la guerra, sobre Malvinas, sobre sus compañeros de trinchera? ¿Qué le contarían sobre sus propias vidas?

Para discutir: con la ayuda de los maestros, pensemos qué aspectos de la vida de los soldados argentinos en las Malvinas podemos aprender escuchando esta carta. Imaginemos cómo habrá sido recibida la carta del maestro desde Malvinas. Para hacerlo, preguntémosle a personas mayores que hayan vivido en esa época cómo pasaron los días que duró la guerra de Malvinas.

veteranojulioJulio Cao, ¿podría ser alguno de los soldados de esta fotografía? ¿Qué les parece? Justifiquen su respuesta.


Para investigar

Malvinas es una presencia viva en la mayor parte del territorio argentino. En buena parte de las provincias y los pueblos hay monumentos que recuerdan esta causa, agrupaciones de ex combatientes, calles, barrios y negocios que se llaman Malvinas Argentinas.

Sugerimos que los alumnos investiguen si en el lugar a donde viven hay barrios que lleven el nombre Malvinas, calles con los nombres de los caídos, monumentos en plazas, plaquetas, estatuas, museos, etc. A partir de eso pueden hacer un relevamiento fotográfico de esos lugares y una descripción de lo que han encontrado.

Además, pueden realizar una pequeña investigación sobre esos lugares. ¿Desde cuándo existen? ¿Quién los construyó? ¿Hubo acuerdo para hacerlo? ¿Cuándo y cómo se inauguraron? ¿Qué saben los vecinos sobre eso? En el caso de ser monumentos: ¿Qué forma tienen? ¿Cómo aparecen representados los soldados o las islas? ¿Qué otras cosas hay en el monumento?


18 Comentarios

  1. FERNANDO MEZA. Marzo 30, 2011 03:16

    Conmovedora historia del maestro-soldado argentino Julio Cao, la cual desconocía por completo. Es lo que en México damos por llamar HÉROE DESCONOCIDO.
    Soy maestro en Monterrey desde hace muchos años y claro está que mis alumnos conocerán del señor Cao. HONOR A QUIEN HONOR MERECE.
    Estoy buscando como contactar con escuelas primarias públicas argentinas para establecer comunicación entre mis alumnos y escuelas con similares argentinos e intercambiar ideas con colegas para enriquecer mi quehacer docente. Agradecería contactaran mail con fernandomezardz@hotmail.com.
    Saludos a la admirada comunidad educativa argentina.
    Atte. Profr. Fernando Meza.

  2. ENRIQUE. Marzo 30, 2011 15:33

    Yo estoy de acuerdo con lo que manifiesta Fernando Meza. Ahora que se acerca un día tan importante en donde hay que recordar a todos los que dieron su "vida", por la Patria, los que son realmente Veteranos de Guerra, habría que recordarlos siempre imponiendo el nombre de JULIO CAO, quién aparte era docente en algún lugar de la Escuela, donde enseñaba.Que Dios lo tenga en la "gloria".

  3. ENRIQUE. Marzo 30, 2011 15:34

    Yo estoy de acuerdo con lo que manifiesta Fernando Meza. Ahora que se acerca un día tan importante en donde hay que recordar a todos los que dieron su "vida", por la Patria, los que son realmente Veteranos de Guerra, habría que recordarlos siempre imponiendo el nombre de JULIO CAO, quién aparte era docente en algún lugar de la Escuela, donde enseñaba.Que Dios lo tenga en la "gloria".

  4. ENRIQUE. Marzo 30, 2011 15:34

    Yo estoy de acuerdo con lo que manifiesta Fernando Meza. Ahora que se acerca un día tan importante en donde hay que recordar a todos los que dieron su "vida", por la Patria, los que son realmente Veteranos de Guerra, habría que recordarlos siempre imponiendo el nombre de JULIO CAO, quién aparte era docente en algún lugar de la Escuela, donde enseñaba.Que Dios lo tenga en la "gloria".

  5. María. Marzo 30, 2011 22:04

    Me parece muy interesante el material. Es bárbaro que docentes de esta época se sigan interesando por mantener viva la historia, eso los reivindica como protagonistas esenciales en la formación de un país.. hacer memoria para saber de donde venimos los argentinos. Muchas gracias!!

  6. ROSANA. Marzo 30, 2011 22:53

    Cada día que llega el 2 de abril siento indignación con todas aquellas personas que de una u otra forma mostraron siempre indiferencia hacia nuestros héroes.Los locos de la guerra como se los tildó, que tuvieron que formar grupos de veteranos y luchar y luchar para que le reconocieran una pensión y ojalá les hubieran dado su casa como es en otros países.
    En el 2009 se hizo en Cba una muestra de las cruces que custodiaron nuestro cementerio en Malvinas las cuales fueron cambiadas por otras y un grupo de madres las trajeron,la sensación que se siente es tan triste que no dejo de pensar en esas caritas de chicos de 18 años.Por ellos mi mayor respeto y agradecimiento porque ellos sí que hicieron Patria

  7. Ariel. Marzo 31, 2011 11:23

    ¡¡¡gracias EDUCAR!!! MUCHAS GRACIAS, ES LA PÁG. MÁS HERMOSA QUE CONOCÍ, DESDE QUE TE DESCUBRÍ ME ENCANTA SER DOCENTE, por que puedo enseñar a los niños las cosas que me parecen sumamente importantes para su formación como personas libres y amantes de su patria!!!MUCHAS GRACIAS!!!

  8. vanesa. Marzo 31, 2011 18:26

    muchas gracias, es muy gratificante poder trabajar y sentirse ayudado

  9. nancy. Marzo 31, 2011 21:54


    ¡gracias educ.ar! Por permitir que nuestra historia permanezca viva. Por recordar a cada uno de los combatientes voluntarios o no que defendieron nuestra soberanía. De redordar cuánto tiempo tardaron los gobernantes en reconocer la valentía y el esfuerzo con que lo hicieron; y de las penurias que les hicieron pasar. Debemos continuar concientizando a nuestros niños que las guerras no conducen a nada ...

  10. José Orlando Poblete. Marzo 31, 2011 22:23

    Estimados amigos de EDUCAR, excelente material para compartir. Seguro que lo voy a estar trabajando con mis alumnos.
    Es importante resaltar y mantener siempre la memoria en estos verdaderos heroes, que con su corta edad se hicieron martires.
    Por otra parte, Fernando mi mail es joseopoblete@educ.ar soy docente de informática en mendoza y me gustaria que mis alumnos pudieran intercambiar información con los tuyos.
    Espero que sigamos en contacto.
    Saludos desde Lavalle, Mendoza.

  11. belen . Abril 1, 2011 14:25

    hola queria saber como abran pasado la guerra

  12. Laura. Abril 2, 2011 06:59

    Les recomiendo ENTRAR A LA IMAGEN DE LA CARTA y comprobaran que tiene fragmentos muy valiosos que han sido omitidos en la transcripción. Me pregunto porqué extrajeron una parte significativa... los sueños del maestro... el recuerdo de sus alumnos...
    Por otra parte, si bien considero importante enseñar a nuestros niños que en la vida existen hechos muy tristes, que la muerte debe tomarse como hecho natural,que la guerra no es un videojuego donde mato y me matan con indiferencia. No me creo capaz de presentar esta carta a mis alumnos, personalmente me llena de tanta tristeza, tan honda... que lo voy a pensar pero no creo poder hacerlo.
    Laura, de Rosario

  13. Yesica. Abril 2, 2011 12:10

    Lamentablemente todavía algunos padres no quieren que sus hijos sepan ALGUNAS COSAS. El año pasado mandé para que lean en casa una carta de un ex combatiente que no decía NADA DEL OTRO MUNDO.. tuve padres en la puerta del cole al día siguiente, lo mismo les pasó este año a algunos compañeros con el día de la memoria..
    Lástima, está muy linda la carta del maestro...

  14. Laura. Abril 2, 2011 15:14

    Hoy es 2 de abril y nos encontramos con Lourdes preparando una planificacion, contenido 2 de Abril... habíamos decidido trabajar desde lengua la carta del maestro Cao...
    aunque todavia no somos docentes en ejercicio(nos estamos preparando)creo que no olvidaremos todo lo vivimos este día, aunque tengamos el día de mañana "padres en la puerta", no dejaremos de rendir nuestro más sincero homenaje a los Héroes, a los Grandes, a los mal llamados "chicos de la guerra" ... porque creo que no podemos dejar de recordarlos, por su entrega y sacrificio.

  15. karina. Abril 3, 2011 14:15

    Conocía está carta, pero la versión completa.
    En el diario La Nación (edición digital) se publicó la misma incluyendo la carta enviada a la directora. Imperdible!!
    Lamento que todavía existan en nuestro país personas que niegan la realidad y niegan la posibilidad de conocer a sus hijos.
    Colegas no bajen los brazos!!

  16. Bibiana. Abril 6, 2011 17:46

    Soy docente de una escuela primaria de La Pampa. LLegando el 2 de abril, como docente del segundo ciclo,de Ciencias, debía trabajar con los alumnos, el tema.
    Después de leer la carta del ex-Combatiente y posterior reflexión con mis alumnos, decidí proponerles: Que indaguen : "sobre alguna vivencia de familiares o vecinios, durante el tiempo del conflicto".
    Las respuestas de la familias (90 en total) fue tan, pero tan gratificante, que no podía creer lo que esta vivendo.Gracias a todos ellos.
    Quiero contar una de las tantas vivencias: La tía de uno de mis alumnos siendo pequeña escribía cartas a los soldados de Malvinas, una de ella tuvo remitente con nombre y apellido. Así fue que la carta por un tiempo fue su comunicación con aquell soldado.
    Pasó el tiempo, cada uno con su vida, ella creció, estudió,...y nunca más supo de él. Cuando su sobrino le comenta la tarea que le encomendó la seño, ella le escribe la historia (porque lo debían hacer por escrito cada familia) y en ese momento se les ocurrió buscarlo por Facebook, a los pocos minutos alguien del otro lado dice " DESPUÉS DE 29 AÑOS VOLVEMOS A ENCONTRARNOS", era aquel soldado que ella le escribía cuando era pequeña. Lloré de la emoción.

  17. Diego. Marzo 26, 2012 22:14

    Me emocioné mucho leyendo los comentarios, así también con la historia del soldado. Me llena de indignación como a ustedes, lo que vivieron nuestros jóvenes; les quitamos como país todo lo que tenían. Y a los que sobrevivieron, los ignoramos, los marginamos, les quitamos la mano y les dimos la espalda.

    Estoy convencido que esta gente tendría que tener una casa y todas sus necesidades cubiertas de por vida. Nada va a poder cambiar lo que vivieron, pero creo que reconocer lo que hicieron es lo único que puede sanar el alma herida por tantos recuerdos.

    No nos callemos, no bajen su voz, que los más pequeños lo sepan, este pueblo no nació ayer, necesitamos aprender de nuestra historia.

  18. Valeria. Marzo 29, 2012 23:51

    Recuerdo que era pequeña, cuando iba con mis padres a la estación de trenes a ver a los soldados que pasaban por mi pueblo y que iban a la guerra. Para mi era un gran acontecimiento ir a llevarles algún alimento y saludarlos. Toda una alegría. Hoy siendo ya una mujer y comprendiendo lo sucedido, recuerdo a los soldados de mi patria con la sonrisa de niña y una lágrima en mi corazón de mujer. Mi más sentido homenaje a todos ellos.